Pusimos a prueba la nueva MacBook Pro con chip M3

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 20 (EL UNIVERSAL).- La duración de la batería mejorada y el alto rendimiento al realizar tareas demandantes son dos de las principales características de la nueva MacBook Pro con el chip M3, la cual empezamos a probar desde hace un mes.

Destacamos la autonomía, ya que nos llamó la atención que, antes de que fuera necesario recargar la portátil, pudimos usarla por poco más de dos días.

Además, estas MacBook mantienen el mismo nivel de potencia tanto cuando están desconectadas como cuando requieren corriente eléctrica. Parece obvio, pero aún hay laptops de otras marcas que sí bajan su potencia cuando no están enchufadas.

El chip M3 está construido con tecnología de tres nanómetros. En otras palabras, es el más avanzado de los fabricados por Apple hasta el momento. Eso sí, existen versiones todavía más potentes de este procesador: la M3 Pro y la M3 Max.

Trazado de rayos

Algo que llamó nuestra atención al usar la MacBook Pro fue el elevado nivel de detalle en las imágenes gracias al Ray Tracing impulsado por hardware. Así, los reflejos y sombras se ven más realistas, y se disfrutan mucho más los videojuegos y otros contenidos con imágenes en movimiento.

Para los amantes de la franquicia "Resident Evil", conocida a nivel mundial por sus múltiples divisiones de contenido, es una noticia interesante que la versión Village esté optimizada para jugarse en estas computadoras Mac. Nosotros jugamos un poco con este título y notamos, claramente, una experiencia más que satisfactoria.

¿Para quién es esta Mac?

Una MacBook Pro es para todas aquellas personas que quieren tener un dispositivo que no les cause contratiempos o problemas de rendimiento en por lo menos cinco años. Quizá lo único que empezarán a ver a lo largo del tiempo es cómo la batería rinde cada vez un poco menos, lo que ocurre en todos los electrónicos con pila incluida, se debe decir. Sin embargo, el funcionamiento seguirá siendo bueno.

Los profesionales, estudiantes creativos y ejecutivos, sólo por mencionar algunos perfiles, también están entre los principales usuarios de este modelo de Mac, ya que es muy portátil y, sin duda, es capaz de procesar casi cualquier tarea que se le asigne.

Es gracias a su procesador de ocho núcleos que puede ejecutar varios programas de manera simultánea. Asimismo, su RAM de 16 GB hace posible el tener decenas de pestañas abiertas en navegadores.

En conclusión, en nuestra experiencia de uso con esta propuesta de Apple, notamos un rendimiento óptimo.

Nos sorprendió el hecho de que, al jugar videojuegos, la respuesta fuera la mismo al tener enchufada la máquina o en modo batería. Eso fue lo más destacado en nuestra experiencia, como también lo fue el ver cómo la portátil no se calentaba demasiado al ejecutar las tareas más demandantes.