Anuncios

Los republicanos y demócratas todavía están "lejos" de un acuerdo sobre la deuda en EEUU

Washington, 16 may (EFE).- El presidente de la Cámara Baja de EE.UU., el republicano Kevin McCarthy, afirmó que todavía están "muy lejos" de un acuerdo con la Casa Blanca y los demócratas para elevar el techo de deuda y evitar que el país caiga en una suspensión de pagos, tras una reunión este martes con el presidente Joe Biden.

McCarthy fue preguntado a su salida del encuentro por una periodista sobre si todavía las posturas están muy alejadas, a lo que respondió: "sí".

Acto seguido, la periodista aventuró si sería posible llegar a un acuerdo a finales de esta semana, a lo que el líder de los republicanos en la Cámara Baja contestó afirmativamente.

"No es difícil llegar a un acuerdo", reflexionó McCarthy, quien agregó que la reunión de este martes, que viene después de un primer encuentro hace una semana, ha sido "productiva".

Al igual que en esa primera cita, a la reunión de hoy acudieron, además de Biden y McCarthy, el líder de la minoría conservadora en el Senado, Mitch McConnell, y los dirigentes de los demócratas en esa cámara y la Cámara Baja, Chuck Schumer y Hakeem Jeffries.

McCarthy aseguró que han adelantado mucho trabajo en un corto período de tiempo, aunque deseó que esto se hubiera hecho hace 100 días.

Actualmente, republicanos, demócratas y la Casa Blanca negocian elevar el techo de deuda del país, de 31,4 billones de dólares, después de que se alcanzara el 19 de enero.

Desde entonces, el Gobierno ha tenido que recurrir a dinero en sus reservas para pagar las deudas que ha contraído. El Departamento del Tesoro estima que esas reservas se agotarán hacia el 1 de junio, momento en que EE.UU. entraría automáticamente en una suspensión de pagos, la primera de su historia.

Después del encuentro de este martes, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que describió de "productiva y directa" la reunión, en la que Biden subrayó que, pese a que todavía queda trabajo por hacer en una amplitud de temas "difíciles", es optimista de que se puede llegar a un acuerdo si se negocia "de buena fe y se reconoce que ninguna parte puede lograr todo lo que quiere".

Biden, que viajará mañana a Japón para acudir a la cumbre del G7 entre el 19 y el 21 de mayo y ha cancelado su viaje posterior a Papúa Nueva Guinea y Australia por la falta de acuerdo sobre la deuda, ha ordenado a su personal que siga reuniéndose a diario para abordar este asunto.

Asimismo, tiene previsto contactar con los líderes del Congreso por teléfono a finales de esta semana y reunirse con ellos a su vuelta de Japón.

Desde la Casa Blanca, Schumer afirmó que es necesario ponerse de acuerdo para evitar la suspensión de pagos, porque, indicó, sería un "desastre".

"Es algo que todo el mundo entendió en la sala (de reunión) y estoy contento de ver que todo el mundo entendió que la suspensión de pagos sería un desastre", remarcó Schumer.

Por su parte, Jeffries subrayó que todos estuvieron de acuerdo en el encuentro de que "la única vía adelante es alcanzar un acuerdo bipartidista anclado en el terreno común".

"Acordamos en que la suspensión de pagos no es aceptable y que debemos evitarla", apuntó Jeffries, al tiempo que remarcó que coincidieron en que tienen que proceder con "urgencia feroz" para llegar a un acuerdo a tiempo.

(c) Agencia EFE