Kashkari de la Fed advierte que los problemas bancarios no se han terminado

Foto del lunes de Neel Kashkari, Presidente de la Fed de Minneapolis, en una entrevista con Reuters en Nueva York

Por Michael S. Derby

NUEVA YORK (Reuters) - El presidente del Banco de la Reserva Federal de Mineápolis, Neel Kashkari, advirtió que aunque pueda parecer que lo peor de las tensiones del sector bancario ha pasado, la historia demuestra que no se pueden descartar más problemas.

"Es demasiado pronto para decir que todo ha quedado atrás" y sostener que las acciones de la Fed, el Tesoro y otros reguladores han detenido la oleada de problemas bancarios que estalló en marzo, dijo Kashkari el lunes en una entrevista con Reuters.

Ese sentido de la cautela está impulsado por su experiencia como funcionario del Gobierno involucrado en ayudar a resolver la crisis financiera de hace más de una década.

Kashkari, que se convirtió en líder de la Fed de Mineápolis en 2016, sirvió en el Departamento del Tesoro de Estados Unidos entre 2006 y 2009, y en 2008 dirigió el Programa de Alivio de Activos en Problemas, que utilizó dinero del gobierno para ayudar a estabilizar el sistema bancario.

El año en que se hizo cargo de ese programa fue la fase más aguda de la crisis, que culminó con la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers en septiembre de 2008. En el camino hacia ese momento de crisis hubo momentos que hicieron creer a los observadores que lo peor ya había pasado.

"Lo que ocurrió en 2008 se me quedó grabado", dijo Kashkari, quien recordó que el banco de inversión Bear Stearns se derrumbó en marzo de ese año, y apuntó: "Pasaron un par de meses y pensamos que eso era lo peor. Y luego, obviamente, las cosas empeoraron mucho a partir de ahí".

El sistema financiero mundial se vio sacudido en marzo por la quiebra de dos bancos en California, lo que planteó dudas sobre cómo los bancos, especialmente los regionales, estaban siguiendo la agresiva senda de alzas de tipos del banco central iniciada en marzo de 2022.

Los problemas bancarios llevaron a la Fed a inyectar cantidades sustanciales de liquidez en el sistema financiero y, aunque los préstamos han retrocedido desde marzo, el banco central seguía concediendo algo más de 300.000 millones de dólares en préstamos el jueves, una cifra que empequeñece lo que prestó directamente a los bancos en 2008, durante la peor fase de la crisis financiera.

"Los bancos y el sistema bancario son fuertes y resistentes y están bien posicionados para lidiar con los desafíos que puedan enfrentar, ahora o en el futuro", dijo el viernes el presidente de la Fed, Jerome Powell.

Pero para Kashkari, es demasiado pronto para decir que los bancos están fuera de peligro.

Aún así, elogió la respuesta de la Fed a los problemas: "Creo que en gran medida acertamos, en términos de ser capaces de hacer frente a las pérdidas a precio de mercado que (los bancos) estaban enfrentando".

(Reporte de Michael S. Derby. Editado en español por Javier Leira)