La 'Sirena de hielo' chilena logra el desafío de los 7 mares tras cruzar Estrecho Tsugarú

Santiago de Chile, 18 jun (EFE).- Bárbara Hernández, conocida como la 'La sirena de hielo' chilena, recibió este martes el certificado con el cual Japón reconoció su travesía de 11 horas y 36 minutos por el Estrecho de Tsugarú, que la convirtió en la primer sudamericana en completar el desafío de los siete mares en cinco continentes, con el objetivo de concienciar en la necesidad de proteger el Planeta.

Hernández afirmó sentir "la emoción más linda del mundo", en un comunicado publicado en su perfil de Instagram, donde destacó su orgullo por conseguir este logro siendo "latina, chilena y recoletana", destacando su origen en una de las comunas de la capital austral.

Con un recorrido de casi 50 kilómetros en aguas abiertas a 12°C sin el uso de grasa ni neopreno, donde tiburones, serpientes marinas y medusas acechan, la nadadora de 38 años atravesó el canal que conecta el mar del país asiático con el Océano Pacífico, y lo celebró en un acto en la Embajada de Chile en Japón.

La atleta, psicóloga de profesión, había tenido un primer intento el año pasado para realizar este cruce, pero por las condiciones adversas no pudo alcanzarlo hasta el pasado jueves 13 cuando se dispuso a culminar el último de los "Ocean’s Seven", entre los más difíciles ubicados en los cinco continentes, que van entre los 15 a los 47 km.

La campeona mundial en aguas gélidas empleó seis años en completar su hazaña que inició en 2018 con el Estrecho de Gibraltar entre Europa y África (15,1 km en 3h:05). En 2019 sumó dos, el Canal de Catalina en California, Estados Unidos (33,7 km en 10h:11) y el Canal de la Mancha entre Inglaterra y Francia (34 km en 12h).

Hernández completó en 2021 el Canal Molokai en las costas de Hawái (45 km en 15h:41), en 2022 hizo el Canal del Norte entre Irlanda y Escocia (34,5 km en 12h:8) y en 2023 el Estrecho de Cook en Nueva Zelanda (27 km en 7h:30)

Así el de Japón terminó siendo el último tramo de la maratón de siete mares, similar a las siete cumbres de los montañistas, en la que la nadadora solo tuvo como asistencia una embarcación que seguía su travesía y le proveía la hidratación cada 40 minutos.

"Fue lejos el nado más complejo de mis siete mares, las condiciones fueron muy rudas, siempre pensé que Japón iba a ser un nado cálido y me encontré con un mar de 15º, algo bastante frío pensando nadar más de 11 horas, sentí miedo de no poder terminarlo", confesó.

Hernández junto a la mexicana de 54 años Nora Toledano, quien estuvo junto a ella en Japón, son las únicas latinoamericanas en terminar este desafío que solo lo han alcanzado nueve nadadores de los cuales cinco son mujeres.

"Quiero instar a la gente a soñar en grande, a trabajar por esos sueños, que sepan que, desde Chile, en el fin del mundo, podemos hacer cosas únicas y ganar un lugar en la historia del mundo, en este caso desde la natación de aguas abiertas", aseguró.

(c) Agencia EFE