Derecho al aborto está en la boleta electoral en Kansas, los votantes decidirán tras fallo en Roe vs. Wade

·7  min de lectura
Kansas decidirá en un referéndum si se protege el derecho al aborto  (AP)
Kansas decidirá en un referéndum si se protege el derecho al aborto (AP)

Los votantes de Kansas son los primeros en EE.UU. luego de la revocación de Roe vs. Wade en decidir si protegen el derecho a la atención del aborto, una prueba de alto riesgo que podría tener un gran impacto en el acceso al aborto en el corazón del país.

El resultado de las elecciones del 2 de agosto determinará si la constitución del estado niega explícitamente el derecho al acceso al aborto en Kansas. Es probable que los legisladores estatales antiaborto aprueben severas restricciones a la atención del aborto si se aprueba la enmienda.

Una encuesta de co/efficient muestra que es probable que la elección sea reñida, pues el 47 por ciento de los votantes primarios dicen que apoyarán la enmienda, mientras que el 43 por ciento de los votantes planean votar en contra y el 10 por ciento de indecisos. Los habitantes de Kansas también están divididos en partes iguales sobre si el aborto debería ser legal, según una encuesta del Pew Research Center.

“El trabajo que hemos estado haciendo (salir y realizar campañas electorales, hacer llegar a los votantes) en verdad nos ha confirmado... que la mayoría de los habitantes de Kansas están de acuerdo en que deberíamos tener acceso legal a los servicios de aborto”, dijo Zachary Gingrich-Gaylord, director de comunicaciones de Trust Women, que opera una clínica en Wichita, en entrevista con The Independent.

“El desafío para nosotros siempre ha sido superar los obstáculos estructurales que son inherentes a este estado y esta elección”.

Una coalición antiaborto ha difundido las falsas teorías de la conspiración de fraude electoral para exigir que se eliminen los buzones de votación por correo de votación anticipada y afirman sin fundamento que podrían ser manipulados.

Los opositores a la enmienda también han criticado el momento de la elección (compartir una boleta con ninguna otra elección demócrata estatal) y el lenguaje confuso en la boleta en sí. Votar “sí” apoya la revocación del derecho al aborto, mientras que votar “no” los protege. La ACLU (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) de Kansas también intervino en varios casos de derechos electorales en todo el estado y recibió decenas de llamadas de votantes confundidos.

Mientras tanto, los anuncios de los grupos antiaborto emiten llamados emocionales e inexactos. Uno pidió el fin de la “espantosa práctica del aborto tardío”, aunque los abortos en el tercer trimestre ya están prohibidos en el estado. Otra valla publicitaria contra el aborto usa la frase “confíen en las mujeres”, que es el nombre de la clínica Trust Women, y una tercera dice “confíen en las mujeres” y “vota no”.

Millones de dólares de grupos contra el aborto se han invertido en la coalición contra el aborto Value Them Both y en las campañas antiaborto, incluido el apoyo de las diócesis católicas en todo el estado, así como la Convención de Bautistas del Sur de Kansas-Nebraska.

Aproximadamente 300 estudiantes de la organización antiaborto Susan B Anthony Pro-Life America también viajaron al estado para hacer campaña en apoyo de la enmienda.

Kansans for Constitutional Freedom, una coalición de defensores del derecho al aborto que se oponen a la enmienda, recaudó más de US$6,5 millones para una campaña de “vota no”.

“Hemos visto, sobre todo en las últimas semanas, una oleada de apoyo de base a la luz de la decisión de la Corte Suprema”, le comentó a The Independent Anamarie Rebori-Simmons, portavoz de Planned Parenthood Great Plains Votes. “Los habitantes de Kansas de verdad se han unido para darse cuenta de que no quieren que el gobierno se extralimite en sus estados vecinos. Eso ha sido muy imperativo para nuestro movimiento y para arrojar luz sobre esta iniciativa electoral”.

Más del doble de votantes emitieron su voto por correo durante un periodo de votación anticipada antes de las elecciones en comparación con 2018, según la Oficina del Secretario de Estado de Kansas, Scott Schwab.

En Kansas se decidirá si se protege el derecho al aborto (AP)
En Kansas se decidirá si se protege el derecho al aborto (AP)

En el condado de Douglas, entre un puñado de bastiones de tendencia demócrata en el estado y sede del campus de la Universidad de Kansas, más de 5.800 votantes emitieron su voto anticipado en persona, más del doble de la participación típica en las elecciones primarias para el periodo de votación anticipada.

