Derrumbe en Miami: identificaron a otra argentina, la hermana de la fotógrafa

·5  min de lectura
Lo comunicó la alcaldesa Daniella Levine Cava esta mañana; informó que 35 víctimas ya fueron identificadas y actualizó a 80 la cantidad de desaparecidos, cinco de los cuales son argentinos
Lo comunicó la alcaldesa Daniella Levine Cava esta mañana; informó que 35 víctimas ya fueron identificadas y actualizó a 80 la cantidad de desaparecidos, cinco de los cuales son argentinos

WASHINGTON.- El ruido incesante que se escuchó sobre los escombros sin parar durante días se transformó en silencio. Fue apenas un instante. Los rescatistas hicieron una pausa en su frenética búsqueda, y se pararon en fila delante de la pila de polvo, hierro y trozos de hormigón, y tomaron sus manos, o agacharon la cabeza. Ese momento, un solemne tributo a las víctimas del derrumbe del edificio Champlain Towers South, en Surfside, Florida, marcó el final de la búsqueda de sobrevivientes: las autoridades desistieron de hallar a alguien con vida –un milagro que nunca llegó– y anunciaron que, de ahora en más, bomberos y rescatistas se abocarán a recuperar los cuerpos y los restos de las personas que murieron en el derrumbe.

Entre los nuevos identificados que publicó la policía de Miami-Dade se encuentra, Andrea Cattarossi, de 56 años, hermana de Graciela Cattarossi, cuyo cuerpo y el de su hija Stella ya habían sido identificados, al igual que los de su padre y su madre. Andres estaba de visita desde la Argentina al momento de la tragedia en Surfside.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cuando ya pasaron dos semanas del derrumbe del Champlain Towers South, la alcaldesa de Miami-Dade, Danielle Levine Cava, confirmó que la cantidad de víctimas recuperadas entre los escombros ascendió a 60. Las autoridades dieron por terminada la búsqueda de sobrevivientes y cambiaron la carátula del operativo a “recuperación”.

Graciela Cattarossi, hermana de Andrea, junto a su hija Stella, además de su padre y su madre
captura


Graciela Cattarossi, hermana de Andrea, junto a su hija Stella, además de su padre y su madre (captura/)

“¿Vender o no vender?”: el derrumbe siembra incertidumbre en el caliente mercado inmobiliario de Florida

“Aquí estamos, en la mañana del día 15. Han pasado oficialmente dos semanas desde que esto impensable y sin precedentes sacudió a nuestra comunidad y al mundo”, dijo Levine Cava, al iniciar su conferencia de prensa, del mismo modo que lo hizo día tras día desde que parte del edificio se desplomó. La alcaldesa confirmó después el nuevo número de víctimas, y dijo que otras 80 personas siguen desaparecidas, de las cuales cinco son argentinas.

Levine Cava dijo que los rescatistas hicieron otro momento de silencio alrededor de la 1.20 de la madrugada, la hora a la cual se produjo el derrumbe.

Aunque ampliamente esperado, el cambio de rótulo de la operación, de las tareas de búsqueda y rescate de víctimas al de recuperación de los cuerpos, fue un momento duro de digerir, que “se llevó un pedazo del corazón de esta comunidad”, describió la congresista demócrata Debbie Wasserman Shultz, cuyo distrito abarca a Surfside. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, elogió por enésima vez la labor de las últimas semanas.

“Hicieron todo lo que pudieron. Han sido un par de semanas difíciles”, dijo.

Este miércoles las autoridades dieron por finalizada la búsqueda de sobrevivientes (Al Diaz/Miami Herald vía AP)
Este miércoles las autoridades dieron por finalizada la búsqueda de sobrevivientes (Al Diaz/Miami Herald vía AP)


Este miércoles las autoridades dieron por finalizada la búsqueda de sobrevivientes (Al Diaz/Miami Herald vía AP)

La alcaldesa Levine Cava dijo que el trabajo seguirá día y noche en busca de una nueva misión: darle a las familias la posibilidad de cerrar la tragedia, y enterrar los cuerpos de sus seres queridos. Ante la falta de noticias alentadoras en las primeras horas luego del derrumbe, las esperanzas de los familiares habían comenzado a desvanecerse con el correr de los días.

El clima fue inclemente, el primer fin de semana los bomberos tuvieron que sofocar un incendio, y el avance inicial fue aparentemente lento debido a que se buscó evitar nuevos derrumbes que pudieran que pudieran cerrar huecos donde podían haber sobrevivientes. A todo eso se sumó en los últimos días la amenaza de la tormenta tropical Elsa. El pesimismo se asentó con las enormes dificultades a las que debieron enfrentarse los rescatistas, y una percepción cada vez más evidente que luego se hizo realidad: en ningún lado parecía haber huecos entre la pila de escombros donde pudiera haber alguien con vida.

El jefe de operaciones del Departamento de Bomberos de Miami-Dade, Ray Jadallah, le anticipó a las familias la decisión de poner fin a la búsqueda de sobrevivientes. Dijo que era “una de las noticias más difíciles que he tenido que dar en mi carrera”. Jadallah explicó que un derrumbe suele dejar huecos en forma de “V” o de “W”, pero el colapso del edificio Champlain Tower South fue un derrumbe que los especialistas llaman “panqueque”, en el cual un piso cae sobre otro.

Jadallah dijo luego a la prensa que darle la noticia a las familias fue “devastador”, y que todos esperaban un milagro.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

De acuerdo con el Departamento de la Policía del Condado Miami-Dade, las últimas víctimas identificadas son Elaine Lia Sabino, de 71 años, cuyo cuerpo fue recuperado de entre los escombros el pasado martes, y Gary Cohen, de 58, sobre el que no dieron mayores precisiones.

Antes, las autoridades confirmaron que entre los fallecidos se encuentran el argentino Gino Cattarossi y su esposa, Graciela Cattarossi, que es uruguaya. Ambos eran los padres de la fotógrafa argentina Graciela Cattarossi, cuyo cuerpo y el de su hija de siete años, Stella, habían sido identificados previamente.

Los argentinos que aún se encuentran desaparecidos son Andrea, la tía de Stella Cattarossi que se encontraba de visita al momento de la tragedia; el cirujano plástico Andrés Galfrascoli; su marido, Fabián Núñez; la hija de ambos, Sofía, de seis años; e Ilan Naibryf, quien estaba alojado en el complejo con su pareja, de nacionalidad extranjera.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.