DeSantis apunta al distrito Reedy Creek de Disney World en una sesión especial

·9  min de lectura

Al intensificar su guerra cultural con Walt Disney Co., el gobernador republicano Ron DeSantis amplió la sesión especial de la Legislatura que comenzó el martes para considerar eliminar el Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek que gobierna de forma independiente gran parte de Walt Disney World.

Pero los demócratas, los expertos legales e incluso un análisis del personal del proyecto de ley republicano presentado más tarde ese mismo día sugirieron que la disolución total del distrito no sería posible sin un referéndum en los municipios que Disney controla firmemente.

Eso no detuvo una acción rápida sobre la medida. Apenas unas horas más tarde, pasó a lo largo de las líneas partidarias 14-7 del Comité de Asuntos Estatales de la Cámara.

DeSantis dijo que también quiere eliminar la excepción que Disney recibió de la Legislatura de la llamada ley Big Tech que permitiría a las personas demandar a las empresas de redes sociales como Facebook o Twitter si son censuradas. Esa ley ha sido bloqueada por un juez federal.

“Anuncio hoy que estamos ampliando la convocatoria de lo que van a considerar esta semana”, dijo DeSantis en The Villages. “Y entonces, sí, considerarán su mapa del Congreso. Pero también considerarán la terminación de todos los distritos especiales que se promulgaron en Florida antes de 1968. Y eso incluye el Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek”.

El anuncio de DeSantis es una nueva e importante salva en su disputa con Disney por el llamado proyecto de ley “no digas gay”, al que se opuso el director ejecutivo de Disney, Bob Chapek, después de que la Legislatura lo aprobara el mes pasado. Chapek dijo que la compañía estaba pausando sus contribuciones políticas en el estado y trabajaría para oponerse a proyectos de ley similares en otros estados.

Los representantes de Disney no respondieron a una solicitud de comentarios.

La senadora estatal Linda Stewart, demócrata de Orlando, dijo que el impacto en los condados de Orange y Osceola podría ser inmenso.

“Reedy Creek ha estado haciendo todo”, dijo Stewart. “El departamento de bomberos ha estado pagando por toda esa infraestructura. Y si se llevan a Reedy Creek, esa responsabilidad va a ir a un gobierno. Y al gobierno no se le va a reembolsar por lo que tiene que recoger y cuidar”.

Los proyectos de ley presentados el martes abordaron tanto la derogación de los distritos de mejoras especiales antes de 1968 como la eliminación de la división de Big Tech para los parques temáticos, que también incluye a Universal desde que NBC/Universal lanzó el canal de transmisión Peacock.

El plan original

DeSantis originalmente convocó la sesión especial, que está programada para realizarse hasta viernes si es necesario, para que la Legislatura revise y apruebe un mapa que presentó que elimina un distrito del Congreso predominantemente negro en el norte de Florida y crea cuatro nuevos distritos favorables a los republicanos.

El gobernador apunta a Disney como una “distracción para desviar la atención de todos de eliminar los distritos negros del Congreso, incluido uno en Florida Central”, dijo la representante estatal demócrata Anna Eskamani de Orlando. “Claramente está apuntando a una compañía que a nadie le importaba hasta que Disney habló. Y en lugar de crear calma y colaboración, está creando caos”.

En cuanto a enmendar el proyecto de ley Big Tech, que ha sido declarado inconstitucional y está siendo apelado ante el Tribunal de Apelaciones del 11° Circuito, Eskamani dijo que era otro ejemplo de “más dinero público que se desperdicia en leyes inconstitucionales”.

El comité judicial de la Cámara de Representantes lo aprobó el martes con una votación de 13 a 6.

Reedy Creek cubre alrededor de 25,000 acres en los condados de Orange y Osceola. Supervisa los usos de la tierra y la protección ambiental; construcción y mantenimiento de carreteras y puentes; y la prestación de servicios públicos esenciales, incluidos los servicios de bomberos/rescate, agua potable, alcantarillado y recolección de basura, entre otras funciones típicamente gubernamentales. El Condado de Orange brinda protección de la Oficina del Sheriff.

El representante demócrata Carlos Guillermo Smith de Orlando dijo que él y otros demócratas del área de Orlando visitaron Disney la semana pasada y hablaron con funcionarios de Reedy Creek.

“Les pregunté si habían escuchado algo de la Oficina del Gobernador o de los legisladores republicanos sobre cualquier cambio en el distrito de mejora especial”, dijo. “Ni pío. No habían recibido una sola llamada telefónica, correo electrónico o comunicación de la oficina del gobernador. Esto es totalmente de la nada”.

Smith dijo que era “una retribución y un castigo político” por el hecho de que Disney hablara en contra del gobernador sobre la ley “no digas gay”.

El análisis del proyecto de ley no proporciona una medida del impacto económico total de derogar Reedy Creek, dijo. “Puede costar miles de empleos, empleos sindicales, que son buenos empleos. ¿Qué vamos a hacer con las inundaciones? ¿Qué vamos a hacer con la central eléctrica? ¿Qué vamos a hacer con los bomberos y rescate? Todas estas son preguntas pendientes para las que nadie tiene la respuesta porque nada de esto se notó”.

Smith también dijo que solo los miembros de un distrito especial pueden abolirlo. “La Legislatura no parece tener la autoridad para hacer esto sin el aporte y el voto de los electores de Reedy Creek”, dijo.

