Inflación del Gobierno: alcanzó el 2,2% en la tercera semana de octubre

Según el relevamiento semanal que realiza el Gobierno sobre la inflación semanal, el llamado Índice Rubinstein arrojó que en la semana que va del 16 al 22 de octubre, los precios minoristas treparon un 2,2%.

"En el acumulado de 4 semanas, la suba de precios sigue en la zona del 8%", escribió el secretario de Política Económica en su cuenta de Twitter.

En el informe, se destacan las subas mayores al promedio (2,2%), los ruborosamente de Verduras (6%), Carnes (3,3%); e indumentaria. Asimismo, subieron por debajo del promedio, Alimentos y Bebidas de Almacén (1,9%) y Frutas (1,6%). El documento destaca que los rubros regulados se mantienen estables en ese período de tiempo analizado.

Cabe recordar que en la segunda semana de octubre, los precios al por menor habrían experimentado también un aumento del 2,2%. En ese momento, el funcionario del Ministerio de Economía enfatizó que en las últimas cuatro semanas ha habido un incremento de precios de aproximadamente el 8%, porcentaje que mantiene entonces el mes que termina el próximo martes.

"La suba semanal del 2,2%, se dio en un contexto importante de incertidumbre preelectoral, caracterizada por subas en el valor de los dólares financieros e inquietud en muchos productores, comerciantes y consumidores. Esperamos que, en un entorno más calmo, la próxima semana pueda exhibir subas de precios un poco más acotadas", sostiene el informe.

De acuerdo al gráfico, luego de los picos de agosto del orden del 15% (nuevamente, en el acumulado de 4 semanas), las subas de 4 semanas últimas "han bajado, y en el registro de las 4 semanas precias 22/10, las subas han sido del 8,4%".

s
s

Según el Gobierno, en la semana que va del 16 al 22 de octubre, los precios minoristas treparon un 2,2%.

Inflación: qué espera el Gobierno de acá al balotaje

A menos de una semana para que termine octubre, la estimación oficial da cuenta de que la inflación podría terminar el mes en un dígito, por debajo del 10%, por primera vez desde julio, cuando fue del 6,3%. Agosto y septiembre cerraron en niveles máximos en 20 años.

En contraste, la mayor dificultad es lo que sucede con el precio de los alimentos. De acuerdo a los últimos relevamientos semanales que realizan en el Banco Central, la inflación de ese rubro supera, una vez más, el 10% mensual.

En este contexto, para Sergio Massa, la clave de las próximas semanas es que la cotización del dólar pase lo más desapercibida posible. Que, aun con una brecha inviable para el mediano plazo, los valores no vuelvan a escalar por arriba de los $1.000.

En el equipo económico que rodea al ministro creen que las cotizaciones de los dólares financieros podrían "estacionarse" en torno de los $900. Es lo que sucedió en lo que va de la semana, aunque  última hora de ayer hubo un repunte tanto en el contado con liqui como en el MEP.

Y no solamente eso: en el Palacio de Hacienda prevén que el Banco Central seguirá comprando dólares en las semanas previas al balotaje. Un par de funcionarios consultados por iProfesional dijeron que los exportadores acercarán divisas gracias al nuevo dólar exportador, un mix entre el 70% a la cotización del oficial y un 30% según el contado con liquidación.

Por otro lado, la expectativa también refiere a la licitación del 5G que acaba de anunciar el Gobierno, y que acercará unos u$s900 millones en las próximas tres semanas.

El Gobierno aspira a sostener las reservas con el nuevo dólar exportador.
El Gobierno aspira a sostener las reservas con el nuevo dólar exportador.

El Gobierno aspira a sostener las reservas con el nuevo dólar exportador.

El dólar y la economía, en alerta por el balotaje

Desde algunos despachos oficiales no descartan para nada que el escenario de opresión máxima sobre el mercado cambiario se tome revancha más adelante, más cerca de la segunda vuelta electoral. Hay conciencia plena de la fragilidad del escenario económico.

Muestra de ese estado gaseoso, ayer mismo, la volatilidad en el mercado de los dólares alternativos fue otra vez destacable.

Las cotizaciones, que mostraron una baja de hasta 3% hasta primeras horas de la tarde, cerraron con un repunte de hasta 2,3% en medio de la vorágine política.

Para el mercado, la ruptura de hecho en Juntos por el Cambio no resulta algo ajena a los negocios: se trata de la coalición política preferida de los financistas, que se quedó afuera del balotaje del último domingo, y que ahora implosionó por la pelea interna de sus socios.

En este contexto, se entiende la volatilidad de las cotizaciones de última hora.

En el Gobierno monitorean la situación minuto a minuto. El principal temor es que si la corrida retoma impulso en las próximas semanas, ese estrés vuelva a presionar sobre los precios.

El dólar, un factor clave que Massa quiere mantener bajo control hasta el balotaje.
El dólar, un factor clave que Massa quiere mantener bajo control hasta el balotaje.

El dólar, un factor clave que Massa quiere mantener bajo control hasta el balotaje.

La lupa, también sobre los bancos

Hay una realidad: la mayor calma cambiaria se contagió a los bancos. En el sistema financiero notaron que hubo menor afluencia de público a las sucursales -se frenó el retiro de depósitos en dólares- y, en simultáneo, estimaron que hubo una renovación de los plazos fijos en pesos.

Los rescates de los depósitos en dólares superaron los u$s100 millones diarios hasta el viernes previo a las elecciones. Desde un par de bancos líderes aseguraron a iProfesional que la situación mejoró esta semana.

Los banqueros son contrarios a la posibilidad de una dolar