Si tienes algunos de estos 6 síntomas, a tu cuerpo le falta calcio

CIUDAD DE MÉXICO, junio 25 (EL UNIVERSAL).- La salud humana se ve reforzada gracias a la alimentación que le suministra al cuerpo vitaminas, minerales, proteínas y demás nutrientes que le son indispensables para su funcionamiento. Cada uno de estos componentes cumple un rol en particular en el organismo y es por eso que una dieta balanceada es lo más recomendable.

El calcio es uno de los minerales que nuestro cuerpo precisa y su importancia radica en el cuidado de la salud ósea durante toda la vida, explica el Instituto Mayo Clinic. Además, es necesario para la contracción de los músculos y la coagulación de la sangre. Cuando la alimentación no es suficiente para obtenerlo, remarcan sus especialistas, los suplementos pueden ser una opción para complementar nuestra dieta.

Mayo Clinic afirma que una cantidad insuficiente de calcio podría ocasionar problemas de salud relacionados con huesos débiles. Entonces, conocer si nuestro organismo tiene el suficiente calcio es importante y esto se logra a través de la visita periódica al médico y los análisis pertinentes, si es que no aparecen síntomas que puedan evidenciarlo.

Al respecto, debes saber que los síntomas de la deficiencia de calcio en el cuerpo pueden ser muy tenues, por lo que aprender a reconocerlos nos ayudaría a cuidar mejor de nuestra salud. Para evitarlo, es recomendable el consumo de alimentos como pescados, lácteos y verduras de hoja verde o, con prescripción médica, los suplementos creados con este mineral.

Tanto el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos como la Fundación Internacional de Osteoporosis, remarcan que existen algunos síntomas a los que se debe prestar especial atención porque pueden significar que a tu cuerpo le falta calcio y que podrías padecer luego de enfermedades óseas o fracturas. En este punto es que enumeramos 6 síntomas que, en caso de detectarlos, deberás recurrir a la consulta médica.

Debilidad general.

Calambres musculares.

Piel seca.

Uñas quebradizas.

Hormigueo en extremidades.

Alteraciones del ritmo cardíaco.