‘Una bola de cera desordenada’

Richard Foglesong, un profesor jubilado de Rollins College que literalmente escribió el libro sobre Reedy Creek, “Married to the Mouse”, dijo que abolirlo sería aún más difícil debido a que los dos municipios controlados por Disney se crearon al mismo tiempo.

“Los poderes ejecutados por el distrito de mejoramiento de Reedy Creek se otorgaron a las dos ciudades, Bay Lake y Lake Buena Vista”, dijo Foglesong. “...Hay que atender las facultades otorgadas a los municipios para quitarles esas facultades. Y eso es una bola de cera desordenada”.

Los dos pueblos tienen una población de apenas dos dígitos, todos empleados leales a Disney. Disney también controla la Comisión Reedy Creek como único propietario. Tratar con esa realidad, dijo Foglesong, es “un eje para lograr lo que [los legisladores] quieren hacer”.

Un análisis del personal del Senado pareció estar de acuerdo, y escribió que la disolución de un distrito independiente está “sujeta a la aprobación por mayoría de votos de los residentes o propietarios del distrito”.

Eso parece darle a Disney la capacidad de bloquear el intento de la Legislatura de disolver Reedy Creek.

Pero David Ramba, director ejecutivo de la Asociación de Distritos Especiales de Florida, dijo que cree que Reedy Creek podría abolirse sin un referéndum bajo una interpretación diferente de la ley estatal.

El impacto financiero tanto para Disney como para el gobierno local si se disolviera Reedy Creek sería difícil de estimar, dijo Michael Rinaldi, jefe de Calificaciones del gobierno local de EE. UU. para la firma de análisis crediticio Fitch Ratings.

“El fondo general y los presupuestos de servicios públicos de RCID son de aproximadamente $120 millones y $125 millones, respectivamente”, dijo Rinaldi, y agregó que sus deudas pendientes son de aproximadamente $900 millones. “En este momento, no está claro cómo se trataría la deuda si se disuelve RCID”.

El análisis del personal del Senado establece que, “a menos que la ley u ordenanza disponga lo contrario”, cuando un distrito especial se disuelve, todos sus bienes se transferirán al gobierno local, ya sea la ciudad o el condado, “que también asumirá todo el endeudamiento del distrito especial preexistente”.

El alcalde del condado de Orange, Jerry Demings, dijo que el condado estaba “supervisando la sesión especial en Tallahassee, particularmente en lo que respecta a los cambios de costos no financiados a los gobiernos locales. Esperaremos cualquier acción legislativa final antes de ofrecer más comentarios”.

La comisionada del condado de Orange, Nicole Wilson, cuyo distrito oeste de Orange incluye propiedades de Disney, elogió la comunicación de Reedy Creek con el condado, sus servicios de ingeniería y planificación, y su administración de la tierra.

“Simplemente creo que lo que están escuchando es un extraño teatro político”, dijo Wilson. “Veremos qué trae”.

El martes un portavoz del condado de Osceola se negó a comentar.

Otros distritos afectados

Los expertos legales pasaron el martes tratando de descifrar las implicaciones de los proyectos de ley presentados el martes por la senadora Jennifer Bradley, republicana de Fleming Island, y el representante Randy Fine, republicano de Melbourne Beach, y cómo afectarían a otros distritos especiales. Los proyectos de ley exigen que todos los distritos de mejora especial creados por ley especial antes del 5 de noviembre de 1968 sean derogados a partir del 1 de junio de 2023.

Cualquier distrito podría restablecerse siempre que cumpla con los requisitos y limitaciones del capítulo actualizado.

Antes de 1968 se crearon alrededor de 132 distritos especiales, incluidos distritos de gestión de agua y hospitales grandes. Pero la gran mayoría han sido renovadas desde 1968 y no están afectadas por la legislación, según el análisis.

El análisis del personal del Senado mencionó solo otros cinco distritos además de Reedy Creek que “parecen operar de conformidad con un estatuto” anterior a la Constitución de Florida de 1968 y “no fueron restablecidos, re-ratificados o reconstituidos de otra manera por un acto especial o ley general”.

Uno de ellos es el Eastpoint Water and Sewer District, que atiende a unos 1,100 clientes en el condado de Franklin en el Panhandle. Su disolución podría hacer que aumenten las tarifas de agua y alcantarillado en la comunidad, que ha tenido problemas económicos con el cierre de la recolección de ostras en la bahía de Apalachicola, dijo Billy Fuentes, administrador del distrito.

“La perspectiva de que nuestro distrito se disuelva es un pensamiento aterrador”, dijo Fuentes. “Definitivamente fue una sorpresa. No había oído nada al respecto”.

Foglesong fue prudente acerca de cómo y por qué el distrito de Reedy Creek se enfrenta repentinamente a la mayor amenaza para su existencia.

“Creo que fue mal adquirido”, dijo sobre los poderes de Disney. “[Pero] nunca hubiera pensado que la Legislatura republicana o un gobernador republicano, llamándose conservadores, se enfrentarían a Walt Disney Company y cuestionarían sus estatutos”.

“No creo que haya un inconveniente en lo que está haciendo”, dijo sobre DeSantis. “Porque en las guerras culturales, realmente no tienes que hacer nada. Solo tienes que decir cosas que [atraigan] a tus seguidores y sus ansiedades. Y eso es ganar”.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por Steven Lemongello, Jeffrey Schweers y Skyler Swisher. Los periodistas Stephen Hudak y Ryan Gillespie contribuyeron a este informe. La traducción fue realizada por Ginayra Alvarado Villegas. Puedes contactarla en galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.