Guerra contra el dólar blue: quién es "soldado" de Massa que tiene en vilo al mercado paralelo

Guillermo Michel ya es considerado como "la cara más política" del equipo económico de Sergio Massa. Ambicioso, hiperactivo, siempre listo para la acción y dispuesto a ejecutar las órdenes más difíciles. Massa reconoce en Michel a su alter ego. En privado dice que el estilo de este abogado entrerriano le recuerda a él cuando daba sus primeros pasos en la ANSES, y empezaba a ser considerado por Néstor Kirchner, y luego por Cristina Fernández.

Michel desembarcó en la Aduana días después de un duro discurso de Cristina Kirchner, en el que fustigó el "festival de importaciones". El mundo de la política leyó el desembarco de Michel como una avanzada de Massa en el área económica. Faltaban dos meses para que el propio Massa terminara siendo el bombero que trataría de evitar que el gobierno de Alberto Fernández volara por los aires.

Michel, el principal "mosquetero" de Massa en el Ministerio de Economía

La Aduana funciona en la estructura de la AFIP, que es un organismo autárquico que depende del Ministerio de Economía. Michel ya había sido director de la Aduana durante la gestión de Ricardo Echegaray, en los años de la presidencia de Cristina Kirchner, quien lo pondera cada vez que puede. Antes de trabajar con Echegaray, entre 2007 y 2010 fue asesor del senador entrerriano Guillermo Guastavino.

Michel no ha parado de crecer desde que Massa le puso "el cuerpo" al Ministerio de Economía. Abogado concienzudo y trabajador full time, de a poco ha ido ganando un espacio en el equipo económico que lo ubica al mismo nivel, o quizás por encima en cuota de poder, que el viceministro Gabriel Rubinstein, el secretario de Finanzas, Eduardo Setti, y el titular del INDEC, Marco Lavagna. Conforman, junto a Lisandro Cleri, director del Banco Central, las principales espadas en las que se apoya Massa para avanzar en las cuestiones más delicadas que le ha tocado afrontar en estos 14 meses de gestión a pura adrenalina, que, cree, están a punto de sentarlo en el Sillón de Rivadavia.

Es interesante seguir el derrotero de Michel. Primero asumió como jefe de la Aduana para tratar de ordenar ese enjambre de cautelares que buscaban saltarse el cepo cambiario a través de vías a veces opacas, en ese intrincado mundo de los despachantes aduaneros, donde siempre suenan todo tipo de rumores respecto de ciertas ventajas que pueden obtener determinados importadores a la hora de lograr que un container ingrese a mayor velocidad.

Desde que llegó, dicen que Michel logró poner en línea una mayor transparencia en ese mundo a veces intervenido por las subfacturaciones de mercadería importada, con la intención de pagar menos impuestos. Massa tiene cada vez más confianza en Michel, a tal punto que cuando meses atrás a Matías Tombolini se le hizo una papa demasiado caliente hacer cumplir el controversial esquema de Precios Justos, el ministro no dudó en promover a Michel a un rol supraministerial, algo así como "supersecretario de control de precios".

Guillermo Michel parece ser el
Guillermo Michel parece ser el

Guillermo Michel parece ser el "funcionario todoterreno" de Massa en el Ministerio de Economía.

Massa apuesta por Michel para comnbatir a los cueveros de la City

Pero desde un tiempo a esta parte la tarea del jefe de la Aduana y funcionario todo terreno ha mutado hacia zonas más vinculadas directamente con el mercado cambiario. Haciendo tándem con la Justicia, Michel encabeza la fuerza de tareas e inteligencia destinada a intentar desbaratar, o al menos reducir a su mínima expresión, a los principales cueveros de la City -no a todos en principio- que manejan el precio del dólar blue.

El ministro de Economía y candidato presidencial empezó a posar su mirada sobre quienes mueven el segundero al dólar marginal, cuando la divisa subía su opaca cotización a medida que se acercaban las elecciones primarias. Allanamientos, mayor presencia policial en la city porteña, en Nordelta y Puerto Madero, trabajo conjunto y permanente con la AFIP dirigida por el kirchnerista Carlos Castagneto, y una maquinaria comunicacional al servicio de los intereses del ministro candidato, comenzaron a ser moneda corriente.

El sistema pareció perfeccionarse tras las primarias, en las que Massa tuvo una floja performance, al salir tercero detrás de Milei y Bullrich. Desde ese momento, el trabajo para combatir las irregularidades que a su vez le ponían algunas piedras en el camino al candidato fueron in crescendo.

El punto culminante de esos trabajos de inteligencia fue el golpe de gracia que Michel y compañía le asestaron al "rey de los cueveros", el financista Ivo Rojnica, alias "El Croata", sospechado de regentear la mayor cueva financiera de la City porteña. El martes fue detenido por el Departamento Contra El Crimen Organizado de la Policía de la Ciudad, con la colaboración de la Policía Federal, en el marco de una causa por lavado de dinero narco del Cartel de Sinaloa, investigada por el juez federal Federico Villena, con asiento en Lomas de Zamora.

