Anuncios

Rusos les disparan a los rescatistas en áreas inundadas tras el colapso de la represa Nova Kakhovka de Ucrania, dice Zelensky

(CNN) -- Las fuerzas rusas han estado disparando a los rescatistas ucranianos que intentan llegar a las áreas inundadas en la región de Jersón que están bajo control ruso, dijo este miércoles el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky.

Los rescatistas están tratando de evacuar a miles de personas en la zona inundada de la represa y central hidroeléctrica de Nova Kakhovka, ocupada por los rusos, que se derrumbó este martes y envió torrentes de agua por el río Dnipro.

Zelensky hizo los comentarios en una entrevista exclusiva con el tabloide alemán Bild publicada este miércoles.

“Personas, animales han muerto. Desde los techos de las casas inundadas, la gente ve flotar a los ahogados. Puedes ver eso en el otro lado. Es muy difícil sacar a la gente de la parte ocupada de la región de Jersón”, dijo Zelensky.

“Cuando nuestras fuerzas intentan sacarlos [a los residentes], los ocupantes les disparan desde la distancia”, dijo Zelensky a Bild. “Tan pronto como nuestros ayudantes intentan rescatarlos, les disparan. No podremos ver todas las consecuencias hasta dentro de unos días, cuando el agua haya bajado un poco”.

Así es el antes y el después de una represa destruida en Jersón 0:51

La organización humanitaria internacional CARE advirtió que es probable que haya minas terrestres flotando en las inundaciones desatadas por el colapso de la represa.

“El área donde estaba la represa Kakhovka está llena de minas terrestres, que ahora flotan en el agua y representan un gran riesgo”, dijo Fabrice Martin, director de país de CARE Ucrania, en un comunicado.

Al menos tres personas han muerto en la ciudad de Oleshky, ocupada por los rusos, después de que el agua inundó “alrededor del 90%”, dijo a CNN el alcalde ucraniano exiliado de la ciudad, Yevhen Ryshchuk.

“Tres personas se ahogaron allí. No sabemos cuántos muertos más habrá. Creo que podría haber muchos más”, dijo Ryshchuk.

Entre 3.500 y 4.000 personas todavía vivían en Oleshky, incluidos “muchos jubilados y personas postradas en cama”, agregó el alcalde.

Ucrania acusa a Rusia de "ecocidio" por la destrucción de una represa vital cerca de Jersón que provocó evacuaciones

Este miércoles, un voluntario que participa en los esfuerzos de rescate en Jersón le dijo a CNN que los voluntarios enfrentan bombardeos rusos en casi todas las incursiones.

“Por supuesto que es extremadamente peligroso”, dijo Roman Skabdrakov del Grupo de Voluntarios Kaiman.

La destrucción de la presa y las inundaciones posteriores obligaron a más de 1.800 personas a huir de sus hogares, inundaron miles de hectáreas de tierras de cultivo, amenazaron suministros de agua vitales y provocaron advertencias de daños ambientales catastróficos por parte de funcionarios y expertos ucranianos.

Kyiv y Moscú han intercambiado acusaciones sobre la destrucción de la represa, sin aportar pruebas concretas de que el otro sea culpable. La presa estaba ocupada por Rusia en el momento de su colapso. Aún no está claro si la presa fue atacada deliberadamente o si la brecha fue el resultado de una falla estructural.

Llamados de ayuda internacional

Un video publicado por el ejército ucraniano muestra cómo se arroja agua potable a los residentes afectados por las inundaciones en las áreas ocupadas por Rusia en Jersón.

Imágenes de drones militares, supuestamente de la ciudad de Oleshky, parecen mostrar a una familia atrapada en su casa inundada y suplicando ayuda. El video muestra a un residente parado en el tragaluz de una casa que está rodeada por inundaciones y atrapando una botella de agua soltada por el dron.

El primer ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, afirmó que las fuerzas de ocupación rusas no han ofrecido “ayuda” a los residentes en las áreas inundadas. Dijo que los residentes en las áreas ocupadas de Jersón “han sido abandonados por los rusos” y “dejados morir” mientras las casas “desaparecen bajo el agua”.

