NL emite declaratoria de emergencia para 51 municipios

MONTERREY, NL., junio 25 (EL UNIVERSAL).- El Gobierno de Nuevo León emitió la Declaratoria de Emergencia para los 51 municipios del Estado, tras los daños que se registraron por el paso de la Tormenta Tropical "Alberto".

Derivado de la junta que sostuvo el Gobernador Samuel García Sepúlveda con alcaldes y otros Organismos, se hizo pública la declaratoria a través del Periódico Oficial, en la que se señala que las precipitaciones dejaron diversas afectaciones en los sectores de vivienda, educativo, salud, hidráulico, y principalmente del tipo urbano y carretero.

El secretario General de Gobierno, Javier Navarro Velasco, dijo que esta información se entregará a la Segob, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como a Banobras para realizar la solicitud de recursos a la Federación.

"Con base en los resultados de los análisis y dictámenes realizados por el Comité de Gestión de Procesos, realizados en su sesión de fecha 24 de junio del 2024, se emite la Declaratoria de emergencia para los 51 municipios del Estado de Nuevo León, con motivo del impacto natural hidrometeorológico tipo Tormenta Tropical denominado Alberto", señala el documento.

Se destaca que la presente declaratoria no sólo se consideró por los daños actuales, sino también ante la situación de alto riesgo que genera la alta probabilidad de que el estado se vea nuevamente afectado por lluvias, debido al sistema de baja presión denominado "Berly".

Dentro del escrito se detalla que los municipios que registran el mayor daño son: Abasolo, Agualeguas, Allende, Apodaca, Aramberri, Cadereyta Jiménez, Doctor González, Galeana, García, General Bravo, General Terán, General Treviño, Zaragoza, Guadalupe, Hidalgo, Hualahuises, Iturbide, Juárez, Lampazos, Linares, Los Ramones, Mier y Noriega, Montemorelos, Monterrey, Parás, Pesquería, Sabinas Hidalgo, San Nicolás de los Garza, San Pedro Garza García, Santa Catarina y Santiago.

Precisando que los municipios de Aramberri, Zaragoza e Iturbide quedaron incomunicados después de las lluvias intensas, dejándolos sin accesos vía terrestre, ocasionando un grave problema a la comunicación vial.