Anuncios

Ribera teme por la estabilidad de la seguridad climática y pide acelerar la reducción de emisiones

David Asta Alares

Nueva Delhi, 8 feb (EFE).- La temperatura mundial de los últimos 12 meses superó por primera vez el umbral de 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales, un dato "enormemente preocupante" para la ministra española de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que llamó a acelerar internacionalmente la reducción de emisiones y mostró su preocupación por la "estabilidad de la seguridad climática"

Según señaló en una entrevista con EFE la vicepresidenta tercera de España: "no nos podemos acostumbrar a leer estos datos como si no pasara nada porque son graves señales de alarma y por eso el mensaje reforzado de acelerar las políticas de clima, de prepararnos para los impactos del cambio climático, de reducir las fuentes de emisión de gases de efecto invernadero de manera drástica es tan importante".

El servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S) de la Unión Europea reveló hoy que la media del conjunto de los últimos doce meses ha sido por primera vez superior a 1,5 ºC, con el enero de 2024 más cálido desde que hay registros.

"Estamos entrando en una zona de preocupación muy seria desde el punto de vista de la estabilidad de la seguridad climática", lamentó Ribera.

La vicepresidenta tercera destacó cómo, unido al alza de las temperaturas en el mar, el calentamiento climático está produciendo ya un incremento de los fenómenos meteorológicos extremos y alterando las bases del clima.

Desde la evolución de la sequía en España, sin visos de ser un episodio puntual y que ha obligado a considerar el envío de barcos con agua hasta el puerto de Barcelona, pasando por los episodios de inundaciones y frecuentes ciclones en países como Bangladesh.

"La India es un país vulnerable al cambio climático, que pone en riesgo la seguridad alimentaria y la seguridad de las personas, y las infraestructuras con inundaciones terribles o terribles épocas de sequía", señaló Ribera.

Desplazada a Nueva Delhi para participar ayer en la Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible (WSDS), Ribera mantuvo encuentros con el ministro de Energía que también lleva la cartera de renovables, R. K. Singh, así como con el ministro de Medio Ambiente indio, Bhupender Yadav.

Ribera defendió la necesidad de reducir drásticamente las emisiones pero también reconoció los planes de países como la India, el tercero más contaminante del mundo según la base de datos europea EDGAR, de ampliar sus centrales de carbón.

"Seguir apostando por el carbón representa seguir incrementando el origen del problema del cambio climático", declaró, pero Nueva Delhi "siente la enorme preocupación de poder satisfacer esa demanda sobre la base de energías renovables exclusivamente".

La clave está en la mejor manera de salir de los combustibles fósiles cuanto antes, por ejemplo aumentando la capacidad nuclear en países como la India.

Ribera indicó sin embargo que esta no es la opción "preferida" por el Gobierno de España, que apuesta por el mejor aprovechamiento de las energías renovables para lograr la descarbonización.

En estrategia nacional, la ministra aseguró que su Gobierno no descarta el carácter permanente del gravamen energético sobre la actividad no regulada de las grandes energéticas en España, mientras trabaja en su prórroga.

"El mensaje que yo les traslado es que es tiempo de invertir y no de repartir beneficios", afirmó Ribera desde Nueva Delhi.

Consideró que "no parece muy razonable" que los ciudadanos vean el reparto de grandes beneficios entre las grandes energéticas, cuando hace falta una inversión masiva para avanzar en la transición hacia la energía limpia en España.

"Estamos trabajando junto con Hacienda, que es quien lidera este proceso, para que ese impuesto extraordinario sea prorrogado con la condición o con el añadido de que debe convertirse en un incentivo a la inversión", dijo.

Ribera recalcó que desconoce los planes de las empresas energéticas, pero indicó que sus directivos están convencidos de la importancia de seguir apostando por las inversiones de transición energética.

Respecto a la hoja de ruta sobre esta transición energética, la vicepresidenta tercera resaltó la importancia de impulsar las energías renovables y limpias en España, pero sin dar marcha atrás al apagón nuclear.

Por otra parte, al ser preguntada por el supuesto sabotaje contra los gasoductos rusos Nord Streamy, considero que, entre otras cuestiones, "pone de manifiesto hasta que punto es importante hacer una vigilancia y contar con un plan de seguridad para las estructuras y para las infraestructuras energéticas críticas".

Además de "poner de manifiesto también la importancia de garantizar alternativas, de forma que podamos reaccionar rápidamente si se produce algún imprevisto en cualquiera de las de las herramientas clave de las que disponemos para poder garantizar la energía todos nuestros ciudadanos".

(c) Agencia EFE