Anuncios

Inzaghi se juega mucho en la visita del Inter a Porto

INTER MILÁN (AP)
INTER MILÁN (AP)

Después de otro paso en falso en la Serie A, el técnico del Inter de Milán Simone Inzaghi necesita sacar un resultado favorable al visitar al Porto por los octavos de final de la Liga de Campeones.

El Inter se aferra a una exigua ventaja 1-0 tras el duelo de ida y la continuidad a largo plazo de Inzaghi depende del rendimiento del club esta semana tras quedar muy rezagado en la lucha por el título de la Serie A.

Aunque los Nerazzurri se mantienen en la segunda plaza de la liga italiana, la derrota 2-1 ante Spezia, un equipo amenazado por el descenso, redobló las dudas sobre si Inzaghi debe seguir al mando. El Inter marcha 18 puntos detrás del líder Napoli.

También serán anfitriones de su acérrimo rival Juventus el domingo, así que una sucesión de derrotas podría propiciar la salida de Inzaghi esta misma semana.

Algunos hinchas del Inter están clamando por el retorno de Antonio Conte, dado la incertidumbre que rodea la continuidad del técnico italiano en el Tottenham de la Liga Premier inglesa.

“Un entrenador siempre carga con toda la responsabilidad, cuando gane y cuando pierde", dijo el presidente del Inter Massimo Moratti al diario italiano Leggo. “(Inzaghi) aún tiene que demostrar que puede brindarle regularidad al equipo".

Los altibajos han sido la cruz del Inter, con ocho derrotas esta temporada. Seis fueron en compromisos como visitante y apenas han ganado un partido fuera de casa en 2023 — una tendencia preocupante con miras al duelo en Portugal.

“Hemos perdido demasiados partidos esta temporada, especialmente fuera de casa, y necesitamos hacerlo mejor", dijo Inzaghi tras la derrota contra Spezia.

Inzhagi tendrá que tomar una díficil decisión en cuanto a poner como titular a Romelu Lukaku, autor del gol de la victoria en la ida, o a Edin Dzeko como socio de Lautaro Martínez en el ataque el martes.

Porto, en contraste, es un equipo con cifras impresionantes en nueve de sus últimos 10 partidos en el Estádio Do Dragão. El único tropezón se dio inmediatamente después de la derrota en San Siro, sucumbiendo 2-1 ante Gil Vicente.

Los anfitriones acusarán la ausencia de Otavio, expulsado en la ida. El zaguero Joao Mario está descartado por lesión.

El Inter no avanza a los cuartos de final desde que se despidió en esa instancia como campeón defensor en 2011. El Porto ha alcanzado la ronda de los ocho mejores en dos de las últimas cuatro temporadas, pero sin superar esa etapa que se consagró campeón en 2004.