Derecha e izquierda se enfrentan en Francia por la implementación del uniforme en las escuelas

© (Foto : AFP)

El uniforme escolar no ha sido nunca obligatorio para el conjunto de los establecimientos escolares de Francia. Ahora, en nombre de la lucha contra el consumismo, las vestimentas religiosas o simplemente para borrar diferencias sociales, algunos políticos impulsan su uso, mientras otros se oponen de plano.

La primera dama de Francia, Brigitte Macron, ex profesora de secundaria, está resueltamente a favor: "borra las diferencias, ahorra tiempo (...) y dinero, en comparación con las marcas". El ministro de Educación, por su parte, se niega de momento a legislar sobre el tema. La derecha y la extrema derecha abogan por él, pero la izquierda no quiere saber nada sobre una iniciativa que se debate este jueves en la Asamblea Nacional.

El uniforme “permite no mostrar las diferencias sociales”, aseguró a RFI el diputado de ultraderecha Laurent Jacobelli (Agrupación Nacional) en momentos en que el uso de vestimenta islámica (velo o vestidos largos) alimenta las controversias en las escuelas.

Para el legislador, se trata de "luchar contra una forma de ataque al laicismo hoy liderada principalmente por el islamismo radical", para quien esta vestimenta".

En el mismo sentido, el senador Bruno Retailleau, del conservador Partido Republicano, sostiene que se trata de "una causa en la que todos podemos estar de acuerdo". "Preservar a nuestros hijos, tanto del comunitarismo como del consumismo. Llevaremos esa propuesta al Senado muy pronto", explicó en Twitter.

La extrema izquierda no cree que el uniforme cambie demasiado.

El uniforme escolar nunca ha sido obligatorio en todas las escuelas públicas de la Francia continental.


Leer más sobre RFI Español