"Oía los gritos de vecinos que pedían ayuda": cómo fue la huida de una de las sobrevivientes del colapso del edificio de Miami

·6  min de lectura
Mujer reza por los desaparecidos en el edificio de Surfside.
Familiares y amigos rezan para que alguno de los desaparecidos tras el derrumbe del edificio en Miami pueda ser localizado con vida.

Las tormentas dificultan el trabajo de los equipos de rescate que continúan buscando sobrevivientes entre los escombros del edificio que se derrumbó parcialmente el pasado jueves en Surfside, Florida.

Decenas de personas siguen sin ser localizadas, mientras el recuento de las víctimas mortales avanza con lentitud.

Cada día que pasa los familiares y amigos pierden un poco más la esperanza de encontrar a sus seres queridos con vida, aunque algunos confían en que se produzca un milagro.

Al mismo tiempo, sobrevivientes del colapso hablan de cómo lograron escapar del desastre.

Una de ellas es Susana Álvarez, de 62 años, que vivía en la 10ª planta del edificio Champlain Towers South.

Lulu García Navarro, del programa Weekend Edition de la radio pública estadounidense NPR, la entrevistó.

Antes de nada, ¿cómo estás?

No estoy bien. Estoy muy, muy sensible. Todo lo que poseo estaba en ese apartamento, pero no me importa. Dejé a mi gata. Y eso, para mí, es lo peor y es lo único que quiero recuperar.

Estabas en el edificio cuando colapsó. ¿Nos puedes contar qué pasó?

Estaba en la cama y oí un temblor. La verdad es que no me preocupé. Pensé "oh, mañana en las noticias oiremos hablar sobre temblores en Florida". Pero ni siquiera había pasado un minuto cuando mi cama empezó a sacudirse como si estuviera en una atracción.

Quiero decir, la cama se agitaba. Las puertas del balcón se abrieron. Y sentí el trueno más largo que jamás escuché en mi vida. En ese punto, me levanté, cerré las puertas del balcón, no sé por qué, y agarré mi teléfono. No sé por qué, porque no agarré nada más. Y corrí y salí por la puerta.

Mi apartamento está en la parte frontal del edificio y está justo frente a los elevadores. No había elevadores, solo agujeros. Y había mucho humo que en realidad debe haber sido polvo.

Di la vuelta a la esquina y ahí es cuando vi que el edificio ya no estaba. No había nada ahí y la gente gritaba. Podía oírlos gritar. En ese punto me di la vuelta. Debían quedar dos apartamentos en mi planta y golpeé sus puertas. Salieron y les dije "tenemos que salir de aquí".

Trabajos de los equipos de emergencia tras el colapso del edificio.
Trabajos de los equipos de emergencia tras el colapso del edificio.

La salida de emergencias no se abría, pero vi gente en el otro lado y golpeé la puerta. La abrieron y corrí. Fui con los demás, simplemente corrí. Dejé la gata atrás, corrí. Y corrí y corrí. Bajamos las escaleras, que estaban llenas de escombros. Y entonces no sé dónde salimos, pero había autos que estaban llenos de rocas y materiales encima, estrellados.

Y había agua, mucha agua. Y no sé cómo escalamos por los escombros. Había dos hombres y un joven con nosotros que nos ayudaron. Había una señora mayor y nos ayudaron a sortear los escombros. Y cuando salimos, solo podía oír a personas gritando. Gritaban "ayuda, ayuda, ¡que alguien nos ayude!". Gritaban. Había personas vivas ahí.

Todo esto, por supuesto, en medio de la noche, está oscuro.

Sí, pero había luna llena, que empeoraba la situación. Había luz, pero era inquietante. Pensé en una bomba, es decir cuando vi que el edificio no estaba ya ahí, lo que pensé es que tenía que huir.

¿Dónde te alojas ahora?

Estoy cerca del edificio. No me quiero ir, no me iré. Me estoy alojando en la zona, tengo amigos en Surfside.

¿Y has vuelto al edificio? ¿Qué viste?

Sí, voy todos los días. No puedo entrar al edificio, por supuesto, pero me acerco todo lo que puedo. Y el edificio está cubierto de humo, por todas partes. Es tan emocional. Yo solo quiero recuperar a mi gata. Sé que suena tonto, pero eso es todo lo que quiero, mi gata.

