Anuncios

Fue modelo y se hizo famosa por callar a todos: la vida de Muriel Mercedes Wabney

Muriel Mercedes Wabney se hizo mundialmente famosa por pedir silencio
Muriel Mercedes Wabney se hizo mundialmente famosa por pedir silencio

-¿La gente la reconoce como la enfermera del silencio?

-Sí, algunos sí. Mi rostro no ha cambiado en estos años.

-¿Qué siente cuando concurre a un hospital y se ve en la fotografía?

-Que el tiempo pasa. De todas maneras, una gran satisfacción.

El diálogo que precede se produjo allá por agosto de 1970 entre un curioso periodista bahiense y la modelo argentina Muriel Mercedes Wabney, que le dio rostro a la reconocida imagen de la enfermera que pide silencio con el dedo índice de su mano izquierda sobre los labios a quienes visitan los hospitales del mundo.

Shhhh: Muriel Mercedes Wabney pidió silencio en todo el mundo
Shhhh: Muriel Mercedes Wabney pidió silencio en todo el mundo

Wabney fue una modelo que pertenecía al staff del diseñador Jean Cartier –creador del programa de tevé El arte de la elegancia- que durante la década del 40 había firmado un importante contrato con Harrods, la emblemática tienda londinense con sede en la calle Florida en la Argentina. También formó parte de una importante campaña para Ducilo, histórica empresa textil.

Durante una charla telefónica la modelo le contó al cronista más detalles de su vida personal y profesional: era casada, sin hijos, su carrera había comenzado en 1947 y en aquel momento se desempeñaba como mannequin, luciendo tapados de piel, prenda que causaba furor por esos años.

Máximo, el hijo de Cecilia Bolocco y Carlos Menem, debutó como modelo y revolucionó las redes sociales

Con motivo de una nueva conmemoración del Día Internacional de la Enfermería celebrado el pasado 12 de mayo -fecha de nacimiento de Florence Nightingale, considerada precursora de la enfermería profesional contemporánea y quien estableció en 1860 su escuela de enfermería en el hospital Saint Thomas de Londres-, el periodista Mariano Buren contó en una nota que escribió en el sitio del diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca la historia que motivó al cronista, quien por entonces se desempeñaba en el semanario Paralelo 38 de dicha ciudad, a ponerse en contacto con la modelo.

“Se encontró un poco por la casualidad, otro poco por suerte con Juan Craichik, por entonces jefe de los laboratorios porteños Taranto y Cía. SRL, minutos antes de que emprendiera el viaje de regreso a Buenos Aires. En medio de una conversación que posiblemente giraba en círculos previsibles de cortesía profesional, Craichik le reveló de manera inesperada que él era el artífice de una de las fotos más famosas de la segunda de la mitad del siglo XX”, escribió Buren con referencia al origen de la imagen que terminó siendo un clásico en los centros de asistencia médica del planeta.

Juan Craichik fue el jefe del laboratorio encargado de elegir a la modelo: Muriel Mercedes Wabney fue la afortunada
Juan Craichik fue el jefe del laboratorio encargado de elegir a la modelo: Muriel Mercedes Wabney fue la afortunada

El testimonio de Craichik se reprodujo en el número 321 de la revista del 5 de septiembre de 1970, que describe que se convocó a modelos para realizar una sesión fotográfica en el estudio fotográfico Graf & Kitzler con el objetivo de encontrar el retrato buscado por el laboratorio.

Dejó sin aliento a todos con un video en un ascensor y hoy a los 61 años está igual: Patricia Sarán “canta” la verdad

En Paralelo 38 -que fue parte de La Nueva Provincia desde 1964 hasta fines de los 70 todos los domingos- publicó así los detalles que brindó Craichik: “La idea nació visitando un hospital en Rosario, en 1953. La sala de espera se encontraba atestada de gente y una enfermera, de tanto en tanto, se veía obligada a pedir silencio. Yo creo que en ese instante surgió todo. Se me ocurrió que una fotografía mostrando a una enfermera en el típico gesto del silencio no necesitaba otra explicación para su entendimiento. Elevé la inquietud a los directivos de Taranto y, poco después, trabajamos en el proyecto. Tras observarlas a todas y a cada una detenidamente, elegí a Muriel Mercedes Wabney. Es un rostro distinto, suave, armonioso, de mirada dulce... Diría autoritariamente dulce, que se avenía perfectamente a la idea...Fue toda una tarde en la que se tomaron distintas poses. Después revelamos los negativos y elegimos la que todo el mundo conoce”.

Muriel Mercedes Wabney, en la revista Paralelo 38, donde se contó su historia
Muriel Mercedes Wabney, en la revista Paralelo 38, donde se contó su historia

Buren detalla en su nota del último 6 de abril que hasta que Paralelo 38 lo publicó, nadie se había preguntado públicamente de quién se trataba pese a que “se habían distribuido gratuitamente más de 60 mil copias en centros de salud, consultorios y maternidades de América Latina, Estados Unidos y Europa... De hecho, la mayoría de los argentinos creía que se trataba de una imagen de catálogo proveniente del exterior”.

Muriel Mercedes Wabney se hizo mundialmente famosa por "pedir silencio" desde una foto
Muriel Mercedes Wabney se hizo mundialmente famosa por "pedir silencio" desde una foto

Craichik ensayó una explicación relacionada con el desconocimiento acerca de donde tuvo origen la fotografía: “Es que todos los ejemplares impresos llevan en el vértice inferior izquierdo el logotipo de Taranto y una gran mayoría opta por recortar esa parte del retrato, perdiéndose así toda posibilidad de identificarlo como algo nacional”, detalló de acuerdo con la nota de La Nueva Provincia. Y entonces le proporcionó al redactor duplicado de los negativos que se convirtieron en la nota de portada del semanario, bajo el título: ‘El rostro que habla. Por primera vez se revela la verdadera historia de la modelo argentina Muriel Mercedes Wabney inspiradora de la famosa foto del silencio hospitalario’”. Así, la primicia salía a la luz.