Ricardo Gareca se fue de Vélez, renunció luego de sólo 12 partidos en su segundo ciclo como DT

Ricardo Gareca dirigiendo a. Vélez ante River; fue su último partido como local, ya que el DT renunció luego de perder en Córdoba ante Belgrano
Ricardo Gareca dirigiendo a. Vélez ante River; fue su último partido como local, ya que el DT renunció luego de perder en Córdoba ante Belgrano - Créditos: @Mauro Alfieri

Ricardo Gareca ya no es entrenador de Vélez. La decisión la tomó este domingo, el día después de la derrota ante Belgrano, en Córdoba, por 2-0, por la jornada 19 de la Liga Profesional Argentina. Permaneció menos de tres meses. Dirigió apenas 12 partidos : 1 victoria, 7 empates y 4 derrotas. El equipo está 22° de 28° en la tabla anual y ocupa el puesto 26° en la de los promedios de 2024..Este lunes pasará a despedirse de los jugadores en la Villa Olímpica.

Gareca había dado indicios tras la nueva derrota ante Belgrano, ya que el ídolo del club se fue sin hacer declaraciones. Según se supo, el DT no había ido a la conferencia de prensa porque empezó a tener dolores de cabeza. Fuentes del Fortín habían aseguraron que, la razón del levantamiento del encuentro con los periodistas, se debió a un malestar físico. En la salida lo acompañaban el manager Christian Bassedas y el presidente Sergio Rapisarda.

Ricardo Gareca está preocupado porque no le encuentra la vuelta a Vélez
Ricardo Gareca está preocupado porque no le encuentra la vuelta a Vélez - Créditos: @Prensa Vélez

No había sido primera vez que el Tigre se había mostrado preocupado. Tras la igualdad ante River 2-2 en la fecha pasada, en lo que fue uno de los mejores partidos de Vélez en los últimos meses desde el rendimiento colectivo, el Tigre había dicho: “Estamos en una etapa que necesitamos pastillas para dormir. Estamos todos, ustedes, nosotros, todos estamos en Vélez en una etapa que no te permite estar tranquilo. Estoy a full, como están los muchachos, como estamos todos, los dirigentes, todos estamos a full con este tema”.

Gareca se había mostrado con fuerzas tras el 2-2 ante River, sobre todo por cosas positivas que había visto en el rendimiento del equipo. “Estoy enchufado, vivo para Vélez, lo único que me obsesiona nada más en este como a los muchachos salir de esta situación, volver a retomar, pero a retomar desde el buen juego, desde la calidad futbolística que tenemos y que podemos ejercer este protagonismo”, había dicho en Liniers, pero el equipo volvió a retroceder ante Belgrano. Y fue el punto final.

Este domingo, había agregado indicios para un posible portazo. Gareca no se presentó al entrenamiento que el plantel de Vélez realizó en la Villa Olímpica de Parque Leloir, mientras crecían las versiones de una eventual renuncia al cargo. El entrenador bonaerense, de 65 años , no estuvo presente en la práctica de la jornada en el predio de Ituzaingó y desde el club de Liniers, hasta las primeras horas de la tarde, no se dio una explicación oficial. La práctica había sido conducida por los otros componentes de su cuerpo técnico, encabezado por su ayudante, Sergio Santín.

El manager Christian Bassedas y los dirigentes intentaron convencerlo por la tarde de que siga, pero Gareca ten{ia la decisión tomada. Mientras se desarrollaba la reunión entre el director técnico y la mesa chica de los dirigentes, cientos de hinchas se reunieron en la sede para expresarle su apoyo al DT y criticar duramente la gestión actual. “Si nos mandan al descenso, qué quilombo se va a armar”, se escuchó en los pasillos.

El último partido de Gareca en Vélez

Tras haber ganado un solo encuentro desde su vuelta al club, la goleada 4-0 ante Central Córdoba por la séptima jornada (el pasado 21 de marzo), el Tigre decidió pegar el portazo. Se comenta que la familia fue decisiva en la recomendación, viendo cómo el mal presente futbolístico repercutía en la salud del entrenador. Vélez, que lleva diez partidos sin ganar, ocupa sorpresivamente el 22do. lugar en la clasificación, con apenas 18 puntos y a solamente tres del descenso.

En el último año y medio, el conjunto de Liniers sólo ganó nueve de 45 partidos. Y todo se magnifica luego de cada malestar mostrado por los hinchas porque a fin de año habrá elecciones. Sergio Rapisarda, actual presidente y toda la comisión directiva ya venía siendo muy cuestionado por los hinchas incluso antes de la llegada de Gareca. Lo que sucedió ayer en el club, con los reclamos de los hinchas, sube más la tensión en un club que necesita enderezar su rumbo.