Así sorprendió el huracán Otis a los meteorólogos con su rápida intensificación

(CNN) -- No se pronosticaba que Otis se convirtiera en huracán hasta la madrugada del martes, poco más de 24 horas antes de que tocara tierra con la fuerza de categoría 5 sin precedentes.

En la tarde del lunes se emitió una alerta de huracán para Acapulco y las zonas costeras circundantes en el estado de Guerrero, en México. Michael Brennan, director del Centro Nacional de Huracanes, declaró a CNN que la previsión se situaba "en el lado alto de casi todas las orientaciones sobre intensidad" que los meteorólogos obtienen de los modelos computarizados.

Última hora de Otis en México en vivo: trayectoria, noticias y más

Pero el sistema seguía muy subestimado. Brennan dijo que los datos de los satélites y los modelos de huracanes subestimaron la intensidad de Otis y qué tan fuerte podría llegar a ser.

Vista satelitael del huracán Otis el 25 de octubre de 2023. Crédito. NOAA

Se esperaba que los vientos de gran intensidad mantuvieran a raya la fuerza de Otis. Pero era una tormenta pequeña, lo que la hacía mucho más propensa a grandes cambios de intensidad. A medida que avanzaba el martes, y la tormenta empezaba a desplazarse sobre aguas increíblemente cálidas cerca de la costa, quedó claro que las condiciones ambientales no se estaban dando como los meteorólogos esperaban, y que Otis no iba a contenerse.

Los expertos del Centro Nacional de Huracanes estaban utilizando satélites para estimar la intensidad de Otis, una práctica habitual para los sistemas tropicales, pero este método puede conllevar problemas.

"Michael Brennan, director del Centro Nacional de Huracanes, dijo a CNN: "No siempre tenemos la mejor imagen completa de lo que está pasando debajo de la capa de nubes que se ve en las imágenes de satélite".

Ahí es donde entra en juego el equipo de reconocimiento aéreo de la NOAA, los cazadores de huracanes. Los aviones dejan caer sensores en la tormenta para tomar mediciones en tiempo real a medida que caen a través del ciclón, incluyendo la velocidad del viento y la presión.

"En el momento en que tuvimos el avión Hurricane Hunter volando en la tormenta [el martes] por la tarde, los datos revelaron que la tormenta era alrededor de 30 a 50 km/h más fuerte de lo que habríamos estimado con solo mirar las imágenes de satélite", dijo Brennan a CNN.

La intensificación explosiva del huracán Otis es un síntoma de la crisis climática, según los científicos

Brennan dijo que el NHC normalmente despliega aviones de reconocimiento en el Pacífico oriental para "amenazas de huracanes a zonas terrestres". CNN preguntó a Brennan por qué no se enviaron los cazadores de huracanes a la tormenta antes del martes por la tarde.

La carretera que conecta Chilpancingo con Acapulco se encuentra bloqueada este miércoles en la localidad de Juan R. Escudero, luego de que el río Papagayo se desbordara debido a las fuertes lluvias. Presidencia de México/Reuters

Los datos de los aviones confirmaron que Otis había comenzado a intensificarse rápidamente y el pronóstico de la tormenta cambió drásticamente.

"Siempre es el peor de los casos cuando tienes una tormenta [intensificándose rápidamente] muy cerca de tocar tierra, cuando tienes que hacer ajustes significativos al alza en el pronóstico y la realidad del escenario al que la gente se va a enfrentar es muy diferente de lo que inicialmente habían planeado", dijo Brennan a CNN.

Así de rápido se intensificó la tormenta este martes. Todas las horas corresponden al horario de la Ciudad de México.

La tormenta tropical Otis se desplaza frente a la costa de México poco después de las 6 a.m. CDT del martes 24 de octubre.

Martes: 3 a.m.,  tormenta tropical 104 km/h: el NHC pronostica por primera vez un huracán y dice que hay "alrededor de 1 en 4 posibilidades de fortalecimiento rápido durante las próximas 24 horas". 9 a.m., tormenta tropical 112 km/h: el NHC eleva ligeramente su pronóstico de intensidad y señala que algunos modelos de pronóstico muestran "una probabilidad mayor de lo normal" de intensificación rápida y "es posible que se realicen más ajustes al alza en el pronóstico de intensidad más tarde hoy". 12 p.m., huracán de categoría 1 de 128 km/h: el huracán se adentra en aguas muy cálidas frente a la costa de México y comienza a intensificarse rápidamente, ayudado por el aire húmedo y los vientos favorables en niveles altos, dos ingredientes que permiten que los ciclones se fortalezcan. "Es probable que siga fortaleciéndose hasta tocar tierra", advierte el centro de huracanes. 1 a 2 p.m.: los cazadores de huracanes vuelan a través del ojo de Otis, descubriendo que era mucho más fuerte de lo que los satélites habían estimado. 3 p.m., huracán de categoría 3 de 200 km/h: el NHC modifica drásticamente su previsión de intensidad y anuncia un huracán de categoría 4 "extremadamente peligroso" con vientos sostenidos de 225 km/h poco antes de tocar tierra. 6 p.m., huracán de categoría 4 de 230 km/h: el NHC advierte "...no hay señales de que esta intensificación explosiva se detenga", y pronostica que Otis alcance la Categoría 5 por primera vez. 9 p.m., huracán de Categoría 5 de 250 km/h: el centro de huracanes advierte "un escenario de pesadilla se está desarrollando para el sur de México esta noche con la rápida intensificación de Otis acercándose a la costa". Mira las fotos de la llegada del huracán Otis a México Miércoles: 12:25 a.m.: Otis toca tierra como un huracán de categoría 5 de 265 km/h.

Antes de Otis, no había tocado tierra ningún huracán de categoría 5 en el Pacífico oriental, según la base de datos de huracanes de la NOAA.

El anterior huracán que tocó tierra con más fuerza fue Patricia en 2015, que llegó a tierra como huracán de categoría 4 con vientos de 240 km/h.