De prosperar la causa, algo que tal vez no se sepa hasta después del balotaje, podría tratarse de uno de los golpes más espectaculares al lavado de activos, un tema que obsesiona a Massa desde antes que llegara al Palacio de Hacienda, a tal punto que fue uno de los que más impulsó el acuerdo con los Estados Unidos que permitirá conocer detalles sobre fondos de argentinos en el exterior desde mediados de 2024.

Antes de llegar a detener al "Crota", la Justicia había retenido a media docena de personas vinculadas con la operatoria irregular de divisas en el mercado cambiario. El operativo que permitió dar con Rojnica tuvo gran espectacularidad. Incluyó 23 allanamientos en Capital Federal y en countries de la zona norte. Cuando detuvieron al "Croata", junto a él estaba Federico Pulenta, quien según fuentes judiciales es un "histórico socio de Rojnica en diversas firmas del negocio financiero". A ellos se sumó Agustín Estrada Palomeque, de 45 años, extranjero y "empresario". Consultados en el sector vitivinícola, aclararon que Pulenta había encarado ese "emprendimiento financiero" por su lado, sin incluir a la tradicional familia bodeguera. Eso no impidió que desde fuentes oficiales se presentará al acompañante del "croata" como "empresario bodeguero".

Las últimas denuncias de AFIP
Las últimas denuncias de AFIP

Las últimas denuncias del Gobierno contra empresarios como Cristiano Ratazzi ponen el alerta al "Círculo Rojo".

El Círculo Rojo enciende luces de alarma

Así como Cristina Kirchner suele decir que "todo tiene que ver con todo", cuando hilvana distintos razonamientos sobre el "lawfare", en el Círculo Rojo (los empresarios top así llamados en su momento por Mauricio Macri) empiezan a prestar más atención a los movimientos de los "mosqueteros" de Massa. Incluso, no sin cierta malicia, fuentes cercanas a distintos empresarios apuntados en los últimos días hicieron notar, por ejemplo, que la entrevista sorpresa que la vicepresidenta le concedió al ex mandatario ecuatoriano Rafael Correa -quien no puede ingresar a su país por estar condenado por corrupción-, se hizo en Rusia Today, el canal regenteado con mano de hierro por Vladimir Putin. Son menciones dichas al pasar por gente cercana a hombres del mundo de los negocios que, dicen, temen empezar a ser perseguidos por ser abiertamente macristas, "como ocurre en Rusia con los opositores". "Todo tiene que ver con todo", dicen.

A tres semanas de la segunda vuelta, la desconfianza ante cada movimiento de la Justicia producto de denuncias del oficialismo comienza a ser mencionada casi al pasar por ahora por los hombres cercanos al poder.

Este jueves causó revuelo la difusión con lujo de detalles que las principales espadas comunicacionales de Michel hicieron sobre una supuesta causa contra el ex presidente de FIAT Argentina y confeso macrista, Cristiano Rattazzi, sobrino directo y heredero de "il avvocato" Giovanni Agnelli. Rattazzi, quien, como Marcos Galperin -el empresario más rico de la Argentina fundador de Mercado Libre y siempre apuntado por el ultrakirchnerismo-, no ocultan sus simpatías con el macrismo. "Digo lo que pienso, soy transparente", repite Rattazi -cumplirá 75 años en noviembre- a quien lo quiera escuchar. Al principio del kirchnerismo en 2003, Rattazzi elogiaba a Néstor Kirchner. "Néstor era el único que administraba el país en serio. Tardó tres años en empezar a destruir todo lo que había construido", suele decir el empresarios italoargentino.

Otro detalle: el ahora apuntado por la Justicia y la Aduana en una causa por contrabando -de la cual aclara que nunca fue anoticiado, al menos hasta este viernes-, conoció a Néstor y Cristina cuando él "pingüino" todavía era gobernador de Santa Cruz. "A nadie se le ocurría que iba a llegar a presidente", dice Rattazzi, quien está jubilado pero sigue trabajando. Se mantiene activo con su empresa de servicios aéreos, Módena, que tiene una moderna flota de helicópteros.

Lo cierto es que ahora ha pasado a ser uno de los apuntados por la Aduana de Michel, que guarda con lujo de detalles un supuesto "prontuario" del empresario, y lo hace circular.

Cuando trascendió la acusación desde usinas oficiales, allegados a Rattazzi aclararon que hasta ahora no había sido citado ni mucho menos tenía conocimiento de la causa abierta contra él. Sin embargo, Página/12 -un medio que suele contar antes que nadie con información oficial-, consignó que Rattazzi "fue citado a indagatoria por el juez en lo penal y económico Alejandro Catania, en el marco de una causa que investiga contrabando de autos de alta gama".

Sergio Massa
Sergio Massa

Sergio Massa, a través de Guillermo Michel, comenzó a combatir irregularidades en las cuevas de la City porteña.

La causa, dicen, tomó impulso luego de una denuncia de la Aduana. Lo que el Juzgado investiga es el supuesto delito de contrabando en la importación de vehículos de alta gama, entre los que se encuentran móviles de reconocidas marcas internacionales como Maserati, Ferrari, Lamborghini, Rolls Royce y Porsche, que estaban documentados a nombre de Modena Auto Sport S.A., una concesionaria de autos de lujo.

