Anuncios

Una muestra en Washington reivindica la soberanía de los pueblos indígenas de Norteamérica

Washington, 23 may (EFE).- El Museo Nacional del Indígena Americano en Washington acogerá la primera gran retrospectiva del del artista indígena canadiense Robert Houle, que reivindica la soberanía de los pueblos nativos antes de la llegada del colonialismo.

La exposición "Robert Houle: el rojo es hermoso" es un recorrido por pinturas, vídeos, esculturas y dibujos creados entre 1970 y 2021, con el color y las formas geométricas como protagonistas.

"Robert Houle es uno de los artistas indígenas más conocidos de Canadá, pero no es muy conocido en Estados Unidos", contó a EFE David Penney, director asociado de investigación, exposiciones y programación pública de este museo del Instituto Smithsonian.

Penney expresó que "traer a este célebre artista a Estados Unidos", concretamente al Museo Nacional del Indígena Americano, podría hacer que los visitantes "apreciaran" más su obra.

Houle combina su estilo abstracto y modernista con su herencia cultural indígena anishinaabe, uno de los grandes grupos lingüísticos de Norteamérica, a ambos lados de la frontera, entre Canadá y Estados Unidos.

A través de su colores llamativos, el artista defiende la autodeterminación de los pueblos nativos y la noción de soberanía inherente de la que gozaban las personas y pueblos indígenas de Canadá y Estados Unidos antes del colonialismo.

Autodenomina su obra como "transcultural": una síntesis de las formas indígena y euroamericana de hacer y pensar el arte.

"Es grande, colorido, es abstracción; es muy emocional", sintetizó Penny, que a su vez argumentó que sus cuadros están "inspirados por el activismo político en Canadá a lo largo de su vida". Houle ve en el arte la posibilidad de "abordar grandes cuestiones a las que se enfrenta la humanidad", añadió.

Algunas de sus grandes obras reflejan su años de infancia y el trauma que vivió como estudiante del internado Sandy Bay en los años sesenta, donde los alumnos indígenas sufrieron abusos físicos y psicológicos.

Houle "no sufrió abusos directos" pero los vio a su alrededor, así como también "fue aislado de su familia", detalló Penney. Para reconciliarse con su pasado, sobre el que aún seguía teniendo pesadillas, empezó a hacer obras basadas en lo que vivió durante sus años en el internado, incluidas en la exposición.

La exposición, organizada por la Galería de Arte de Ontario y comisariada por Wanda Nanibush, se inaugurará este jueves 25 de mayo y podrá visitarse hasta el 2 de junio de 2024. El Museo Nacional del Indígena Americano también presentará el 3 de junio una conversación de Houle con otros dos artistas, Kay WalkingStick y Nanibush.

(c) Agencia EFE