Final Fantasy XVI: un vistazo al futuro, sin olvidar el pasado

Final Fantasy XVI: un vistazo al futuro, sin olvidar el pasado
Final Fantasy XVI: un vistazo al futuro, sin olvidar el pasado

Esta fue una versión creada específicamente con motivos demostrativos para la prensa, sus contenidos pueden variar respecto a la versión final del juego.

Hace unos meses, tuvimos la oportunidad de jugar un demo exclusivo de Final Fantasy XVI que estaba enfocado en el combate, y esta vez viajamos a Los Ángeles para probar un poco sobre su historia, los personajes que la complementan y más.

En dicha ocasión, varias personas se quedaron con dudas como: ¿Dónde están las mecánicas RPG? ¿Es similar a los demás Final Fantasy? ¿Es como un hack n' slash cualquiera? Entre otras, y hoy las resolveremos, ya que jugamos muchas horas de este título que promete ser de lo más destacado de 2023.

NOTA: LEVEL UP forma parte del programa de afiliados de Amazon México y recibe una comisión en compras realizadas por medio de los enlaces utilizados en esta publicación. Ninguno de los productos mencionados en la publicación fueron establecidos por las marcas o la tienda y no hay contenido patrocinado por las mismas.

Un vistazo al futuro, sin olvidar el pasado

En el artículo anterior, les comentamos que Final Fantasy XVI será una especie de nuevo comienzo para la franquicia, porque, a pesar de que comparte algunos detalles con sus antecesores, la jugabilidad está completamente reformada. El combate es mucho más efusivo, desenfrenado y está lleno de adrenalina, ya sea cuando utilizamos al protagonista Clive en su forma normal y o en las batallas de Eikon contra Eikon.

Esta decisión se tomó para que la franquicia sea más atractiva para el público occidental y las personas que jamás han jugado un Final Fantasy. Para muchos, es un giro interesante y llamativo, pero notamos que los fans de toda la vida se decepcionaron al ver que casi no hubo mención sobre elementos clásicos de los RPG.

En esta ocasión, visitamos nuevas locaciones en el mapa donde hay mercaderes y comerciantes a quienes podemos comprar objetos para crear pociones, cocinar y mejorar nuestra armadura y herramientas. Aunque sólo pudimos ver un poco sobre esta personalización, promete ser bastante amplia.

Otro detalle clásico presente es la XP y los niveles. Después de cada batalla, sin importar que sea insignificante, se nos otorgan puntos de experiencia, y así Clive incrementa sus estadísticas. Las armas personalizadas son de mucha ayuda, pero el incremento de fuerza se nota mucho más con nuestros atributos mejorados. Es una curva de crecimiento muy natural y satisfactoria, que hace que cada enfrentamiento sea relevante.

Como en los viejos tiempos
Como en los viejos tiempos

Una historia interesante y profunda

Lo que también asemeja esta entrega con los primeros títulos de la franquicia es el tono de su historia. Se dejaron de lado los temas futuristas y distópicos para regresar a una era medieval, en donde el continente está dividido en reinos y familias reales. El equipo de desarrollo se inspiró en Game of Thrones para crear conflictos significativos muy interesantes.

No diremos mucho de la historia para evitar spoilers, pero algunos momentos que vimos nos parecieron sorprendentes y nos dejaron con ganas de más. Esto es un gran acierto del equipo, porque así encontramos una jugabilidad moderna y distinta a la de sus antecesores, pero un tono y una esencia más tradicionales, para tener lo mejor de ambos mundos.

Lo que sí podemos comentar es que el juego se divide en 3 eras diferentes: la adolescencia de Clive, su juventud y su adultez. En esta demostración, jugamos un poco de cada época, lo que nos ayudó a conocer más a nuestro protagonista y empatizar con él. Lamentablemente, es el único personaje jugable, pero esto ayuda a que nos sintamos más cercanos a su pasado.

En caso de que no hayan visto nuestro primer preview, les recordamos que Final Fantasy XVI será el primer título de la franquicia en tener doblaje latinoamericano, porque Square Enix nos ve como un mercado con mucho potencial. En esta ocasión, pudimos oír a más personajes y sus interpretaciones, y todos lo hacen excelente. Si siempre juegas con las voces en inglés, te invitamos a darle una oportunidad a este trabajo de voz; vale la pena.

Habrá conflicto hasta de sobra
Habrá conflicto hasta de sobra

Un mundo listo para ser explorado

Regresando a las locaciones, pudimos ver más zonas del mapa además de castillos y mazmorras. Jugamos en algunas al aire libre, como en el campo y bosque. Disfrutamos estas secciones porque parecen de un título diferente; el contraste con lo que vimos antes es muy notable, principalmente porque los colores son más vivos y variados.

