Van Aert y Alaphilippe preparados para frenar a Mathieu Van der Poel

Agencia EFE
·2  min de lectura

Redacción deportes, 3 abr (EFE).- La adrenalina y un buen momento de forma son las fuentes de confianza del francés campeón mundial Julian Alaphilippe y del belga Wout Van Aert ante el reto de desbancar al neerlandés Mathieu Van der Poel, defensor del título, en el 105 Tour de Flandes que se disputa este domingo entre Amberes y Oudenaarde sobre un recorrido de 263.7 kilómetros.

Van der Poel, de 26 años, ganador de la Strade Bianche, se presenta con dudas al segundo monumento del año, algo cansado tras su periplo por las pruebas italianas, pero dispuesto a pelear por su segundo triunfo consecutivo. Hace un año le arrebató la gloria a Van Aert en un apretado esprint.

"Espero poder jugar un papel importante en el Tour de Flandes, pero si ese no es el caso, tenemos que empezar a pensar en cómo abordar el futuro. Después de la Tirreno-Adriatico estaba un poco cansado, en el E3 me encontré mucho mejor y el pasado miércoles el calor me jugó una mala pasada. Tengo la sensación de que las cosas no van tan bien como en el bloque italiano, pero tal vez vuelva a estar en buena forma el domingo", explicó el campeón neerlandés.

Con Van der Poel como hombre a batir, hay dos rivales con las garras afiladas, ajusticiados hace un año por el infortunio. Alaphilippe se estrelló contra una moto y hubo de retirarse cuando iba escapado con sus dos máximos rivales, y Van Aert se quedó con la miel en los labios por escasos centímetros. Ambos huelen la revancha.

"Con la adrenalina de la carrera y un equipo tan fuerte como el nuestro todo irá en la dirección correcta. Ahora me siento bien. Me sentí un poco cansado después de las carreras en Italia, luego recuperé sensaciones en A Través de Flandes y este domingo debería estar bien. El objetivo es conseguir una buena victoria, haré todo por eso".

A pesar del incidente del año pasado, Alaphilippe no tiene sentimiento de venganza, sino de hacer brillar su maillot arcoíris.

"No tengo ningún sentimiento de venganza. Tomar parte del segundo Tour de Flandes con el maillot de campeón del mundo me da una sensación especial. Es un placer y un honor poder hacerlo. Estoy orgulloso llevar el maillot, y sobre todo espero mostrarlo el domingo".

Por su parte, Wout Van Aert, de 26 años, reciente ganador de la Gante Wevelgem y segundo en la Tirreno Adriático, avisa de que llega en buen momento de forma y cargado de moral.

"Me siento tan fuerte como el año pasado y mentalmente estoy un poco más fresco. También tengo confianza en el equipo, pueden llevarme lejos. La victoria del domingo pasado dio un gran impulso. Si termina en un sprint como el año pasado, soy optimista sobre mis posibilidades de ganar la carrera ", dijo Wout Van Aert, segundo hace un año por escasos centímetros.

(c) Agencia EFE