Sheinbaum recibe bastón de mando para ser la voz de las mujeres

CIUDAD DE MÉXICO, junio 25 (EL UNIVERSAL).- Ante cientos de mujeres que la apoyaron durante el proceso electoral, la virtual presidenta electa, Claudia Sheinbaum, recibió el bastón de mando para ser la voz de cada una de ellas y que pueda concretar la agenda feminista pendiente, garantizar una vida libre de violencia y que se cree un sistema nacional de cuidados.

En el Claustro de Sor Juana Inés de la Cruz, en compañía de Ifigenia Martínez, Elena Poniatowska, la senadora Olga Sánchez Cordero, entre otras, Claudia Sheinbaum aseguró que en el país no van a regresar la corrupción, ni los privilegios ni los falsos feminismos, por lo que aseguró que en los siguientes seis años va a reivindicar a las mujeres.

Antes, Sheinbaum comentó que para que llegará este día, sorteó una campaña llena de calumnias, guerra sucia, mentiras, argumentos misóginos que aún se lee en las plumas del "conservadurismo", por ejemplo que es una "calca" y "clon", pero que la ciudadanía decidió el 2 de junio que "es tiempo de mujeres y es tiempo de transformación".

"(...) Nos tocará en los próximos seis años seguir reivindicando a las mujeres de nuestra historia, a las mujeres de hoy y para abrirle camino a las mujeres del mañana", adelantó la virtual presidenta electa.

Sheinbaum mencionó que va por el apoyo para mujeres de 60 a 64 años de edad para hacer un reconocimiento al trabajo de las mexicanas, y también por la construcción de un sistema de cuidados para que las mujeres tengan derecho a sus autonomías y tengamos derecho al desarrollo pleno.

"Como lo dije en campaña, vamos a iniciar este sistema de cuidados con las jornaleras agrícolas y con las mujeres de la maquila por un sentido simple, se llama justicia", dijo.

"Es tiempo de las mujeres y es tiempo de transformación, de seguir cruzando límites, de dejar huellas y ante la duda recordar que el presente y el futuro lo construimos juntas, como aliadas y como compañeras. En México ya nos encontramos y nunca volveremos a estar solas, nunca en México sin nosotros", dijo.

Durante el evento, la senadora Olga Sánchez Cordero, en representación de cientos de mujeres, le mencionó a Sheinbaum que este acto también es una petición para que sea la voz de las mujeres y ejerza su liderazgo para "cristalizar" los sueños y anhelos históricos de cada una de ellas.

También le pidió concretar la agenda feminista pendiente, garantizar una vida libre de violencia para todas las niñas y mujeres, educación gratuita para todas las niñas y adolescentes, un sistema nacional de cuidados, y derecho a la salud y derechos sexuales y reproductivos, así como la igualdad salarial y de oportunidades económicas.

"Y, en general, garantizar el pleno ejercicio de todos nuestros derechos sin cortapisas, sin limitaciones. Es una señal, Presidenta, de sororidad. De sororidad contigo. Te queremos decir que no estás sola. Que cuentas con cada una de nosotras. ¡No estás sola!", expresó la senadora morenista.

En el evento estuvo la saxofonista María Elena Ríos; Paola Félix, coordinadora de Suma Mujeres; la secretaria general de Morena, Citlalli Hernádez; Ernestina Godoy, próxima consejera jurídica del Ejecutivo federal; Rosaura Ruiz, próxima secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación; María Teresa Ealy, diputada electa por Morena; Altagracia Gómez, integrante de los Diálogos por la Transformación; y Susana Harp, senadora de la República, entre otras.