Derrumbe en Miami: en medio de la angustia y la frustración, los familiares de las víctimas 2

·3  min de lectura
En esta imagen, distribuida por el departamento de bomberos de Miami-Dade, rescatistas buscan a sobrevivientes entre los escombros del edificio Champlain Towers South, en Surfside, Florida, el 25 de junio de 2021. (Departamento de bomberos de Miami-Dade vía AP)
En esta imagen, distribuida por el departamento de bomberos de Miami-Dade, rescatistas buscan a sobrevivientes entre los escombros del edificio Champlain Towers South, en Surfside, Florida, el 25 de junio de 2021. (Departamento de bomberos de Miami-Dade vía AP)

MIAMI.- Por primera vez, pudieron ver el lugar donde quedaron sus seres queridos. Los familiares y amigos de las víctimas del colapso del complejo de condominios Champlain Towers South partieron, en grupos, en dos autobuses y bajo una fuerte custodia policial, desde el Gran Beach Hotel hasta otro hotel, al norte de los escombros, donde vieron lo que quedó del edificio de 12 pisos, y la imparable búsqueda de los rescatistas, a los que se sumó una unidad de elite israelí que aterrizó esta mañana en Miami.

La angustia y la frustración se asentaron el domingo en Surfside con el dificultoso avance de los rescatistas y bomberos para hallar a las personas desaparecidas en el colapso del edificio. Los equipos siguieron trabajando sin descanso, y solo se detenían cuando había riesgo de rayos por las tormentas tropicales. Las autoridades mantenían las esperanzas de hallar gente con vida, que enflaquecen con el correr de las horas.

“Todos los que se necesitan están en el sitio, y están haciendo el trabajo, y continuamos nuestros esfuerzos para encontrar personas con vida”, dijo la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava. Las autoridades, dijo, están teniendo conversaciones “muy francas” con los familiares de las víctimas.

Por la mañana, las autoridades confirmaron que el número de muertes confirmadas subió a nueve, aunque se esperan más. Anoche se hallaron a cinco nuevas víctimas fatales, y las autoridades dieron a conocer los nombres de otras tres víctimas: Anthony Lozano, de 83 años, y Gladys Lozano, de 79, que vivían en el apartamento 903, y Manuel LaFont, de 54.

En uno de los informes a los familiares, las autoridades indicaron que habían encontrado restos humanos, que serán sometidos a análisis de ADN para detectar su identidad.

El clima continuaba entorpeciendo los esfuerzos de unos 300 rescatistas al inicio del cuarto de día de frenética búsqueda por sobrevivientes: las lluvias intermitentes, tradicionales de esta época del año en Miami, forzaban a los equipos que trabajan en la pila de escombros a frenar su trabajo, y luego a retomarlo donde lo habían dejado. Las autoridades insistieron que seguían con una operación de “búsqueda y rescate” de sobrevivientes, y afirmaron que avanzaban sin descanso, aunque con mucho cuidado para evitar colapsos adicionales en los escombros.

Los familiares y amigos de las víctimas aguardan novedades en el Grand Beach Hotel, ubicado sobre la avenida Collins, en Surfside, a unas cuadras del complejo. Las autoridades intentaban acomodar un pedido de algunas familias: ir a visitar el lugar del desastre.

En medio del operativo de rescate y la investigación para dilucidar las causas del colapso, las autoridades de la ciudad brindaron el viernes un primer indicio: revelaron un informe, de hace tres años, elaborado por un ingeniero, Frank Morabito, que encontró evidencias de que el edificio tenía “daños estructurales importantes” en la losa de concreto debajo de la plataforma de la piscina y “abundantes grietas” y desmoronamientos de las columnas de concreto, las vigas y paredes del estacionamiento debajo del edificio de 12 pisos.

“Es importante que tengamos una explicación definitiva”, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Tras el colapso, los gobiernos locales preparan investigación a los edificios. El condado de Miami-Dade decidió que realizará una auditoría de todos los edificios que tengan más de 40 años. La mayoría de las torres residenciales en Miami-Dade, el 70.2% del total de 1,016,653 casas unifamiliares, condominios y edificios de apartamentos del condado, se construyeron antes de 1990, dos años antes del huracán Andrew, que provocó un endurecimiento del código de construcción del sur de Florida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.