Anuncios

"Love in Taipei", cinta romántica que aboga por la multiculturalidad

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 27 (EL UNIVERSAL).- Abigail Hing Wen es una escritora estadounidense, hija de padres migrantes asiáticos, a quien le gusta creer que todos podemos ser los protagonistas de nuestra propia historia. Ella lo comprobó cuando después de años escribiendo sus propias memorias, una de las empresas editoriales más poderosas del mundo, HarperCollins, le compró en una subasta los derechos de uno de sus relatos.

En su juventud Hing Wen asistió a un crucero educativo diseñado para que los niños migrantes e hijos de migrantes de Taiwán viajen durante el verano y conozcan lo mejor de la cultura taiwanesa, que no olviden ese amor por su país. El programa se llama Love Boat y de sus experiencias a bordo de ese barco creó la novela "Loveboat, Taipei", que fue tan exitosa en la literatura que se crearon dos secuelas.

"Fue revelador para mí conocer a los asiático-americanos que estaban orgullosos de su cultura y sucedió en un momento para mí en el que estaba tratando de huir de ese lado mío, sin asimilarlo, así que Love Boat para mí fue muy formativo, la oportunidad de conocer gente increíble y experimentar Taipei por mí misma", cuenta Hing Wen en entrevista con EL UNIVERSAL.

Ahora esa historia es la base de una película que acaba de estrenarse en Paramount+ protagonizada por Ashley Liao, quien da vida al personaje de Ever Wong, una joven de 18 años que es enviada desde Ohio a Taiwán para estudiar mandarín durante el verano, pero se convierte en una adolescente libre que asiste a una fiesta a la que los lugareños llaman "Loveboat".

Se trata de una cinta juvenil que ya está disponible en streaming con la que la autora quiere mandar un mensaje de diversidad y empatía que ella aprendió en aquel viaje.

"El programa permite que te des cuenta que muchos de los conflictos que tenemos en el mundo son debido a las diferencias como que la gente hable diferentes idiomas o estén ejecutando diferentes roles y si pudiéramos simplemente cortar eso y reconocer la humanidad de todos, sería una solución", señala.

En su infancia recuerda que cuando se mudó de Ohio a Nueva York no había mucha diversidad cultural y a veces se sentía sola. Hoy se celebra que para los niños y jóvenes conocer personas de distintas partes del mundo en su propio entorno social sea más normal.

"Al crecer tenía muchas preguntas sobre muchas burlas que tenían que ver con ser asiático-estadounidense, porque la gente se preguntaba quién era yo o por qué me veía así, porque era diferente a todos los demás y realmente me tomó muchos años asimilarlo", recuerda Abigail.

La película, que completa su reparto con actores de origen asiático y estadounidense como Mason Lee, Chelsea Zhang y Ross Butler, sigue a la protagonista mientras busca defender su pasión por la música en medio de una discordia cultural. Además, explora a lo largo de 92 minutos temas como el camino hacia el autodescubrimiento, el amor y las convicciones.