Padecen por aguas negras en escuela de Neza

NEZAHUALCÓYOTL, Méx., junio 24 (EL UNIVERSAL).- Alumnos, maestros y personal administrativo de la escuela primaria Leona Vicario, localizada en la colonia Esperanza, tienen que soportar las aguas negras de la comunidad que emanan de 25 coladeras, las cuales se concentran en el patio y ponen en riesgo al núcleo escolar.

"Es agua sucia y está completamente tapado, o sea, en vez de que se vaya, burbujea para salir, entonces sí es un problema muy grave para los niños e, incluso, para la salud. Es diario desde que inició este ciclo escolar", dijo María Elena, una de las madres de los niños que acuden a clases.

Los padres de los estudiantes que cursan la primaria en ese centro educativo tienen que organizarse para barrer y limpiar todo el líquido residual mezclado con ramas, basura y tierra que salen de las alcantarillas, lo que genera un olor constante a drenaje que atrae a cientos de moscas.

"Nosotros hemos hecho limpieza, en algún momento vinieron las autoridades a destapar por dentro todo el tema del drenaje, pero ya no tenemos salida, al parecer el problema que tenemos es por fuera, lo que solicitamos es una limpieza bien hecha", contó Alma, otra de las madres de uno de los alumnos que asisten al plantel.

El gobierno local informó que los padres de familia se comunicaron con las autoridades para que les brindaran ayuda y a la escuela acudió personal del Organismo Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado (ODAPA) para solucionar el problema. Los trabajadores llevaron un camión vactor y desazolvaron, además de que extrajeron el líquido acumulado.