"Todo se está hundiendo": la destrucción de la represa Nova Kakhovka en Ucrania representa otro peligro para Jersón, en la línea de fuego Así quedó la represa destruida en Ucrania 2:24

El presidente Zelensky describió la situación en las áreas ocupadas por Rusia como “absolutamente catastrófica”.

“Los ocupantes simplemente abandonaron a la gente en estas terribles condiciones. Sin salvamento, sin agua, solo en los techos de las casas en comunidades inundadas”, dijo este miércoles.

Tanto Zelensky como Shmyhal apelaron directamente a las Naciones Unidas y a las organizaciones humanitarias internacionales para que se hicieran cargo de evacuar a las personas de las áreas ocupadas por Rusia en Jersón.

Zelensky pidió una respuesta humanitaria “clara y rápida”, y dijo que es difícil saber “cuántas personas en el territorio temporalmente ocupado de la región de Jersón pueden morir sin rescate, sin agua potable, sin comida, sin atención médica”.

Dijo que los servicios militares y de emergencia de Ucrania “están rescatando a tantas personas como sea posible”, a pesar de los bombardeos rusos.

“Pero se necesitan más esfuerzos”, dijo Zelensky.

Funcionarios humanitarios de la ONU visitaron Jersón este miércoles para “coordinar la respuesta humanitaria” junto con las organizaciones y autoridades locales, dijo la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios del organismo en un comunicado de prensa.

“Dijeron que es probable que el desastre empeore en las próximas horas, con niveles de agua aún en aumento y más pueblos y ciudades inundados”, dijo la ONU. “Esto afectará el acceso de las personas a los servicios esenciales y plantea graves riesgos para la salud”.

Algunos damnificados se niegan a irse

Oleksandr Prokudin, el jefe de la administración militar regional de Jersón que ha estado supervisando los esfuerzos de rescate, dijo que esperan que los niveles de agua “permanezcan y se acumulen por otro día y luego disminuyan gradualmente por otros cinco días”.

Al menos 1.854 personas han sido evacuadas desde el martes mientras los esfuerzos de rescate para liberar a las personas de sus hogares inundados en Jersón, controlado por Ucrania, continuaron durante todo este miércoles, dijo el Ministerio del Interior de Ucrania.

Voluntarios transportan a residentes locales en botes inflables durante una evacuación de una zona inundada en Kherson el 8 de junio de 2023, tras los daños sufridos en la presa de la central hidroeléctrica de Kakhovka. (Crédito: ALEKSEY FILIPPOV/AFP vía Getty Images)

El Ministerio dijo que era también buscando formas de evacuar a los ciudadanos de la orilla oriental ocupada por Rusia del río Dnipro.

“Estamos tratando de hacerlo lo más rápido posible. Estamos obstaculizados por una fuerte corriente y los bombardeos del ejército ruso”, dijo el ministro de Asuntos Internos de Ucrania, Ihor Klymenko.

Las condiciones de los residentes en las áreas inundadas son terribles, con “cientos de miles de personas sin acceso normal al agua potable”, dijo Zelensky.

La ciudad de Jersón estuvo bajo ocupación rusa durante ocho meses y continúa enfrentando bombardeos de las fuerzas rusas al otro lado del río.

A pesar de las amenazas de inundaciones y bombardeos, los trabajadores humanitarios le dijeron a CNN que algunos residentes están decididos a permanecer en sus hogares inundados en lugar de ser evacuados.

Muchos de ellos son ancianos y algunos han experimentado más de un año de conflicto o han regresado recientemente a sus hogares y están “menos dispuestos a irse debido a las inundaciones”, dijo Selena Kozakijevic, gerente de área de Ucrania del grupo de ayuda internacional CARE.

Kozakijevic dijo que algunos de los socios locales con los que CARE ha trabajado recibieron llamadas de personas en áreas ocupadas que dicen que están luchando para encontrar ayuda y solicitando apoyo.

“Desafortunadamente, la orilla izquierda del río no es accesible desde el lado derecho y esta es la razón principal por la cual, desde las áreas controladas por Ucrania, la asistencia en este momento no está pasando al otro lado”, dijo.

 

-- Chris Stern, Vasco Cotovio, Mohammed Tawfeeq y Amy Cassidy de CNN contribuyeron con este reportaje.