Lula pide al FMI reconsiderar políticas de ajuste con Argentina

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, intercedió a favor de la Argentina durante una reunión de media hora que mantuvo en Hiroshima, Japón, con la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. También planteó quejas por la situación financiera ante los líderes del G7.

La situación de Argentina fue el principal tema de la reunión entre Lula y la titular del FMI", le marcó a Télam una fuente de la delegación brasileña que acompaña a Lula en su participación como invitado de la cumbre del Grupo de los 7 (G7).

La aglomeración de potencias, que reúne a Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Japón, también fue oportunidad en la que el mandatario brasileño volvió a hacer mención acerca de la necesidad de una reestructuración del sistema financiero global, temática en la que utilizó al caso argentino como ejemplo.

Según reconstruyó Folha de S.Paulo, el mandatario criticó a los países del G7 por los retrocesos económicos sistémicos a nivel global y dijo que "no tiene sentido llamar a los países emergentes a resolver las crisis del mundo sin atender sus preocupaciones".

Las crónicas de su discurso remarcan que abordó específicamente la crisis argentina. "El endeudamiento externo que victimizó a Brasil en el pasado y hoy azota a Argentina es causa de desigualdad y exige que el FMI considere las consecuencias sociales de las políticas de ajuste", dijo. "El sistema financiero global tiene que estar al servicio de la producción, el trabajo y el empleo", continuó el líder del Partido de los Trabajadores.