La renuncia de trabajadores jóvenes genera serios problemas a las empresas para cubrir las vacantes

La renuncia de trabajadores jóvenes genera serios problemas a las empresas para cubrir las vacantes

Los jóvenes de toda Europa abandonan sus puestos de trabajo, lo que se está convirtiendo en uno de los mayores obstáculos para las empresas a la hora de hacer frente a la escasez de personal cualificado.

Las nuevas cifras revelan que el 60% de los cazadores de talento afirman que la tendencia al abandono de los trabajadores más jóvenes y sus dificultades para atraer a nuevos empleados con las cualificaciones adecuadas les impiden cubrir sus carencias de personal cualificado.

La pandemia y la subsiguiente inestabilidad económica, que se ha traducido en niveles récord de inflación que aún no han remitido en gran parte de Europa, marcaron el comienzo de tendencias como la llamada "Gran Dimisión" y la "renuncia silenciosa".

Muchos trabajadores jóvenes, sobre todo, consideraban que no estaban recibiendo un trato justo, y a menudo trabajaban más por menos, ya que los precios subían más deprisa que sus salarios.

Una encuesta realizada a buscadores del talento, profesionales del aprendizaje y el desarrollo, y trabajadores de distintos niveles en empresas del Reino Unido, Francia, Alemania y EE.UU. ha revelado las graves dificultades en las que estas tendencias han dejado a las empresas.

La elevada rotación de los empleados más jóvenes en la plantilla fue un problema particular para los responsables de contratación en el Reino Unido, ya que el 60% de ellos afirmó que era el mayor reto al que se enfrentaban en relación con la escasez de competencias.

En su informe 2023 Global State of Upskilling and Reskilling, los analistas de la plataforma de aprendizaje 360Learning revelaron que perder los conocimientos de la generación de más edad que se jubila era el obstáculo más importante para más de un tercio de los responsables de contratación encuestados.

En Francia y EE.UU., el mayor reto era encontrar un número suficiente de nuevos empleados con las cualificaciones adecuadas.

Según David James, director de formación de 360Learning, la crisis de cualificaciones está ejerciendo una "presión significativa" en muchos tipos de empresas debido a la pérdida de conocimientos institucionales por la jubilación y la rotación de los empleados más jóvenes.

"Como resultado, la demanda de talento está superando con creces a la oferta. Para remediarlo, las empresas deben crear una cultura de aprendizaje continuo y dar a sus equipos las herramientas y oportunidades para mejorar sus competencias", afirma.