El campo es una zona semiabierta, que aunque tiene sus límites en forma de barreras invisibles o de lagos (porque no podemos nadar), es bastante amplio. En él encontramos cofres, objetos útiles para la personalización y, sobre todo, monstruos. Esta sección es similar a la exploración de Dragon Quest XI, pero más grande.

La variedad de enemigos es amplia, si consideramos el tamaño del lugar, y lo mejor es que, así como podemos derrotar algunos rápidamente, otros requieren mucho trabajo. Esto hace que haya batallas que parecen “de rutina” resulten en enfrentamientos más duros, y por lo mismo, divertidos.

Un detalle que nos gustó es que todas las bestias tienen un nivel similar al nuestro. En juegos como Xenoblade Chronicles, por ejemplo, es molesto ir caminando y de repente encontrar algún monstruo que nos supera por mucho y que nos elimina de un solo golpe. En Final Fantasy XVI todos los enemigos a nuestro alrededor están parejos con nosotros, así que es muy viable derrotarlos.

Otro punto a destacar es que no sólo hay variedad de enemigos en una misma área, sino en todas las demás. Por ejemplo, en las zonas urbanas y los castillos abundan caballeros con armaduras y espadas, pero en los bosques hay lobos; en el campo, avispas; en las costas, langostas gigantes; en el pantano, duendes y así en cada región. Esto hace que entrar en un nuevo reino sea muy interesante y emocionante.

Ponte tus botas más cómodas, que hay mucho que recorrer
Ponte tus botas más cómodas, que hay mucho que recorrer

La nueva generación

Desde el primer preview quedamos impresionados con las batallas de Eikons porque, además de ser colosales y brutales, se ven hermosas. Al ser peleas tan explosivas y feroces, hay muchos elementos en pantalla, y aún nos sorprende el trabajo técnico de por medio. Los frames están estables en todo momento, y los impactos entre los monstruos se ven increíble. Es palpable el calor de cada llama y la fuerza de cada golpe.

Mucho del esfuerzo de los desarrolladores y del equipo de arte estuvo en lograr que las transiciones entre cinemáticas y gameplay sean lo más naturales posible, y en ese aspecto se sacaron un 10. Si no fuera porque de un momento a otro aparece nuestra barra de vida en la pantalla, no sabríamos cuándo tenemos el control de nuevo, porque gráficamente es igual todo el tiempo.

Creemos que aún nos falta ver mucho del mundo y cada locación en Final Fantasy XVI, porque es un título que promete unas 40 horas de juego como mínimo, pero lo que hemos jugado, que en su mayoría ha sido combate, podemos decir que el trabajo es impecable. Cada animación, movimiento, habilidad y transición son tan suaves como la seda, lo que ayuda a que la experiencia sea totalmente inmersiva.

Prepárate para combates brutales y profundos
Prepárate para combates brutales y profundos

Conclusión

Esta entrega promete presentar varios puntos sorprendentes y magníficos, y con este último preview nos quedamos tranquilos porque seguramente los fans de toda la vida y los novatos estarán muy satisfechos. Está la parte medieval y clásica de la historia, junto con la personalización y estrategia de nuestro armamento, pero también un combate fresco y divertido que lo hace una compra casi obligada.

Final Fantasy XVI pudo haber apuntado a ser un mundo totalmente abierto y sin límites, pero prefirió enfocarse en una experiencia un poco más cerrada, que aún así nos suelta de la mano por momentos para que haya elementos sorpresa y de impresión en cada lugar y mecánica que descubramos. A veces nos direcciona para que enfoquemos la mirada en puntos específicos, pero también nos deja echar vistazos a nuestro alrededor.

Les recomendamos que vean el primer preview que hicimos sobre el juego, en donde hablamos mucho más sobre el combate, que es uno de los enfoques principales de la entrega. No está de más decirles que va mucho más allá de un hack n’ slash o button smasher cualquiera. El juego está diseñado para ser una experiencia sumamente entretenida e intensa.

Estamos confiados en que Final Fantasy XVI será una de las aventuras que más recordaremos de 2023, porque el equipo detrás de él aprendió correctamente lo que necesitaba para reformarse, pero sin perder lo que enamoró a muchos fans hace varios años. Un combate profundo y adictivo, una historia fascinante, zonas que vale la pena explorar y un trabajo gráfico impresionante, es lo que adorna a esta maquinaria pesada.

Video relacionado: Final Fantasy XVI: es la revolución que la franquicia necesitaba
Ver Video

Ésta es una versión creada específicamente con motivos demostrativos para la prensa, sus contenidos pueden variar respecto a la versión final del juego.

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros
/ Telegram / WhatsApp