A pesar de la derrota electoral, Máximo Kirchner no cambia su estrategia bonaerense

·5  min de lectura
Máximo Kirchner, con Alberto Fernández, en el acto oficialista en la cancha de Nueva Chicago
Máximo Kirchner, con Alberto Fernández, en el acto oficialista en la cancha de Nueva Chicago

Máximo Kirchner está lejos de pegar un volantazo en la campaña en la provincia de Buenos Aires. La derrota sufrida en las PASO, que sacudió al oficialismo, no generó una avalancha de reuniones y reposicionamientos electorales por parte del jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, líder de La Cámpora y presidente electo del Partido Justicialista bonaerense. Sus allegados aseguran que su estrategia es la misma que en las PASO, mientras importantes dirigentes bonaerenses ven con ojo crítico su conducción en la provincia . El viernes, el hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner retomó los encuentros con los jefes comunales bonaerenses y los más encumbrados nombres del Gobierno. El sábado, le habló a la militancia en un acto de homenaje a Néstor Kirchner.

“La estrategia es la misma: actos en el Gran Buenos Aires, alguna recorrida, reuniones en unidades básicas con compañeros” , indica a LA NACION una fuente camporista. En los últimos días, Máximo Kirchner no estuvo en Buenos Aires sino en el Sur.

El viernes, ya de regreso en Buenos Aires, el jefe de La Cámpora participó de una cumbre en la que se delinearon trazos de la campaña oficialista. En el encuentro estuvieron el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y su par bonaerense, Martín Insaurralde; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; ministros como Eduardo de Pedro (Interior), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Juan Zabaleta (Desarrollo Social), Jorge Ferraresi (Desarrollo Territorial y Hábitat), Aníbal Fernández (Seguridad) y Santiago Cafiero (Relaciones Exteriores); además de varios intendentes.

Máximo Kirchner, con Alberto Fernández, en el acto oficialista en la cancha de Nueva Chicago
Máximo Kirchner, con Alberto Fernández, en el acto oficialista en la cancha de Nueva Chicago


Máximo Kirchner, con Alberto Fernández, en el acto oficialista en la cancha de Nueva Chicago

En esa reunión, “Máximo estuvo un rato”, según comenta a LA NACION uno de los protagonistas. “Planteó caminar y estar cerca de la gente. Está optimista con el resultado” , indica la misma fuente. “Solo criticó a los medios”, resume otro asistente a la reunión . “La estrategia es hablarles a los que no fueron a votar; no hablarles más a los propios, que ya los tenemos”, afirma el participante de la cumbre oficialista.

El sábado, en el Microestadio del Club Atlético Lanús, el diputado cerró un acto de homenaje a su padre, Néstor Kirchner. Allí, les habló a los propios. Criticó al FMI, a los medios y a la oposición, y subrayó: “Yo le quiero decir a cualquier dirigente que está en la parte institucional, en la parte que sea del Gobierno, que no tenga miedo, que le ponga ganas. La militancia da una demostración de que está lista para entrar cuando la llamen”.

Pero entre algunos intendentes y dirigentes peronistas, la permanencia del jefe de La Cámpora en la misma sintonía que en las primarias no genera buenas sensaciones. Varios de ellos lo ven “borrado” de la campaña después de la dura derrota del Frente de Todos. En paralelo, esas mismas fuentes nombran con insistencia a Manzur como un protagonista en las reuniones proselitistas y mencionan a Insaurralde como quien, por estos tiempos, sostiene un ida y vuelta fluido con Máximo Kirchner.

“Nosotros tuvimos dos comidas con Manzur, pero no estuvo Máximo. Con Insaurralde habla todo el tiempo”, evalúa un intendente justicialista del conurbano consultado por LA NACION. Un colega suyo afirma que el diputado “está borrado”, aunque rescata que estuvo presente en una reunión de intendentes de la primera y tercera sección electoral bonaerense en la que también participaron Manzur e Insaurralde, “hace unos 20 días”. Considera que, desde lo gestual, fue relevante ver a “Insaurralde, en tándem con Máximo y Manzur”.

Ante la consulta sobre una renovada línea que haya propuesto Máximo Kirchner para intentar revertir la derrota, otro jefe comunal responde negativamente y, refiriéndose al kirchnerismo duro y a La Cámpora, abre una especulación: “ Da la sensación de que a algunos no les sienta tan mal [la derrota], porque dicen ‘ahora vamos a hacer lo que queríamos’ . Es una lectura de la derrota similar a la de 2009, cuando perdió Néstor Kirchner y después vinieron mejores años”.

Tras la derrota de 2009, Kirchner renunció a la presidencia del Partido Justicialista. Es un antecedente que juega en territorio bonaerense. “ Está medio desaparecido porque no se quiere hacer cargo de la derrota . Cuando se pierde la elección, el presidente del PJ presenta la renuncia, lo hizo Néstor Kirchner en 2009″, sostiene una fuente peronista que cree que Máximo Kirchner, presidente electo del PJ bonaerense, debería dejar ese lugar si en las generales el oficialismo volviera a perder.

“Es una campaña sin cabeza. Contrataron a [el asesor catalán Antoni Gutiérrez] Rubí como para decir que sumaron a uno que ordene. El gobierno nacional está intentando algo, hace anuncios y actividades. No está claro qué está haciendo la Provincia. Esto es una charla unánime [por la crítica a Axel Kicillof]. El gobernador no entiende que debería estar besando gente todo el día”, grafica una fuente bonaerense que, al ser consultada por Máximo Kirchner, despliega sus cuestionamientos al rol de Kicillof en la campaña.

En paralelo a la campaña para las elecciones generales corre la vida interna del PJ bonaerense, en el que Máximo Kirchner logró adelantar las elecciones, aunque asumirá como presidente en diciembre. El partido convocó la semana pasada a comicios para los consejos distritales, que se realizarán el 4 de diciembre. “Se tendría que haber hecho en diciembre todo junto [lo provincial y lo distrital]”, reprocha un referente peronista.

Según comenta un dirigente del justicialismo bonaerense a LA NACION, Máximo Kirchner no participó de la reunión en la que se definió la convocatoria para renovar autoridades del peronismo en los distritos de la provincia de Buenos Aires.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.