Frenan expropiación de terrenos realizada por gobernador de Durango

CIUDAD DE MÉXICO, junio 25 (EL UNIVERSAL).- Un juez federal frenó la expropiación de más de 200 hectáreas que realizó el gobernador de Durango, Esteban Villegas Villarreal, contra diversas empresas en febrero de este año.

Al conceder una suspensión definitiva a la empresa Duranpark contra el despojo que sufrió, el titular del Juzgado Primero de Distrito de Durango, Iván Francisco Rodríguez Zamarripa, determinó que el decreto expropiatorio emitido por el mandatario priista constituyó "una afectación a la propiedad y posesión de los inmuebles" que defiende dicha compañía.

Indicó que afectó directamente a la empresa Duranpark, al expropiarle los terrenos que le cedió el gobierno estatal anterior, a cargo del panista José Rosas Aispuro, y en los cuales, la compañía ya había hecho una importante inversión económica para el desarrollo del Centro Logístico e Industrial de Durango (CLID).

"Efectuando un análisis ponderado con la apariencia del buen derecho, se concluye que si bien la concesión de la suspensión definitiva pudiera generar una afectación del interés social y la contravención de normas de orden público, lo cierto es que preliminarmente se advierte que la ejecución del decreto reclamado, constituye una afectación a la propiedad y posesión de los inmuebles que defiende el quejoso".

En consecuencia, el citado juez concedió a la empresa la suspensión definitiva, en el juicio de amparo que tramitó contra la expropiación, para el efecto de que el gobernador del estado suspenda todo acto que afecte la propiedad privada y posesión de los inmuebles que defiende la parte quejosa.

El juez primero de distrito en Durango, Iván Francisco Rodríguez Zamarripa, concluyó que la ejecución del decreto de expropiación con el que Villegas oficializó el retiro de los derechos sobre los terrenos de unas 200 hectáreas constituye una afectación a la propiedad y posesión de los inmuebles de la compañía Duranpark.

Las empresas Duranpark y Caxxor Group tienen en su poder un convenio firmado con el gobierno del estado, cuando fue gobernador José Rosas Aispuro Torres, que avala a las empresas como poseedoras legales de los terrenos para desarrollar el CLID.

El Centro Logístico e Industrial de Durango es un parque industrial estratégico para el aprovechamiento del T-MEC y el fenómeno del nearshoring (relocalización empresarial), que impulsa la economía local y nacional, además de generar miles de empleos.

Sin embargo, en marzo pasado, el gobernador Esteban Villegas dio por terminado el convenio al argumentar que ninguna de las dos empresas hizo las inversiones acordadas.