Persiste olor a combustible en casas de la GAM: vecinos

CIUDAD DE MÉXICO, junio 26 (EL UNIVERSAL).- Luego de que el director de Pemex Logística, Javier González del Villar, asegurara que no hay riesgo alguno en domicilios de Gustavo A. Madero, vecinos dijeron percibir el aroma a hidrocarburo.

"En el baño de mi casa huele muchísimo a combustible, es un olor que sale del baño, le echo jabón, agua y no se le quita nada", expuso a EL UNIVERSAL Dalilah Méndez, habitante de la zona.

La vecina, de 64 años, comentó que desde hace un mes el "olor es tan insoportable que no puedo estar en mi casa porque me provoca asco".

En una junta vecinal, González del Villar informó que la causa del olor se debe a tres tomas clandestinas de turbosina en la zona que dejaron abiertas, por lo que se regó el hidrocarburo, pero el contaminante no debería impregnarse en los domicilios.

Jesús González, de la colonia Cuchilla del Tesoro, aseguró percibir olor a combustible en el agua que sale de su domicilio, desde hace dos semanas. "Han estado sacando cosas de las coladeras o no sé qué es lo que hagan, y pues aquí ya me huele rara el agua, como a sucia, no sé también si es que ya estamos predispuestos".

Aseguró que para tomar no tiene problema porque siempre ha utilizado agua de filtro, pero no tiene la seguridad al bañarse.

"Me baño normal, pero ¿quién me da la seguridad de que no estoy en peligro? Esto de verdad es una bomba de tiempo", añadió.

En una junta vecinal, la secretaria Integral de Riesgos y Protección Civil, Myriam Urzúa, informó que se han atendido 29 personas en las unidades médicas móviles, pero más de la mitad no ha tenido relación con el olor a combustible en Gustavo A. Madero.

Ante esto, Dalilah Méndez, vecina afectada, señaló que ella sí ha presentado problemas desde que del agua de su baño emana un olor a hidrocarburo. "Ahorita traigo hasta un dolor de pecho, yo me voy de mi casa y luego me compongo, regreso y a veces lo que como lo vomito", mencionó.

En la zona de la Cuchilla del Tesoro el olor a combustible ha disminuido notablemente desde que se iniciaron los trabajos de lavado de registros y drenaje por parte del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), sin embargo, el aroma todavía persiste en algunas calles.

Jorge Alberto Guzmán, quien recorre todos los días avenida 604 en su bicicleta, donde Pemex ha realizado trabajos en días anteriores, dijo que el aroma ha disminuido, pero "sigue saliendo a ciertas horas o en algunas calles, aquí ya no, pero vete más para atrás, por las vías y verás si no".