En una llamada no se surten varias recetas, acusan

CIUDAD DE MÉXICO, junio 24 (EL UNIVERSAL).- Virginia Vázquez, originaria de Coahuila, habló a la Megafarmacia del Bienestar para solicitar tres medicamentos, uno de ellos sacubitrilo valsartan, pero el operador telefónico explicó a la derechohabiente que debe llamar en tres ocasiones distintas por cada receta médica, a pesar de que las expidió la Unidad de Medicina Familiar número 80, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Torreón.

"Mi mamá tiene 89 años, vivimos a hora y media de Torreón, le faltan tres medicamentos, fue una conocida por el fármaco, no lo tienen, es caro, ya pasaron tres semanas, ¿podrá checar si tienen la dosis en la Megafarmacia?", pidió la señora Virginia Vázquez.

La señora intentó decirle al servicio telefónico de Huehuetoca, Estado de México, que su madre, María Guadalupe Moreno, tiene 89 años y padece de hipertensión, así como de una válvula mitral tapada. Virginia refirió también que no pudo ir al IMSS a recoger los fármacos por la distancia a la que se encuentra su domicilio.

Debido a que la señora Virginia es la única persona que está a cargo de su madre, una conocida se ofreció a acudir por la medicina.

Sin embargo, el operador telefónico recalcó a la señora Hernández que debía llamar tres veces a la Megafarmacia para solicitar cada dosis.

"Es una llamada por receta para hacer los registros de los medicamentos, se comunicó anteriormente con nosotros", dijo el operador telefónico.

En la llamada para solicitar sacubitrilo valsartan, le dieron el número de folio IMS-05-702-2405-11386, con el que aseguraron, podrían surtir el fármaco hasta Coahuila.

Doña Virginia se quejó de que ahora le piden más datos para acceder al derecho a los medicamentos en el megaalmacén: "Antes no pedían todo eso", denunció la originaria de Coahuila.

La Unidad de Medicina Familiar número 80 también expidió rivaroxaban de 15 mg y escitalopram con 10 mg, fármacos que no les han surtido el IMSS ni la Megafarmacia desde hace dos meses.

La Unión Nacional contra el Desabasto A.C. denunció que a la señora Moreno Pinto le han negado sus medicamentos y que la Megafarmacia del Bienestar sólo tomó la captura de datos.

Dato

304 millones 513 mil pesos anuales gasta la Megafarmacia por el servicio y mantenimiento de la bodega, también subrogados.