Sin derecho a voto en la ONU por impagos, el último rótulo de la crisis libanesa

Beirut, 20 ene (EFE).- El Gobierno libanés anunció hoy que pagará sus cuotas atrasadas a la ONU para recuperar el derecho a voto en la Asamblea General, un privilegio que perdió esta semana en la última muestra de la grave crisis económica desatada en el país a finales de 2019 y sus efectos en las arcas estatales.

"Después de los contactos que se hicieron con el primer ministro (Najib Mikati) y el ministro de Finanzas (Youssef Khalil), quedó claro que el proceso de pago final se llevará a cabo directamente de manera que se preserven los derechos del Líbano en las Naciones Unidas", dijo el Ministerio de Exteriores libanés en un comunicado.

El secretario general de la ONU, António Guterres, notificó esta semana en una carta que nueve Estados miembro están "en mora en el pago de sus cuotas financieras para los gastos de la organización", con montos superiores al total a desembolsar por los últimos dos años, lo que supone el cese de su derecho a voto en la Asamblea General.

Ese órgano concedió una excepción a tres de los países adeudados por considerar que los impagos se deben a circunstancias "ajenas a su voluntad", pero sí quitó la prerrogativa al Líbano, el segundo con más deudas, solo por detrás de Venezuela, y que tendrá que abonar más de 1,8 millones de dólares para recuperar su derecho a voto.

La nación de los cedros está sumida en una grave crisis económica que ha empujado a casi el 80 % de la población a la pobreza y ha hecho que la moneda local pierda más del 90 % de su valor, alcanzando ayer las 50.000 unidades por un dólar en el mercado negro, frente a las 1.500 que valía hace apenas tres años.

Las arcas estatales se han resentido fuertemente en el marco de la depresión, obligando a levantar los subsidios a muchos productos básicos, provocando constantes huelgas de funcionarios cuyos sueldos apenas tienen valor ya y golpeando los servicios públicos en todos los sectores.

Esta misma semana, el Gabinete de Ministros libanés aprobó un pago extraordinario para la adquisición de combustible, a apenas unos días de que se terminasen las reservas necesarias para mantener las dos horas diarias de suministro eléctrico que la compañía estatal es capaz de proporcionar a la población.

Es más, el desembolso se hará a través de líneas de crédito, mientras el país lleva casi tres meses sin un jefe de Estado, más de siete con un Gobierno interino y dos años sin aplicar las reformas claves demandadas por la comunidad internacional para ayudarle a frenar la creciente crisis económica.

(c) Agencia EFE