Mark Wahlberg recorrió varios lugares de la Florida. Hasta visitó la licorería de un supermercado Publix

ANTHONY BEHAR /Sipa USA

¡Marky Mark está en la casa!

Mark Wahlberg, el rapero que se convirtió en actor, recorrió varios lugares del sur de la Florida el viernes.

La primera parada: la licorería de un supermercado Publix en Cooper City.

El actor, copropietario de una marca de tequila, Flecha Azul, le presentó a los compradores su tequila de 80 grados, firmó botellas con su autógrafo y tomó se dejó tomar numerosos selfies.

Unas horas más tarde, Wahlberg siguió la fiesta un poco más al norte, cuando visitó el restaurante Rocco’s Tacos en Delray Beach durante el happy hour.

Según nos dijeron, la superestrella de 52 años llegó al restaurante en un jeep convertible con el propietario Rocco Mangel, y fue recibido por cientos de entusiastas admiradores ansiosos por aprovechar el momento para tomarse un selfie con el famoso actor.

Una vez dentro, Wahlberg asumió el trabajo de bartender, sirviéndoles tragos y firmando autógrafos a los asistentes en botellas que se vendieron para una buena causa.

Los eventos no solo eran para que uno llame al trabajo y diga que está enfermo, promocione el consumo de alcohol o se sorprenda ante la presencia de una celebridad. El viaje de Wahlberg tiene como objetivo recaudar fondos para World Central Kitchen, una organización no lucrativa que fundó el chef Jose Andrés para alimentar a las miles de personas sin casa por culpa de los incendios en Maui.

El evento de caridad, con un cóctel bautizado como Strawberry Basil Margarita como figura principal, se puede encontrar en Rocco’s hasta el happy hour del viernes.

El infatigable Wahlberg enfiló luego hasta la costa de Palm Beach para una visita al salón de degustación de la tienda Virginia Philip Wine, Spirits & Academy.

Al día siguiente, Wahlberg, oriundo de Boston, regresó y visitó la tienda de Tampa, Luekens Wine & Spirits para más diversión con la leyenda de la lucha libre, Ric Flair.

Y nos da pena comunicárselo a las chicas, pero Wahlberg, ahora con cuatro hijos, que tiene su hogar en Las Vegas, no se cansó después de toda esta interacción social. El actor, un fanático de los ejercicios se apareció en un gimnasio de Tampa para una sesión sin alcohol.

Traducción de Jorge Posada