Polillas en la despensa: ¿qué hacer si tu alacena está repleta?

Polillas en la despensa: ¿qué hacer si tu alacena está repleta?. (Foto: Getty)
Polillas en la despensa: ¿qué hacer si tu alacena está repleta?. (Foto: Getty)

¡Alerta en tu despensa!: tenemos infestación de polillas. Las polillas son visitantes indeseables que amenazan con arruinar nuestras provisiones, que nos dejan con frascos de harina, avena o pasta repletos de larvas y una especie de telaraña desagradable. ¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué nos vemos invadidos por polillas en la alacena, incluso cuando nuestros frascos están cerrados herméticamente?

Las polillas son atraídas por una amplia variedad de alimentos que son bien comunes en nuestras despensas, como cereales, harinas, arroz, legumbres, frutos secos y especias. Estos insectos depositan sus huevos en los alimentos y, una vez que eclosionan, las larvas se alimentan de ellos. Esto causa así una infestación en la alacena y, con ello, un ciclo de infestación difícil de controlar.

La falta de higiene en la cocina, el almacenamiento inadecuado de alimentos y la presencia de productos ya infestados son algunos de los factores que contribuyen a la formación de esta plaga.

¿Polillas en tu alacena?

Polillas en la despensa
Foto: GettyImages

Las polillas son pequeños insectos voladores que encuentran en nuestra despensa un festín abundante. Estos intrusos indeseables se sienten atraídos por una variedad de alimentos comunes como cereales, harina, arroz, legumbres, frutos secos y especias. Esta es una de las plagas domésticas más comunes, y se trata de una especie en particular, también conocida como la polilla india de la harina.

Las polillas depositan sus huevos en los alimentos y, cuando eclosionan, las larvas se alimentan de ellos, creando un ciclo de infestación difícil de erradicar. La falta de higiene, el almacenamiento inadecuado de alimentos y la presencia de productos ya infestados son algunas de las causas de su formación en la despensa. Sin lugar a dudas, estos insectos tan molestos son capaces de infiltrarse en tus alimentos y esconderse en los rincones más recónditos de tu despensa.

Estos bichos se comen y arruinan los alimentos o los contaminan de una manera que nos deja el bolsillo temblando. Estas plagas no sólo atacan cereales como frijoles, arroz, garbanzos y maíz, sino que también son capaces de destruir nuestros trapos, telas, cueros, pelos, papeles, cartones y hasta algunos muebles. Son una verdadera pesadilla para nuestro almacén.

 

Esta es la razón por la que se forman las polillas en la despensa

La pregunta que muchos nos hacemos es cómo es que nuestras alacenas terminan invadidas por estas molestas polillas. La respuesta más clara es que existen tres factores principales que facilitan su presencia:

  1. Por un lado, las polillas proliferan en ambientes cálidos. Aprovechan especialmente las altas temperaturas que se presentan en primavera y verano.

  2. Estas plagas pueden entrar por las ventanas o a través de otros alimentos ya infectados, lo que contribuye a su propagación.

  3. Además, las polillas encuentran refugio en despensas desordenadas y sucias, por lo que la falta de ventilación e higiene adecuada puede brindarles un entorno propicio para reproducirse.

Pero, ¿cómo logran las polillas infiltrarse en frascos aparentemente cerrados?

Polillas en la alacena
Foto: GettyImages

Una de las ideas más desconcertantes sobre las polillas en la despensa es cómo logran ingresar a los frascos y bolsas de alimentos que están aparentemente cerrados.

Las polillas tienen una habilidad sorprendente para encontrar cualquier pequeña abertura o imperfección en el empaque de los alimentos, incluso aquellos con tapa. Sus pequeños cuerpos les permiten deslizarse a través de espacios mínimos, y una vez dentro, depositan sus huevos y comienzan a reproducirse rápidamente.

Además, algunas especies de polillas pueden perforar los envases débiles o masticar a través de los materiales más delgados. Estas habilidades hacen que mantener la despensa libre de polillas sea un desafío constante.

¿Cómo evitar la plaga de polillas en la despensa?

Prevenir la aparición de polillas en la despensa es fundamental para preservar nuestros alimentos y evitar la propagación de esta plaga.

Por eso, aquí te dejamos una lista con consejos, pasos y remedios caseros para control de plagas que debes de tener en consideración para eliminar una plaga de polillas en la despensa:

  1. Identificar la fuente: Localiza el origen de la infestación de polillas en tu alacena. Revisa minuciosamente los alimentos, buscando signos de actividad de polillas como larvas, hilos sedosos o daños en el empaque.

  2. Descartar alimentos afectados: Deshazte de todos los productos alimenticios infestados. Saca los alimentos de la alacena y desecha aquellos que estén contaminados o sospechosos. Asegúrate de sellarlos en una bolsa de plástico antes de desecharlos para evitar la propagación de las polillas.

  3. Limpieza profunda: Vacía completamente la alacena y límpiala a fondo. Utiliza agua caliente y detergente para eliminar cualquier rastro de polillas, larvas o huevos. Presta especial atención a las grietas y rincones donde puedan esconderse.

  4. Echa la aspiradora a todo lo que da: Pasa la aspiradora en todas las áreas de la alacena, incluyendo las repisas, rincones y rendijas. Esto ayudará a eliminar cualquier polilla o larva que pueda quedar.

  5. Apuesta por desinfectantes naturales: Utiliza desinfectantes naturales como vinagre blanco o aceite de neem para rociar y limpiar las superficies de la alacena. Estos ingredientes ayudan a repeler y eliminar las polillas de forma natural.

  6. No olvides los envases con cerrado hermético: Tras la limpieza, asegúrate de almacenar los alimentos en recipientes herméticos. Utiliza frascos de vidrio o recipientes plásticos con cierres herméticos para evitar que las polillas vuelvan a infestar los alimentos.

  7. Repelentes naturales: Coloca bolsitas (o amarrados) de hierbas repelentes como lavanda, laurel o menta en la alacena. Estos aromas ahuyentarán a las polillas y ayudarán a mantenerlas fuera de tu despensa.

  8. Control de humedad: Mantén la alacena seca y bien ventilada. Las polillas prosperan en ambientes húmedos, por lo que es importante mantener la humedad controlada para prevenir su aparición.

  9. Inspección regular: Realiza inspecciones periódicas de tu alacena para detectar cualquier signo de actividad de polillas. Si encuentras indicios, repite los pasos anteriores para eliminar cualquier plaga en etapa inicial.

  10. Prevención a largo plazo: Mantén la alacena ordenada y limpia en todo momento. Almacena los alimentos en envases herméticos y revisa regularmente su estado. Evita dejar migajas o restos de alimentos en la alacena, ya que pueden atraer a las polillas.

Shelf in Kitchen Pantry with Legumes
Shelf in Kitchen Pantry with Legumes

Combatir y prevenir la plaga de polillas en la despensa requiere de esfuerzo y constancia, pero con las medidas adecuadas podemos proteger nuestros alimentos y preservar la salud de nuestra familia. No permitas que estas diminutas intrusas arruinen tus provisiones, toma el control y mantén tu despensa libre de polillas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Así serán las cocinas del futuro