Jorge Pietrasanta y su irresponsable acusación a Malagón: dice que fingió lesión por miedo

Malagón festejando el segundo título de Liga MX que gana con el América. (Héctor Vivas/Getty Images)
Malagón festejando el segundo título de Liga MX que gana con el América. (Héctor Vivas/Getty Images)

Luis Malagón, portero del América, parecía listo para ser el titular de la Selección Mexicana en la Copa América 2024. Sin embargo, una lesión muscular de la porción larga del bíceps lo alejó de esa posibilidad, pues el tiempo de recuperación es de aproximadamente un mes. Se trataría del primer torneo que podría afrontar como parte del equipo inicial, luego de que Jaime Lozano decidiera no convocar al experimentado Guillermo Ochoa.

Tras el bicampeonato que consiguió con el América, del cual fue clave con atajadas salvadoras, Malagón apuntaba a tener protagonismo por fin con el Tri. Su baja abrió la puerta a los otros arqueros considerados: Julio González, Raúl Rangel y Carlos Acevedo. Pero también dio pie a una penosa teoría conspirativa según la cual Malagón se bajó de la convocatoria de manera intencional y fingió su lesión para no estar presente en el certamen.

Desde que se supo la noticia de su lesión, las voces de la afición comenzaron a difundir esa versión. Hasta cierto punto, es normal que suceda así, pues no hay control sobre lo que diga la gente. Pero cuando un profesional se mete en ese terreno el nivel de la conspiración escala. Y fue lo que hizo el narrador de ESPN, Jorge Pietrasanta, quien lanzó un comentario en el que señalaba que Malagón había tenido miedo de disputar la Copa América y por eso prefirió escudarse en una lesión.

Su comentario fue sumamente criticado. Y en una respuesta mencionó que lo hacía con sustento: "cuando escribo algo es porque sé qué pasa". La publicación del narrador ameritó incluso la reacción del propio Malagón, que en una historia de Instagram escribió lo siguiente: “En mi vida sería capaz de inventar una lesión, que pena que haya gente que tenga que vivir de la polémica barata”. Además, agradeció a todos los aficionados que le han deseado una pronta recuperación.

Pietrasanta continuó enganchado al asunto y lanzó otro tuit en el que habló de la gravedad de la lesión de Malagón: "15 cm de rotura, dicen. ¡No podría ni arrastrarse! Pero eso se los aplauden a los supuestos comentaristas que inician y no tienen ni idea y nos critican". Las respuestas de los usuarios mostraron una actitud crítica con el comportamiento del comentarista deportivo. En todo caso, si como él mismo lo dijo, sabe de lo que está hablando, debería mostrar las pruebas para sustentar su hipótesis de que Malagón ha fingido una lesión.

De lo contrario, su actuar no sólo sería inmaduro sino irresponsable y nulamente ético, pues está haciendo una acusación directa a un jugador. Y en este caso, el jugador ha decidido responder hasta con una canción... y tiene derecho a hacerlo. Los comentaristas suelen criticar a los jugadores, muchas veces con argumentos y muchas otras sin ellos, por asuntos superficiales. Esto no lo es: es importante porque se trata de una lesión y de un señalamiento grave: decir que un jugador fingió una lesión no es un asunto menor ni que pase por broma o juego.

No puede quedar así ni pasarse por alto. Si un jugador hiciera eso, podría ser hasta sancionado. Pero, en cambio, un comentarista puede lanzar la acusación y no pasará nada. No presenta pruebas sobre lo que está diciendo y encima de todo se ofende ante las respuestas de la gente que critica su accionar. ¿No es lo normal? Si está lanzando la piedra, no sólo debería mostrar la mano sino tener la valentía para explicar por qué la aventó. Y no es el caso. Simplemente cree en su versión porque sí, sin que nada le respalde.

Tianguis Cultural El Chopo, ¿qué es, dónde está y por qué es tan importante en la CDMX?