El movimiento contra el aborto, que lleva décadas organizándose en torno a la caída de Roe vs. Wade, proyecta una sombra oscura en Kansas. Miles de activistas fueron arrestados una vez frente a la clínica del proveedor de abortos, el Dr. George Tiller, durante el “verano de la misericordia” en 1991, lo que obligó a cerrar las clínicas.

El 31 de mayo de 2009, mientras se desempeñaba como portero en su iglesia durante un servicio dominical, un activista contra el aborto le disparó y mató al Dr. Tiller.

Una decisión de 2019 de la Corte Suprema del estado determinó que las protecciones de “autonomía personal” en la constitución estatal incluyen el aborto, consagrando el derecho de las habitantes de Kansas a abortar, incluso en el caso de que la Corte Suprema de EE.UU. anule el derecho al aborto.

Pero sin ninguna protección constitucional a nivel estatal para el acceso al aborto, la legislatura estatal dominada por republicanos introducirá y aprobará severas restricciones contra el aborto similares a las que se han promulgado en EE.UU. en las últimas semanas. Para que nadie lo olvide, la Corte Suprema emitió un fallo histórico en junio en Dobbs vs. Jackson Women's Health Organization, el cual revocó el derecho constitucional a la atención del aborto y le puso fin al precedente de medio siglo establecido bajo Roe vs. Wade de 1973.

En particular, la gobernadora demócrata del estado, Laura Kelly, quien apoya el derecho al aborto y vetó una legislación similar aprobada por los legisladores antiaborto, está lista para la reelección este otoño. Esto potencialmente pone en riesgo el destino de la atención del aborto legal en el estado, que ha sido un refugio para la atención del aborto legal debido a que los estados vecinos la han eliminado.

Hay cinco clínicas de aborto en Kansas, donde el aborto es legal hasta las 20 semanas de embarazo. Sin embargo, aproximadamente la mitad de todos los abortos realizados en el estado en 2021 fueron entre personas que viajaron desde otros lugares, en su mayoría vecinas de Missouri, donde los abortos ahora son ilegales.

En las semanas posteriores a la decisión de Dobbs del 24 de junio, tres de los cuatro estados atendidos por Planned Parenthood Great Plains perdieron el acceso legal al aborto. Antes del fallo, los legisladores de Oklahoma aprobaron una serie de severas leyes contra el aborto, incluida una prohibición casi total del aborto punible con hasta 10 años de prisión. Las leyes contra el aborto en Missouri y Arkansas también entraron en vigor después de la decisión de la Corte Suprema.

“Ha sido como un efecto dominó para nosotros”, dice Rebori-Simmons.

Opositores al aborto durante un mitin en Kansas el 30 de julio (AFP via Getty Images)
Opositores al aborto durante un mitin en Kansas el 30 de julio (AFP via Getty Images)

Kansas, como muchos otros estados con acceso legal limitado al aborto, ya tiene restricciones estrictas sobre el aborto, incluidos los requisitos de que las pacientes deben someterse a asesoramiento dirigido por el estado y un ultrasonido, un periodo de espera obligatorio de 24 horas y prohibiciones en ciertas coberturas de seguro médico y citas médicas virtuales para obtener recetas de medicamentos para abortar.

“Pero los habitantes de Kansas han visto lo que sucede cuando hay una prohibición total en los estados vecinos y la devastación que causa y reconocen la extralimitación del gobierno”, dice Rebori-Simmons.

Un borrador filtrado de la decisión de la Corte Suprema en el caso Dobbs “ayudó a que la gente comenzara a pensar más detenidamente en esta elección, y luego, por supuesto, la decisión de verdad movió a mucha gente, y eso hizo que eso fuera real para la gente en formas en las que podrían relacionarse y encontrar una manera de entrar en esta conversación”, le dice Gingrich-Gaylord a The Independent.

“Es muy fácil descartar estos estados en estas regiones como, ‘Ya sabes, votaron por sí mismos’, o lo que sea. ‘Obtienen por lo que votaron’. Pero creo que la existencia de una clínica de atención de la salud reproductiva en cualquiera de estos estados es una prueba de que eso no es cierto”, dice. “La mayoría de las personas está de acuerdo en que las personas deberían tener acceso a la atención de la salud reproductiva, que el gobierno no debería tomar decisiones al respecto en lugar de las personas. El problema es que... el poder en este se desconectó bastante de la gente”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.