No suena tonto. El nombre de tu gata es Mia, ¿cierto?

Sí, sí. Debería haber regresado por ella.

Pero sabes que si hubieras hecho eso, podrías haber perdido la vida.

Lo sé.

Hiciste lo único que podías hacer.

Solo pensaba en mí misma. Solo pensaba en salir.

Trabajos de los equipos de emergencia tras el colapso del edificio.
Trabajos de los equipos de emergencia tras el colapso del edificio.

Era una situación inimaginable. ¿Qué dicen los sobrevivientes, de qué hablan? ¿Qué piensas en este momento? ¿Has sido capaz de rehacerte y pensar en qué viene después?

Estaré bien. Tengo un buen trabajo, no estoy desamparada. Pero ahora mismo estoy sin casa. Sé que puedo recuperarme. Lo sé. La amabilidad de la gente ha sido extraordinaria.

Desde el hombre que me abrazó cuando salí a esa playa, estaba totalmente sola ahí y no tengo ni idea de quién era, hasta el guardia de seguridad del edificio vecino, el edificio de lujo, que salió, me agarró y me dijo "te vienes conmigo". Todos mis amigos me han estado dando maletas y ropa y cosas.

Las personas son buenas.

Lo son. Lo son. Durante momentos como este, son muy buenas.

Ha habido muchas noticias sobre las posibles causas de este derrumbe. Parece que un ingeniero alertó a la asociación del condominio de daños estructurales importantes ya en 2018. ¿Se compartió esto con los residentes? Es decir, ¿tenías idea de que el edificio era poco sólido?

No hasta ese punto. Y quiero que sepan que en 2018 tuvimos una reunión de la junta. Nos sentamos con la gente de la ciudad de Surfside. Y ellos nos dijeron que el edificio no estaba mal. Eso es lo que dijeron, ¿sabes?

El ingeniero de estructuras ha estado por aquí desde hace rato. Los residentes tuvimos que poner US$15 millones para reparar el edificio según sus indicaciones. Nadie nos dijo jamás, jamás, que el edificio estaba tan mal, nadie, nadie.

¿Y qué piensas de eso?

Pienso que el ingeniero no hizo bien su trabajo. Quiero decir, esto no pasa así de repente. Sucedió en cuestión de segundos, de la nada.

Fotos de los desaparecidos en el derrumbe.
Fotos de los desaparecidos en el derrumbe.

Parece que quieres respuestas.

Quiero respuestas, sí, quiero respuestas. Quiero respuestas importantes. Ese era mi hogar. Me iba a retirar allí. Pensaba que era una propiedad maravillosa, estaba tan feliz. Tenía este precioso apartamento en la playa.

Y por favor, entiendan que no me importa todo lo que perdí en ese apartamento, incluyendo los anillos de boda de mis padres o el reloj de mi papá de oro de 18 quilates de Cuba que estaba grabado y todo eso, no me importa. 

Acababa de llevarme todas las fotografías de mi madre, todas las fotos de nuestra familia al apartamento dos días antes porque las iba a ordenar. No me importa eso. Solo me importa la gata.

Susana, siento mucho todo lo que perdiste.

No puedo asumir esto. Son nuestros vecinos. Son las personas a las que saludo. La señora que estaba en el elevador conmigo antes de que me fuera a dormir, antes de que me fuera a casa esa noche, estuvimos hablando.

Hacía yoga conmigo. Eran una pareja muy agradable. Siempre querían que saliera, que paseara en bicicleta con ellos. Y su hija se quedaba con ellos.

¿Y ya no están?

No. También quiero decirles que esa pareja de la que hablan en las noticias, que vivían en el apartamento 1001, un hombre y su esposa que tenían a su sobrina de visita, eran de lo más amables, siempre lo fueron.

Yo vivo sola, no tengo familia. Ellos siempre me ofrecían ayuda. Siempre.

Suena como si fuera una comunidad muy buena.

Lo era, lo era. Las personas que vivían allí eran buenas, buenas personas que no merecían esto.

* Esta entrevista fue realizada por Lulu García Navarro y emitida en el programa "Weekend Edition" de la radio pública estadounidense NPR. BBC Mundo la reproduce aquí con su autorización.

(VIDEO) El momento del colapso de un edificio de Miami

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.