Muere otro migrante al intentar cruzar desierto de Ciudad Juárez

CIUDAD JUÁREZ, Chih., junio 19 (EL UNIVERSAL).- Un migrante murió aparentemente por deshidratación, luego de intentar cruzar el desierto entre Anapra en Ciudad Juárez y Santa Teresa.

Durante este medio día, elementos de Protección Civil Estatal, y el Instituto Nacional de Migración (INM), Grupo Beta e inclusive la Guardia Nacional, acudieron hasta esa zona del desierto en Ciudad Juárez, en donde encontraron a seis migrantes con vida y otro más muerto.

De acuerdo con la información que trascendió, se trata de cuatro migrantes de origen venezolano y dos de México quienes fueron rescatados con vida, pero presentaban cuadros fuertes de deshidratación, por lo que fueron canalizados a un hospital para recibir atención médica.

Sobre el muerto, se informó que era un migrante de origen mexicano, sin embargo, no se precisó de qué parte del país ni tampoco la identidad, incluso el cuerpo ya estaba enterrado en el desierto.

En la zona donde se encontró al migrante sin vida, también se habría localizado a tres presuntos polleros, quienes aparentemente eran quienes trasladaban a los migrantes hacia la frontera con Estados Unidos por esa zona del desierto, entre Ciudad Juárez y Santa Teresa, Nuevo México, sin embargo, la versión no se ha confirmado.

En días anteriores, una mujer migrante murió en el desierto de Samalayuca, quien perdió la vida cuando también estaba cruzando el desierto para llegar a la frontera.

Chihuahua, se encuentra en alerta debido a las altas temperaturas que se registran en la región, por lo cual las autoridades hacen el llamado a las personas migrantes para que no intenten cruzar a los Estados Unidos por el desierto, ya que en esas zonas las temperaturas son más cálidas.

Además de los hechos que han ocurrido en Chihuahua, la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) ha informado sobre los casos de migrantes que han sido localizados deshidratados o sin vida en el desierto.

El caso más reciente fue el de una joven migrante que fue encontrada inconsciente en el desierto de Santa Teresa por los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, quienes le brindaron los primeros auxilios en territorio americano.