Germán Larrea, el magnate que busca comprar Citibanamex

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 17 (EL UNIVERSAL).- Este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó una reunión con el empresario Germán Larrea e integrantes de su Consejo Económico Asesor en Palacio Nacional, luego de anunciar que habían avanzado las negociaciones para que Grupo México compre Banamex a Citigroup.

El mandatario federal aseguró que ve "con buenos ojos" la operación, a pesar de reconocer que tiene diferencias públicas con dicho conglomerado propiedad de Larrea, "pero ese es otro cantar".

Germán Larrea Mota Velasco es el segundo hombre más rico de México, según el listado publicado por Forbes en 2023, por encima de Ricardo Salinas Pliego y superado tan sólo por Carlos Slim.

Desde 1994, Larrea es director ejecutivo de la minera Grupo México, que se define como la cuarta empresa más grande del país, con una capitalización de mercado superior a los 17 mil millones de dólares.

Grupo México se enfoca principalmente en la producción de cobre, así como en transporte de carga e infraestructura, con operaciones en México, Perú, Estados Unidos, Argentina, Chile, Ecuador y España.

A pesar de su gran fortuna, Germán Larrea se ha mantenido lejos de los reflectores, puesto que no acostumbra a dar entrevistas ni es usuario de redes sociales, al punto de que lo han visto como un magnate "fantasma".

Según el sitio web de Southern Copper, empresa minera subsidiaria de Grupo México, Germán Larrea fundó en 1978 Grupo Impresa, una compañía de impresión y publicación que dirigió hasta 1989.

La misma página refiere que Larrea pertenece al Consejo Mexicano de Negocios desde 1999, y fue miembro del directorio del Banco Nacional de México (Citigroup) de 1992 a 2015, por lo que el sector bancario no le resultaría algo nuevo.

De igual forma, fue miembro del consejo de administración de Grupo Televisa hasta septiembre de 2014, cuando renunció por posibles conflictos de interés debido a su participación en la licitación de cadenas de TV abierta.

A través de los años, Grupo México se ha visto envuelto en polémicas de diversa índole. En 2006, una fuerte explosión en la mina 8 de Pasta de Conchos dejó a más de 60 mineros muertos, mientras que 11 lograron salir con quemaduras de primer y segundo grado.

Dicho siniestro se debió a una acumulación de gas metano, cuyos efectos se intensificaron debido a las condiciones deplorables de seguridad en la mina, perteneciente al conglomerado de Germán Larrea, según un artículo de la CNDH.

Luego, en 2014, se registró un derrame tóxico de 40 mil metros cúbicos provenientes de la mina Buenavista del Cobre en los ríos Bacanuchi y Sonora, ubicados en el estado homónimo, en lo que se ha considerado el mayor desastre ambiental de la minería en México.

Además de que, previo a las elecciones presidenciales de 2018, Larrea firmó una carta dirigida a los 50 mil trabajadores de Grupo México, donde les advirtió por un candidato con un "modelo económico populista", manifestó su preocupación por una posible estatización de empresas, y los llamó a pensar su voto.