La derecha israelí se revuelve contra Lapid por apoyar la solución de dos Estados

·2  min de lectura

Jerusalén, 22 sep (EFE).- Los líderes de los principales partidos de derechas en Israel cuestionaron hoy el discurso del primer ministro en funciones, Yair Lapid, ante la Asamblea General de Naciones Unidas, especialmente su defensa de la solución de dos Estados para el conflicto con los palestinos.

"Lapid está devolviendo a los palestinos al frente del escenario mundial y poniendo a Israel justo en la trampa palestina", afirmó el ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu en su cuenta de Twitter.

"No permitiremos a Lapid establecer un Estado palestino y devolvernos al desastre de Oslo", agregó Netanyahu, en referencia a los fallidos acuerdos de Oslo de 1993 que tenían como fin la implementación de la solución de dos Estados.

Las declaraciones de Netanyahu se dieron casi en simultáneo con el discurso de Lapid en Nueva York, en el que dijo que "a pesar de todos los obstáculos, todavía hoy una gran mayoría de israelíes apoya la visión de la solución de dos Estados". "Yo soy uno de ellos. Solo tenemos una condición: que el futuro Estado palestino sea pacífico", agregó.

Si bien no es la primera vez que Lapid defiende esta solución al conflicto con los palestinos, sí resulta la primera ocasión en años en que un primer ministro israelí presenta esta postura ante la ONU, tras varias ocasiones en las que tanto Netanyahu como el ex primer ministro Naftali Benet, prácticamente obviaron la cuestión palestina durante sus discursos.

Otro de los políticos que cuestionó la presentación de Lapid fue Betzalel Smotrich, líder de la formación ultraderechista Sionismo Religioso.

"No se puede permitir que esto pase", dijo Smotrich en Twitter y calificó las palabras de Lapid como "una rendición vergonzosa ante el terrorismo y un intento por dividir el país, regalar territorios y expulsar a miles de judíos de sus hogares".

A estas críticas, que llegan a poco más de un mes de las elecciones israelíes del próximo 1 de noviembre, se sumó también Ayelet Shaked, actual ministra de Interior y líder del partido Hogar Judío, también de extrema derecha.

"Esto es solo un truco electoral. Nunca permitiremos la creación de un estado terrorista palestino en el corazón de la Tierra de Israel. Tal estado sería un semillero de extremismo, terror e inestabilidad regional", apuntó.

Si bien muchos políticos de centro y de izquierda en Israel, así como gran parte de la comunidad internacional, apoyan la solución de dos Estados, esta alternativa es rechazada por los partidos y votantes de derecha, que hoy representan la mayoría de la población israelí y que apoyan en buena medida la expansión de los asentamientos judíos en territorio palestino ocupado.

(c) Agencia EFE