Anuncios

Gary Lineker, comentarista estelar de BBC, sigue recibiendo apoyos de figuras y medios tras la suspensión que sufrió por una opinión política

Gary Lineker sale de su casa, en Londres; el ex futbolista sigue recogiendo adhesiones de los ámbitos periodístico y deportivo tras su suspensión por parte de BBC.
Gary Lineker sale de su casa, en Londres; el ex futbolista sigue recogiendo adhesiones de los ámbitos periodístico y deportivo tras su suspensión por parte de BBC.

El hincha argentino recuerda a la perfección a Gary Lineker. Tremendo goleador inglés de destacadísima actuación en los mundiales México 1986, en el que fue el máximo anotador (6 tantos), e Italia 1990. Además, hoy, con 62 años y en su papel de presentador de la televisión británica, es un admirador de Lionel Messi. Una voz respetada y escuchada en el mundo. Además de ser un reconocido ex delantero, acredita una marca inmaculada en las canchas: nunca recibió una tarjeta amarilla.

El ex futbolista de Tottenham Hotspur y Barcelona está inmerso por estos días en una polémica. La cadena BBC, de Londres, afronta una crisis tras la suspensión a Lineker por un comentario en el que éste criticó la nueva ley de inmigración del gobierno conservador británico.

“Esto está más allá de lo horrible”: reacción de Lineker al anuncio

La suspensión de la BBC a su presentador estelar desató fuertes críticas y se convirtió en la noticia dominante de los medios británicos. Cada vez más jugadores y presentadores se unieron en apoyo a Lineker y la cadena de televisión afronta acusaciones de “sesgo político” y de “coartar la libertad de expresión”, pero ha recibido elogios de políticos conservadores. La cadena indicó que transmitirá sólo “un limitado programa deportivo” el fin de semana después de que los presentadores de los programas más populares declinaran aparecer, en solidaridad con Lineker.

Un hincha de Manchester City se manifiesta este sábado en apoyo a Lineker, proponiéndolo para "primer ministro".
Un hincha de Manchester City se manifiesta este sábado en apoyo a Lineker, proponiéndolo para "primer ministro". - Créditos: @BEN STANSALL

Los ex futbolistas y comentaristas Ian Wright y Alan Shearer, compañeros de Lineker en un programa de alta audiencia, no se presentaron este sábado, en respaldo al suspendido. “Todo el mundo sabe lo que significa para mí Match of the day, pero ya le he dicho a BBC que no lo haré mañana [por este sábado]. Solidaridad”, anunció Wright en Twitter. Lo siguió Shearer.

El tuit en que Wright se solidariza con Lineker

El ex jugador fue suspendido del programa Match of the day, que muestra los goles y las mejores jugadas de los partidos del día en la Premier League, tras una publicación en Twitter en la que comparó el lenguaje de los legisladores con el utilizado por nazis en Alemania. “Por Dios, esto es algo más que espantoso”, había escrito Lineker en un retuit sobre un video publicado por el Ministerio del Interior. “Si venís aquí de un modo ilegal, no podrás quedarte. Serás detenido y deportado a tu país de origen, si es seguro, o a un tercer país seguro, como Ruanda”, prometió Suella Braverman, a cargo del Ministerio del Interior en el gobierno que encabeza el primer ministro Rishi Sunak.

BBC anunció que Match of the day no tendría presentadores ni analistas el sábado. No habrá entrevistas después de los partidos. La cadena dijo sentirse “apenada por los cambios que, reconocemos, serán decepcionantes para los aficionados al deporte en BBC”.

Lineker es un viejo conocido de los argentinos; en el Mundial de Qatar posó junto a Pablo Zabaleta.
Lineker es un viejo conocido de los argentinos; en el Mundial de Qatar posó junto a Pablo Zabaleta.

Lineker es una luminaria en Gran Bretaña, un talentoso futbolista que se transformó en un ingenioso comentarista, con 8,8 millones de seguidores en Twitter. Marcó 48 tantos en 80 partidos de Inglaterra. Tiene gran aceptación en su país. Incluso salió a defenderlo un reputado extranjero, el alemán Jürgen Klopp, director técnico de Liverpool. “No soy nativo, pero no veo por qué habría que pedirle a alguien recular por haber dicho eso. Si lo entiendo correctamente, es un mensaje, una opinión acerca de derechos humanos y debería ser posible decir eso”, sostuvo el exitoso entrenador.

La controversia surgió tras un tuit de Lineker que describe el plan del gobierno de detener y deportar a migrantes que llegan en botes como “una política inmensamente cruel, dirigida a la gente más vulnerable con un lenguaje que no es distinto a aquel utilizado por Alemania en los años treintas”.

Este jueves Lineker escribió un tuit en el que dijo: “Bueno, ha sido un par de días interesante. Feliz de que esta historia ridículamente desproporcionada parece estar disminuyendo y con muchas ganas de presentar @BBCMOTD el sábado. Gracias de nuevo por todo su increíble apoyo. Ha sido abrumador”. Arrobando, aludió a Match of the day.

Sin embargo, el viernes BBC indicó que Lineker no presentaría Match of the day. “Hasta que lleguemos a una postura clara y acordada sobre el uso de redes sociales”, justificó la cadena.

El diario The Guardian dijo en un editorial: “Seamos claros: realmente no importa lo que Lineker haya estado diciendo en Twitter. No importa si te gusta, si estás de acuerdo con él o si te molesta. Quizá sólo quieras ver el fútbol. Tal vez te desagraden los temas sobre los inmigrantes. Tal vez sea en parte porque el gobierno y los medios de comunicación afines siguen afirmando (incorrectamente) que el Reino Unido está siendo desproporcionadamente asaltado o invadido o colonizado por ellos. El hecho es que todo el mundo pierde, todo disminuye, cuando está en manos del gobierno de turno decidir quién puede decir qué en cuestiones de bondad humana básica. Lo que tenemos aquí es la censura estatal de facto por el delito de tener opiniones independientes en las redes sociales”.

Lineker fue suspendido por presiones del gobierno británico a raíz de una opinión política en Twitter.
Lineker fue suspendido por presiones del gobierno británico a raíz de una opinión política en Twitter. - Créditos: @DARREN STAPLES

El texto del prestigioso periódico continuó así: “Su suspensión, por supuesto, estará vinculada explícitamente al hecho de que se supone que los presentadores de BBC deben evitar las declaraciones políticas. Pero el uso de este poder en este caso parece arbitrario. Lineker es un comentarista de fútbol independiente con una cuenta privada de Twitter. No hace política para BBC. Es extraño sugerir que existe algún problema de interés público, alguna amenaza a la independencia, que justifique amenazarlo para que guarde silencio en sus cuentas personales de redes sociales”.

La polémica continúa.