En desacato alguacil de Maricopa por demora en casos de discriminación

Tucson (AZ), 9 nov (EFE).- Un juez de Arizona declaró en desacato al alguacil del condado Maricopa, Paul Penzone, por la demora en la resolución de unos 2.000 casos relacionados con discriminación racial contra conductores latinos, un problema que heredó de su antecesor Joe Arpaio, conocido por sus iniciativas antiinmigrantes.

"Está haciendo esto a propósito, se tardan en investigar las quejas porque después de cierto tiempo estas ya no proceden", dijo hoy a EFE Salvador Reza, líder de los jornaleros en Phoenix.

"Ya era tiempo de que la corte tomara acción en este caso, aunque es un primer paso, creo que te deben de tomar medidas más fuertes", agregó el activistas, quien sigue muy de cerca las quejas en contra de la Oficina del Alguacil del Condado Maricopa (MCSO).

En su decisión emitida anoche, el juez federal Murray Snow encontró a Penzone en desacato por incumplir con las órdenes emitidas por la corte federal específicamente sobre el funcionamiento del departamento de asuntos internos de esta agencia policiaca.

De acuerdo con la corte, MCSO tiene 2.100 investigaciones abiertas en contra de sus mismos agentes, las cuales están demorando un promedio de más de 600 días en completarse.

La corte había ordenado previamente a Penzone que estas investigaciones debían realizarse en un plazo máximo de 60 a 85 días.

El juez federal amenazó con establecer multas mensuales en contra de MCSO en caso de que no cumpla con esta orden.

Este dinero sería destinado para contratar más personal para este mismo departamento que se encarga de investigar quejas establecidas por residentes del Condado Maricopa en contra de MCSO.

Penzone fue electo por primera vez en 2016 heredando esta demanda legal contra de su antecesor el ex alguacil Joe Arpaio, quien ganó fama a nivel nacional por sus operativos y arrestos de inmigrantes indocumentados.

En 2006 el mismo juez Snow declaró culpable a Arpaio de discriminación en contra de conductores hispanos y después en desacato por no cumplir con sus órdenes.

A pesar de que Penzone ya tiene cinco años al frente de MCSO desde que derrotó en las urnas a Arpaio, activistas como Reza aseguran que no ha hecho nada para terminar con lo que califica como una "cultura" de abuso de poder.

"Si eres hispano lo más seguro es que te van a detener por más tiempo, los abusos siguen, pero esta vez de forma más calladita", finalizó el activista.

(c) Agencia EFE