Anuncios

El gasto de los consumidores estadounidenses aumenta en abril; la inflación se acelera

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El gasto de los consumidores de Estados Unidos aumentó más de lo esperado en abril, lo que impulsó las perspectivas de crecimiento de la economía para el segundo trimestre, mientras que la inflación repuntó, lo que podría llevar a la Reserva Federal a subir las tasas de interés nuevamente el próximo mes.

El panorama de crecimiento se iluminó aún más con otros datos del Departamento de Comercio del viernes que mostraron un repunte sorpresivo el mes pasado en los pedidos de bienes de capital subyacentes, un indicador observado de cerca para los planes de gastos comerciales.

Los informes se sumaron a la resiliencia del mercado laboral, un repunte en la producción fabril y un avance en la actividad empresarial al sugerir que la economía experimenta una reactivación primaveral después de sufrir un bache en el primer trimestre. También aumentaron las posibilidades de que el banco central eleve las tasas el próximo mes.

Las minutas de la reunión de política monetaria de la Fed del 2 al 3 de mayo, que se publicaron el miércoles, mostraron que las autoridades del banco "estuvieron de acuerdo en general" en que la necesidad de más aumentos de tasas "se había vuelto menos segura".

"Las empresas y los consumidores están de acuerdo en que hay muchos brotes verdes que les gustarán al comienzo de la primavera y, en este momento, la economía está a millas y millas de distancia de los precipicios de la recesión", dijo Christopher Rupkey, economista jefe de FWDBONDS en Nueva York.

El gasto del consumidor saltó un 0,8% en abril. Los datos de marzo se revisaron al alza para mostrar un alza de 0,1% en lugar de permanecer sin cambios, como se indicó anteriormente. Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, aumentaría un 0,4%.

LA ATENCIÓN EN LA FED

Pero es poco probable que el ritmo actual de gasto de los consumidores se sostenga, ya que los estadounidenses están agobiados por la inflación.

Los beneficios sociales del gobierno también están disminuyendo y se cree que la mayoría de los hogares de bajos ingresos han agotado los ahorros acumulados durante la pandemia de COVID-19.

El crédito también se ha vuelto más caro luego de los aumentos de tasas de 500 puntos básicos por parte de la Fed desde marzo de 2022. Los bancos también están restringiendo los préstamos luego de las recientes turbulencias en los mercados financieros.

El índice de precios de gastos de consumo personal (PCE) aumentó un 0,4% en abril después de subir un 0,1% en marzo. En los 12 meses hasta abril, el índice de precios subyacente PCE aumentó un 4,4% tras avanzar un 4,2 % en marzo.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, el índice de precios PCE subió un 0,4% después de un aumento del 0,3% en marzo. El llamado índice de precios PCE subyacente subió un 4,7% interanual en abril tras ganar un 4,6% en los 12 meses hasta marzo. La Fed sigue de cerca los índices de precios PCE para su objetivo de inflación del 2%.

Los mercados financieros ven ahora una probabilidad de casi el 60% de que la Fed aumente su tasa de política en otros 25 puntos básicos en la reunión del 13 y 14 de junio, según la herramienta FedWatch de CME Group.

En otro informe del viernes, el Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes de capital no relacionados a la defensa, excluyendo aviones, aumentaron un 1,4% el mes pasado después de caer un 0,6% en marzo, lo que confundió a los economistas que esperaban una baja del 0,2%.

(Reporte de Lucía Mutikani. Editado en español por Marion Giraldo)