"Desafío sobre fuego Latinoamérica" vuelve al origen con Juan Pablo Llano

·3  min de lectura

Ciudad de México, 13 oct (EFE).- El incremento de forjadores en Latinoamérica en los últimos años probablemente se debe a la popularidad que ha tenido el programa "Desafío sobre fuego Latinoamérica", así lo explica el actor Juan Pablo Llano, quien regresa como conductor tras una temporada de ausencia.

"En el programa está pasando lo mismo que sucedió en la versión de Estados Unidos, al principio llegaban muchas personas con experiencia, pero ha empezado a llegar gente que se enganchó con esto gracias al programa", comenta en entrevista con Efe el actor colombiano en su paso por la Ciudad de México.

Por cuestiones profesionales Llano tuvo que dejar en manos de Michel Brown la conducción de la tercera temporada de la serie.

Si bien asegura que tuvo un "buen reemplazo", no puede negar lo feliz que se encuentra de volver a esta cuarta entrega.

"Siento a 'Desafío sobre fuego' como mío, hicimos la primera temporada, la segunda, logramos posicionarla en el mercado, la gente lo recibió y empezó a crecer mucho", dice Llano.

El actor de telenovelas como "Una maid en Manhattan" (2012) o "Dueños del paraíso" (2015) desarrolló un amor especial por los cuchillos mucho antes de que lo alcanzara la conducción del programa, que se transmitirá por el canal History a partir del 27 de octubre.

"Mi primer acercamiento con ellos fue una navaja que me dio mi abuelo, en mi adolescencia estaba de moda Rambo y me compré un cuchillo de sobrevivencia, desde ese momento los cuchillos han estado presentes en mi vida", recuerda.

Sin embargo, a pesar de que ha pasado tanto tiempo en los sets de grabación con forjadores y expertos en el tema, no ha tenido un espacio para explorar con sus propias manos la creación de un cuchillo, pero confiesa que es algo que le encantaría tratar.

A su regreso, Llano se encontró con la participación del especialista en armas y juez en la versión estadounidense del programa, Doug Maracaida, con quien solo había compartido set en la final de la segunda temporada.

Además de Doug, otro de los jueces, Ricardo Vilar, fue una sorpresa para Llano, aunque asegura que hicieron un gran equipo trabajando juntos.

La cuarta temporada de "Desafío sobre fuego Latinoamérica" se grabó en adversas condiciones derivadas de la pandemia, algo que el conductor cree que será imposible esconder, no solo para este programa, sino para todas las producciones realizadas en estos dos años.

EL PODER DE LAS ARMAS BLANCAS

Doug Maracaida nunca se ha cansado de resaltar el respeto que le tiene a las armas, y temporada tras temporada ha intentado traspasar dicho valor a los concursantes provenientes de diversos países de Latinoamérica.

"Las armas blancas son parte de la historia de Latinoamérica, esta se fundó a partir de ellas", asegura en entrevista con Efe el juez.

Pero si algo valora del programa, que también tiene su propia producción en Estados Unidos, es que muestra la importancia de ocupar las manos en la creación de artefactos y dejar de lado la pasividad de la época moderna.

"A mí me gusta ver a la gente que viene desde abajo y llega hasta lo más alto. Es un reto, a veces vemos gente que cree que fracasaron y que van a ser eliminados y después vuelven para hacerlo de nuevo", dice emocionado.

El juez, que ha podido ver el talento de forjadores en Estados Unidos y en América Latina, asegura que el nivel de aptitudes para dicha práctica está igualado.

Pero ahora le interesa explorar con sus propios ojos el talento en otros continentes, como Europa, Asia y África, cuyo proceso de producción televisiva se vio interrumpido debido a la pandemia.

"Espero que también algún día exista 'Desafío sobre fuego internacional'", finaliza.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.