Anuncios

La UE aprueba definitivamente 50.000 millones para Ucrania y podrá iniciar los desembolsos

Bruselas, 28 feb (EFE).- Los Estados de la Unión Europea (UE) dieron este miércoles su visto bueno definitivo a la revisión del presupuesto comunitario hasta 2027, que incluye el nuevo paquete de ayuda a Ucrania de 50.000 millones de euros, con lo que podrán comenzar los pagos a Kiev.

Después de que el Parlamento Europeo aprobase el martes el paquete, la luz verde de los Gobiernos era el último paso pendiente para que entre en vigor en los próximos días y la Comisión Europea pueda desembolsar el primer tramo de ayudas a Ucrania, que ascenderá a 4.500 millones de euros y llegará a lo largo de marzo para evitar problemas de liquidez en plena agresión rusa.

Estados y Eurocámara llegaron este mes a un acuerdo sobre la revisión presupuestaria y la asistencia financiera a Kiev después de que Hungría levantase el 1 de febrero el bloqueo que mantenía desde diciembre, pese a que el resto de socios no accedieron a su demanda de tener derecho de veto anual sobre las ayudas a Ucrania.

Tras la aprobación formal, la UE podrá empezar a transferir los 50.000 millones de euros que ha presupuestado como asistencia macrofinanciera durante los próximos cuatro años, 33.000 de los cuales serán créditos y los otros 17.000 millones, ayudas directas.

"Podría proporcionarse apoyo excepcional muy pronto tras la entrada en vigor del reglamento del Mecanismo para Ucrania", dijo en un comunicado el Consejo (institución que representa a los países), recordando que los desembolsos están sujetos a que Kiev cumpla las condiciones pactadas por la Comisión Europea para recibir las ayudas.

En total, la revisión del Marco Financiero Plurianual (MFP) para el periodo 2021-2027 asciende a 64.600 millones de euros (descontando los préstamos a Kiev) y busca reforzar las dotaciones de prioridades comunitarias específicas.

Así, suma 2.000 millones de euros a los programas comunitarios de migración y protección de fronteras, 7.600 millones para los Balcanes, Siria, Jordania, Líbano y Turquía, 2.000 millones para reforzar el instrumento de flexibilidad y otros 1.500 millones de euros para la reserva de solidaridad y emergencias.

Además, la UE se dota de un sistema "en cascada" para pagar los intereses extraordinarios de la deuda del fondo de recuperación (unos 15.000 millones de euros) y crea la plataforma STEP (Plataforma de Tecnologías Estratégicas para Europa), que invertirá 1.500 millones a través del Fondo Europeo de Defensa en tecnologías limpias.

La idea inicial de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con esta plataforma era crear un "fondo de soberanía" europeo para avanzar en tecnologías clave para la transición verde y digital, pero la iniciativa no cuajó entre los Estados.

Finalmente, Bruselas propuso dotar STEP con un presupuesto de 10.000 millones de euros que también iba dirigido a programas como Horizonte (centrado en la I+D), el Fondo de Innovación o el plan europeo de inversiones Invest EU, pero las negociaciones entre jefes de Estado y de Gobierno limitaron la dotación y alcance a los 1.500 millones mencionados para el Fondo Europeo de Defensa.

(c) Agencia EFE