Massa vs. Milei: ¿dónde buscan más votos para ganar el balotaje?

(CNN Español) -- El candidato oficialista, Sergio Massa, llamó a un gobierno de "unidad". Incluso, sus voceros admiten que el ministro tiene "buena sintonía" con gobernadores del partido Unión Cívica Radical (UCR). En paralelo, el candidato de La Libertad Avanza, Javier Milei, deslizó su deseo de sumar a un eventual gobierno suyo a quien fuera su rival, Patricia Bullrich, y a dirigentes de izquierda.

La carrera hacia el balotaje en Argentina, cuya fecha es 19 de noviembre, tiene como favorito a Sergio Massa. Al menos eso reflejan los cómputos del escrutinio provisorio de las elecciones generales presidenciales del pasado 22 de octubre. El candidato oficialista obtuvo el 36,6% de los votos, es decir 9.645.983 argentinos lo eligieron, mientras que Milei alcanzó el 29,9% con 7.884.336 sufragios a su favor.

Estos números indican que el candidato de La Libertad Avanza debe crecer más que su competidor para vencer en el balotaje, instancia en la que tener un voto más que el rival alcanza para alzarse con la victoria.

En ese sentido, Milei fue el primero de los dos en mencionar con nombre y apellido a dirigentes políticos con el objetivo de incorporarlos en su equipo, mientras que Massa decidió hablarle a los votantes de Juan Schiaretti (6,7% en las elecciones del 22 de octubre), Myriam Bregman y los radicales la misma noche de los comicios.

ANÁLISIS | Massa da la sorpresa como el más votado y enfrentará a Milei en segunda vuelta en Argentina

El candidato libertario dijo que le gustaría que Patricia Bullrich, quien fuera candidata presidencial de Juntos por el Cambio, se sume al equipo de La Libertad Avanza y hasta incluso, en diálogo con el canal LN+, deslizó la idea de hacer "tábula rasa" o borrón y cuenta nueva. Esto se debe a los fuertes intercambios —agresivos— entre Milei y Bullrich durante la campaña electoral. El economista había calificado a la exministra de Seguridad como "asesina", "montonera" y "tirabombas", algo que le valió una denuncia penal en su contra formulada por la propia Bullrich.

Juntos por el Cambio obtuvo el 23,8% de los votos en las elecciones generales. Este es el principal motivo por el que Milei comenzó a intentar acercar posiciones con la coalición fundada por Mauricio Macri. Esos esfuerzos también fueron continuados por la candidata a vicepresidenta libertaria, Victoria Villarruel, quien declaró que "tomaría un café con Patricia".

Pese a que Bullrich no respondió a ninguno de estos sondeos mediáticos de La Libertad Avanza, la mala noticia para Milei es que Juntos por el Cambio es una coalición conformada por varios partidos políticos con heterogénea respuesta rumbo al balotaje.

Uno de ellos es la Coalición Cívica. En un comunicado expresó "ni con Massa ni con Milei". Otro de los partidos miembro de Juntos por el Cambio es la Unión Cívica Radical. Varios integrantes del mismo se declararon en contra de Milei. Y el partido PRO, fundado por Mauricio Macri, aún no adoptó una postura clara frente al balotaje. Este miércoles sus principales líderes se reunirán para definir los próximos pasos del partido. En paralelo, la UCR también desarrollará un encuentro de Comité Nacional para determinar la conducta política frente al balotaje entre Massa y Milei.

Un dato relevante sobre el vínculo entre la Unión Cívica Radical y Massa es el que refleja el resultado electoral en provincias con gobernadores radicales. Corrientes es una de ellas. Allí el candidato más votado fue Massa y no Bullrich, candidata de la coalición integrada por el radicalismo. Mendoza es otra provincia con gobernador de la UCR. En dicho distrito el candidato más votado fue Milei aunque su performance en las generales comparada con las PASO cayó en términos porcentuales de un 44,8% a un 42,3% y Massa fue el candidato que más creció desde un 16,8% en las primarias a un 23,9% en las generales. La tercera provincia radical es Jujuy donde se produjo una lógica similar a la ocurrida en Mendoza. Milei perdió porcentaje de votos y Massa lo incrementó.

Otra estrategia empleada por Milei en búsqueda de la ampliación de votos rumbo al balotaje tiene como objetivo a los partidos de izquierda. El libertario indicó que para el eventual Ministerio de Capital Humano que crearía en caso de ser presidente convocaría a "dirigentes de izquierda". Ningún político respondió a esas declaraciones del candidato libertario. Los fuertes cruces entre él y quien fuera la candidata del Frente de Izquierda y Trabajadores (FIT), Myriam Bregman, hacen suponer cierta lejanía entre ambos sectores. De hecho, el FIT rechazó la propuesta libertaria. El desempeño electoral de Bregman alcanzó al 2,7% de los votos.