Anuncios

Lo que la gente hispana, y todas las personas en general, deben saber sobre los ensayos clínicos

A pesar de su rápido crecimiento, la población hispana y latina en Estados Unidos sigue siendo poco representada en ensayos clínicos diseñados para ayudar a prevenir y tratar enfermedades.

Las personas hispanas constituyen cerca del 19% de la población del país, según indican los datos del censo, pero representan solo una pequeña porción de los participantes en los estudios de investigación en Estados Unidos, dijo la Dra. Mayra L. Estrella, profesora asistente en el departamento de epidemiología, genética humana y ciencias ambientales de la Facultad de Salud Pública de UTHealth Houston, en Brownsville, Texas.

Las personas hispanas constituyeron solo el 1% de los participantes en los estudios, según un informe del 2015 de los Institutos Nacionales de Salud (NIH). Un análisis publicado en la revista Journal of the American Heart Association en el 2020 encontró que las personas hispanas conformaron solo el 11% de los participantes en ensayos clínicos para medicamentos cardiometabólicos que procuraban la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos, o FDA, por sus siglas en inglés, entre 2008 y 2017.

"Esto es preocupante, porque los latinos tienen una carga más alta de enfermedad que otros grupos", dijo Estrella.

Un informe del 2015 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades encontró que las personas hispanas se enfrentan a tasas de mortalidad desproporcionadamente más altas debido a ciertas afecciones de salud, como la diabetes, y a una mayor prevalencia de obesidad y presión arterial alta no controlada, factores todos que pueden contribuir a las enfermedades cardíacas.

La participación en estudios clínicos puede ayudar a determinar si los nuevos tratamientos funcionan bien para las personas latinas y otros grupos raciales y étnicos, dijo Estrella. Si están representados en un estudio, "entonces eso proporciona una base para el tratamiento y para saber si va a funcionar, no solo para las poblaciones blancas no hispanas, sino también en la población hispana y latina".

Los expertos responden a cinco preguntas comunes sobre los ensayos clínicos.

¿Qué puede esperar un participante?

Una vez que un voluntario se incorpora a un estudio, los investigadores le guían a través del proceso y le proporcionan información acerca del estudio, su propósito y qué conlleva su participación, dijo Estrella.

"Puede ser un poco intimidante al principio, pero en realidad es un proceso bastante sencillo", dijo ella.

Un ensayo por lo general se lleva a cabo en un entorno académico o clínico y puede durar desde algunas semanas hasta un año, e incluso más tiempo, dijo Estrella. Si los voluntarios no pueden seguir participando o si no se sienten cómodos haciéndolo, es posible que puedan retirarse en cualquier momento.

¿Cuál es la importancia de los ensayos clínicos?

El desarrollo de tratamientos médicos para diferentes afecciones de salud puede depender de los ensayos clínicos, dijo Estrella. Por ejemplo, las investigaciones sobre la seguridad y eficacia de un nuevo medicamento pueden conducir a opciones de tratamiento innovadoras que no solo ayudan a los voluntarios, sino que también benefician a otros pacientes.

Los ensayos clínicos también pueden poner a prueba exámenes de detección o intervenciones conductuales. "Por ejemplo, a las personas puede pedírseles que sigan una dieta determinada para observar su impacto sobre la presión arterial", dijo el Dr. David X. Márquez, profesor del departamento de kinesiología y nutrición en la Universidad de Illinois Chicago.

¿Son seguros los ensayos clínicos?

La seguridad tiene una importancia primordial, dijo Estrella. Los ensayos clínicos aprobados ya han pasado por varias fases que confirman que el tratamiento puesto a prueba se basa en ciencia sólida. "Y cuando ponemos en una balanza los diversos riesgos contra los beneficios, los beneficios pesan más que los riesgos", dijo ella.

Los ensayos clínicos, dijo Márquez, incluyen salvaguardias, como comités independientes de supervisión, que garantizan la seguridad de los voluntarios a lo largo del proceso. Si se considera que algo puede ser dañino, los ensayos se detienen.

¿Estoy realmente ayudando?

"Por supuesto que ayudas", dijo Márquez. "Si la gente no participa en los ensayos clínicos, ¿cómo vamos siquiera a saber si los medicamentos funcionan? Si funcionan en los animales, eso no necesariamente significa que van a funcionar en los seres humanos. Sin los participantes, no sabemos nada".

Márquez y Estrella coinciden en que una representación más nutrida de la gente latina en los ensayos clínicos podría ayudar a derribar barreras, como la desconfianza en el sistema médico y los conceptos erróneos sobre la investigación clínica. También puede ayudar a que se alcance equidad en la salud, dijeron ellos.

Más voluntarios hispanos en los ensayos clínicos "pueden realmente marcar una diferencia", dijo Estrella.

Más de 16,000 adultos hispanos participaron en el Estudio de salud de la comunidad hispana/Estudio de latinos, o HCHS/SOL, por sus siglas en inglés, el estudio más grande sobre la salud de los adultos hispanos y latinos en Estados Unidos. Además, las personas hispanas representan el 16% de los participantes en el estudio All of Us de los NIH, que espera inscribir a un millón de personas de todos los orígenes para recopilar datos sobre cómo los factores biológicos, de estilo de vida y ambientales afectan la salud de las personas.

¿Dónde puedo obtener más información?

Los NIH mantienen una base de datos en línea de los estudios de investigación clínica que actualmente están reclutando, se están realizando o ya terminaron, junto con otra información, en ClinicalTrials.gov.

Los expertos dicen que las personas deben hablar con sus profesionales de la salud si están interesadas en participar en un ensayo clínico.

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados.

Suscríbase al Kiosco Digital
Encuentre noticias sobre su comunidad, entretenimiento, eventos locales y todo lo que desea saber del mundo del deporte y de sus equipos preferidos.
Sign me up.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.