Fuentes oficiales consignaron además que la resolución también alcanza "a los empresarios vinculados a la firma Módena, compañía que está representada por Julio César Eugenio De Marco, y a los empresarios Rattazzi, Gonzalo César De Marco, Claudio Javier San Pedro, Luis Malek Fara y Leandro Luis Fara; así como también a los despachantes de Aduana Juan Ramiro Bartolomé y Hugo Antonio Caviglia".

La Justicia considera, según Página/12, que "bajo la lupa hay operaciones con facturas que tenían un precio de autos básico, autos para importación, y a la vez existían otras facturas que tenían montos muy superiores. Facturas que correspondían a los mismos vehículos y tenían diferente precio". Ese medio recuerda, además, que Rattazzi fue "hasta hace un par de años titular de la FIAT en Argentina, y a la par se sostuvo como un importante dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA). De perfil ultra conservador, fue militante de Juntos por el Cambio y fiscalizó para el PRO en las elecciones donde Macri perdió las elecciones con Alberto Fernández".

Todo indica que los letrados de Rattazzi -que este viernes van a Tribunales a tratar de tomar conocimiento sobre la causa- tendrán trabajo. La Aduana prevé reclamarle 80 millones de dólares al ex presidente de FIAT, según pudo saber iProfesional de fuentes cercanas a estos expedientes.

La Rural y el Cicyp, también en alerta

Marcos Pereda es un reconocido empresario del sector agropecuario, que además tiene intereses en distintas actividades. Meses atrás concedió un reportaje que hizo ruido cuando deslizó críticas fuertes contra el rumbo económico. En la última exposición rural de Palermo, Pereda fue el anfitrión de Mauricio Macri, a quien acompañó a recorrer la muestra y llenó de elogios, a pura sonrisa.

Pereda también es presidente del influyente Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), donde fueron recibidos con elogios tanto Patricia Bullrich -fue con Carlos Melconian- como Javier Milei, antes de las elecciones.

Analizan si Pereda Agro S.A., de la familia de Marcos Pereda Born, subfacturó exportaciones y sacó dólares vía una sociedad trucha de Rojnica, armada en Hong Kong.
Analizan si Pereda Agro S.A., de la familia de Marcos Pereda Born, subfacturó exportaciones y sacó dólares vía una sociedad trucha de Rojnica, armada en Hong Kong.

El empresario Marcos Pereda habría subfacturado exportaciones y sacado dólares vía una sociedad trucha de Rojnica, armada en Hong Kong.

El vice de la Rural tampoco ha tenido suerte en los últimos tiempos. La Aduana denunció que una empresa vinculada a Pereda está "en la mira de la Justicia". "Un ruralista PRO en la cueva del "Croata"", denunció Página/12. El diario fundado por Jorge Lanata -allá lejos y hace tiempo- dijo que se "analiza si Pereda Agro S.A., de la familia de Marcos Pereda Born, subfacturó exportaciones y sacó dólares vía una sociedad trucha de Rojnica (sí, el cuevero apodado "El Croata"), armada en Hong Kong".

"Los allanamientos a Nimbus Group, la cueva del ‘Croata’ Ivo Rojnica, investigado por posibles delitos de manejo de dólares negros, fuga y evasión, parecen ser una caja de Pandora inagotable. Como viene señalando este diario, el lugar era bastante más que una cueva de dólares ilegales. El último dato de la investigación judicial al que accedió Página/12 es una pesquisa sobre una operación que involucra a la firma ganadera Pereda Agro S.A., propiedad de la familia de Marcos Pereda Born, vice de la Sociedad Rural (SRA), y actual titular del Consejo para el Comercio y la Producción (Cicyp)", señala.

Ante la consulta de iProfesional, fuentes cercanas a Marcos Pereda (el presidente del Cicyp y de la Rural) dijeron que "con el otro Marcos sólo compartimos apellido, pero no tenemos relación comercial ni societaria". Además, señalaron que "en la nota de Página/12 se mencionan dos empresas nuestras. Una que es Eduardo Pereda y Hnos., que no exporta ni nunca lo hizo, y la otra, que es Pereda Agro, que exporta girasol confitero y maíz pisingallo, pero no subfactura sus operaciones, ni tampoco ha hecho negocios con la empresa que se menciona en el artículo, ni la conocemos".

Y agrega: "El personaje en cuestión es uno de los CEOs del agro más cercanos a Macri, y el que hizo lobby para que una vez asumido al frente del Cicyp, el ex presidente fuese el principal invitado a las charlas con políticos". Cerca del "círculo rojo", dicen que las denuncias tienen "olor a operaciones". Pero las causas se suceden, colman los despachos judiciales, y tienen a Guillermo Michel trabajando horas extras para poder cumplir con los múltiples roles que le pide Massa, quien tal vez ya esté pensando en promover a su fiel colaborador a algún cargo de primera línea en caso de llegar, como empiezan a creer distintos grupos empresariales, a la Casa Rosada, a partir del 10 de diciembre.