Rauw Alejandro inspira sensual perreo

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 21 (EL UNIVERSAL).- Al otro lado de la Ciudad de México, otro Alejandro provocaba el perreo de 64 mil personas, la mayoría mujeres, que se dieron cita en el Foro Sol, en el oriente de la gran metrópoli.

La lluvia también puso en predicamento la realización de este concierto, pero no sólo se llevó a cabo, sino que el puertorriqueño logró llenar y convencer a su muy fiel fanaticada.

"Aunque llueva, seguimos aquí el 'party', ¿dónde están todas mis bebecitas, mis bebecitos? Está un poco resbaloso, pero no pasa nada, venimos a pasarla increíble. Gracias por todo el apoyo que me han dado desde el día uno. Olvidemos todos nuestros problemas, venimos a pasarla genial", saludó Rauw Alejandro a las y los asistentes, antes de "Perreo Pesau".

Con canciones mucho más pop, hizo saltar a su público sin dejar pasar la oportunidad de bailar con sonidos más orgánicos y clásicos del reggaetón.

"¿Aquí en la capital les gusta el perreo? Porque traigo muchas de esas, desde 'Saturno' (aludiendo a una de sus canciones). Recuerden que aquí sólo se acepta que avienten las panties o el brasier", dijo el boricua, para poner a perrear a su gente con "Gatas" y "La Bellakera".

Después, respondió a su pareja Rosalía, quien cantó en su concierto del Zócalo los temas que recientemente produjeron juntos, "Vampiros" y "Beso".

"Hay canciones que te marcan el corazón", dijo mientras sostenía una versión del disco Motomami, que una fan le hizo llegar para que lo firmara. Rauw lo firmó y eso desató la ovación de los presentes, emocionados con la relación de los famosos.

Pero después de las dedicatorias melosas, las canciones para seguir disfrutando continuaron en un contraste que se mantendría toda la noche.

Con temas como "Efecto", "Sexo virtual" y "Desesperados", la fiesta continuó, provocando un coro ensordecedor al ser de sus canciones más conocidas.

Luego de un interludio, llegó un momento de canciones que remitían más a baladas, haciendo que muchas parejas bailaran y disfrutaran abrazadas.

Fue con "Cuérame" y "Ron cola" que la noche regresó a lo romántico, eso hasta que llegó otra de sus colaboraciones con Bad Bunny, "Party".

Entonces el boricua fue un sex symbol, recibió brasieres, los cuales comenzó a levantar desde la tarima del escenario.

"Guapa", llegó por petición unánime del público y Rauw no quiso decepcionar a los capitalinos, y con gafas aludiendo a un alien bajó a saludar a todos su seguidores para terminar con la fiesta en la que hubo mucho perreo y una sensual interacción con las y los fans.