Inflación y bajo ingreso aumentarán la pobreza del campo, alertan

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- La falta de rentabilidad de la producción agrícola podría aumentar la pobreza que viven los campesinos mexicanos, consideró el presidente de la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos (UMFFAAC), Luis Eduardo González Cepeda.

En el segundo trimestre del 2023 poco más del 50% de la población rural registró ingresos laborales que no le alcanzan para comprar una canasta básica alimentaria.

La pobreza laboral en el campo aumentó de abril a junio de 49.6% a 50.2%, mientras que en las zonas urbanas se mantuvieron relativamente estables de 34% a 33.9%.

Afirmó que el fantasma del hambre se extiende en el campo y no por el Día de Muertos, sino porque por la caída de ingresos los campesinos no pueden comprar los alimentos que cada día suben más de precio, además de que por la falta de implementación de nuevas tecnologías tienen baja productividad sus cultivos.

Por todo ello "puede haber una situación mucho más crítica de la que existe en este momento en el sector rural y los productores del campo están desesperados por la falta de apoyo en materia de precios de garantía, créditos y apoyos e incentivos dirigidos a la producción de alimentos con base en avances tecnológicos y ciencia".

Añadió que además, en Guerrero la población rural padece por la devastación que causó el huracán "Otis".