Iniesta espera exhibir su mejor fútbol contra el Barça en amistoso "de despedida" de Japón

Tokio, 5 jun (EFE).- El futbolista español Andrés Iniesta afronta con ilusión el inminente amistoso entre el Vissel Kobe japonés en el que milita y el FC Barcelona, en el que espera exhibir su mejor fútbol sin la presión de los puntos en un encuentro "de despedida".

"No hay puntos en juego y a partir de ahí es disfrutar del partido, pasarlo lo mejor posible, competir de la mejor manera y que sea... no sé si una fiesta, pero sí un momento bonito por lo que significa tener al Barça aquí", dijo Iniesta en una rueda de prensa "online" en la víspera del encuentro, que tendrá lugar en Tokio.

El centrocampista destacó lo inusual de tener al Barcelona en Japón y dijo que para él es un partido "muy especial" por lo que supone volver a enfrentarse al equipo azulgrana en el país donde ha jugado durante cinco años, y porque "será como una despedida de Japón, del aficionado japonés", lo que lo hace "todavía más especial, más bonito, y espero disfrutar mucho del partido".

Iniesta se mostró ilusionado por jugar no sólo con compañeros "con los que he compartido muchas cosas", sino con todos los integrantes actuales del equipo español, a los que agradeció el esfuerzo de su viaje exprés a Japón, horas después de jugar el último partido de liga, para disputar este encuentro tan significativo para él.

"Esperamos que sea un gran partido, que la gente disfrute de ese momento y que los jugadores podamos disfrutar también", añadió.

El encuentro de este martes entre el Vissel Kobe y el Barceloa tendrá lugar en el Estadio Olímpico de Tokio, donde el Vissel conquistó el título de la Copa del Emperador de 2019, y que marcará un homenaje a su trayectoria, aunque Iniesta busca seguir jugando.

El próximo 1 de julio tendrá lugar el último partido del español con el Vissel, un partido de la primera división de la liga japonesa en casa, el Noevir del equipo del oeste nipón, "pero éste en Tokio, por lo que significa y contra quién es el partido, también podría servir como despedida", considera el de Fuentealbilla.

(c) Agencia EFE