La derecha no puede dar lecciones de terrorismo a Odón Elorza

·4  min de lectura

Una intervención del diputado socialista Odón Elorza en el Congreso este 24 de noviembre ha recibido numerosos comentarios. El político de San Sebastián ha mostrado su indignación por el uso del terrorismo por parte de la derecha y ha cargado contra estas formaciones:

"Ya está bien. Dejen de usar a las víctimas del terrorismo, que son de todos, para atacar al gobierno de izquierdas. Dejen de utilizar a las víctimas del terrorismo para atacar un presupuesto. No sean tan miserables. Dejen ya en paz el terrorismo de ETA. ETA desapareció, ETA no está aquí. Aquí no hay terroristas. Aquí lo que hay es franquistas y unas derechas de vocación golpista", ha clamado, antes de tener un cruce de reproches con Iván Espinosa de los Monteros, de Vox.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Unos momentos tensos en la Cámara que convirtieron al diputado en protagonista involuntario de la sesión y que hicieron que la derecha cargara en bloque contra él, no solo en el Congreso, sino también redes sociales, convirtiéndose en uno de los temas de la jornada. 

Sin embargo, también hubo muchas personas que le quisieron reivindicar y se hizo viral otro vídeo en el que se demuestra que pocos diputados en la Cámara vivieron el terrorismo de ETA tan cerca como Elorza.

Conviene recordar que la trayectoria política del de San Sebastián tuvo lugar en el País Vasco durante más de 30 años. Concejal del ayuntamiento de su ciudad, alcalde, miembro del Parlamento vasco... Entre 1979 y 2011 Elorza vivió en sus propias carnes el dolor causado por la banda terrorista, que asesinó a decenas de políticos de su propia formación.

En el vídeo, que fue difundido por La Sexta, se observa a un joven Odón Elorza enfrentándose a varios radicales. Las imágenes corresponden al 11 de marzo de 1992, cuando ya era alcalde de San Sebastián. Un grupo de jóvenes había quemado un autobús y el socialista les persiguió al grito de cobardes.

Se manifestaban en solidaridad con los presos etarras encarcelados y en un momento dado obligaron al conductor del vehículo a cruzarlo en la calzada y le prendieron fuego con cócteles molotov. La noticia le llegó al alcalde, que se encontraba a pocos metros en el consistorio, que decidió bajar y enfrentarse con ellos, mientras le tiraban piedras.

"Creo que hay que dar ejemplo. Los ciudadanos no pueden permanecer en las aceras, viendo con rabia y mordiéndose los labios mientras una cuadrilla de adolescentes hace este tipo de fechorías", manifestó.

Tal y como recordó en su discurso en el Congreso, varias de las víctimas de ETA eran personas muy cercanas a él como Fernando Múgica, "amigo y compañero íntimo al que acompañé en sus últimos momentos de vida", Ernest Lluch, "íntimo, socialista, con el que hablé cinco horas antes de su asesinato" o Enrique Casas, "fui el primero que llegué antes de la ambulancia". 

Pequeños ejemplos que demuestran que no hay muchas voces autorizadas para dar lecciones sobre terrorismo a un político que ha estado varias décadas viviendo día a día con la amenaza de los radicales.

EN VÍDEO I Irene Villa sigue siendo ejemplo de superación 27 años después del atentado

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.